Los ETFs o exchange traded funds (también a menudo conocidos como TRACs) nos aportan varias ventajas a la hora de invertir. Los ETFs aportan bajas comisiones, eficiencia en la réplica de índices, transparencia, pero también una muy alta diversificación y accesibilidad a casi todo tipo de índices. Esto nos asegura liquidez y una total flexibilidad en la construcción de nuestras carteras de inversión. La oferta más amplia en el mundo de ETFs está en dólar.