¿Qué son los fondos Vanguard y por qué invertir en ellos?

Cuando el incombustible ‘Jack’ Bogle diseñó su firma de inversión, denominada Vanguard Group, tomó el nombre y su logo (el de un reconocido buque inglés) para ahondar en lo que pensaba era su fortaleza frente a otras compañías. Incluso desde el propio nombre se refrendaba esa idea de vanguardia.

Al fin y al cabo, pese a que se dedicaba a distribuir fondos de inversión, como el resto de firmas del sector, había algo especial que la diferenciaba de todas las demás: su tecnología, ya que desarrolló un método de inversión que había rescatado de una publicación científica. Con ello, desarrolló lo que hoy se conoce como inversión pasiva, en donde como no podía ser de otra forma su compañía era la vanguardia. 

¿Qué son los fondos Vanguard?

Los fondos de Vanguard son los productos financieros creados por dicha gestora, una de las mayores del mundo, dedicada a la gestión pasiva: esto es, que incluye principalmente los fondos indexados y los fondos cotizados, más conocidos como ETF.

Como curiosidad, Vanguard no es una entidad cotizada, eso significa que sus productos de inversión pertenecen a sus partícipes, de tal manera que los intereses de estos tienen especial representación frente a otros.

¿Por qué ha cambiado Bogle la historia con Vanguard?

Vanguard ha conseguido ir mucho más allá de lo que lo ha hecho ninguna gestora. Y es que Bogle decidió ilustrar su firma no con un buque cualquiera, sino con uno de los más reconocidos en la historia. Quizás en un paralelismo con la larga guerra que lleva librando con la parte más tradicional del sector de la inversión: la gestión activa. 

Tres mástiles, 56 metros de eslora, 550 tripulantes y armado hasta los dientes con 74 cañones. El H.M.S. Vanguard no solo era el orgullo de la marina británica a finales del siglo XVIII, sino que se erigió como el buque insignia de la escuadra con la que Horatio Nelson, inmortalizado en Trafalgar, con la que destrozó a la flota francesa en la bahía de Aboukir, en la desembocadura del Nilo.

Ahora, Vanguard es también el buque insignia con el que la gestión pasiva está derrotando a la inversión activa, principalmente por sus buenos resultados y sus bajas comisiones. Tanto es así, que hasta el rey de reyes de la inversión, Warren Buffett, ha mostrado siempre su admiración por el papel de Bogle y el recorrido de Vanguard.

¿Por qué Vanguard (y la gestión pasiva) va ganando la guerra de la inversión?

La inversión sigue batiendo récords de crecimiento y captación de fondos y eso solo puede ser gracias a sus fortalezas. Cuando Bogle lanzó su primer fondo indexado (apodado Spider porque seguía al S&P 500) no solo fue un fracaso, sino que fue tildado de antiestadounidense. Más adelante, su expansión se volvería imparable. De hecho, en los últimos años el volumen de dinero que entra a la gestión pasiva ya ha superado a la activa.

Nueva llamada a la acción

Las grandes ventajas de invertir en gestión pasiva (y de los fondos Vanguard)

Detrás de ese enorme crecimiento hay un gran número de ventajas de las que se aprovechan los inversores que apuestan por la gestión pasiva, entre ellas destacan: 

  1. La eficiencia: el inversor ahorra mucho tiempo
  2. La rentabilidad: batir al mercado siempre es lo ideal en el mundo de la inversión, pero conseguir seguir al mercado a muy largo plazo es también sinónimo de éxito.
  3. Las bajas comisiones: quizás la mayor ventaja que proporciona este tipo de inversión, y no es solo porque mejora nuestra rentabilidad a largo plazo, sino porque ha posibilitado a muchas personas entrar en el mundo de la inversión. 
  4. La diversificación: al replicar un índice bursátil, ya introducimos un elevado nivel de diversificación.
  5. La facilidad y sencillez: Puedes invertir de forma sencilla desde cualquier dispositivo en cualquier momento, en especial, si utilizas roboadvisors o plataformas de inversión digitales.

Los mejores fondos Vanguard del mercado

Si bien la gestión pasiva es sencilla de entender y de mantener en cartera, no lo es tanto a la hora de elegir. La razón es el elevado número de fondos o ETFs que existen y a veces las pequeñas diferencias que tienen entre sí. Eso, por ejemplo, no pasa tanto con la inversión activa cuando buscamos fondos de autor (un gestor reconocido).

Aun así, siguiendo algunas indicaciones claves como que busquen replicar índices grandes (con muchas empresas) para frenar las oscilaciones y apoyarnos en la tendencia de crecimiento a largo plazo, podemos encontrar verdaderas joyas:

En las carteras de inbestMe hay un gran número de los mejores fondos Vanguard. Todos ellos presentan unas rentabilidades consistentes junto a unas comisiones muy pequeñas, ideales para tu cartera. 

Utiliza los roboadvisors para aprovecharte de lo mejor de Vanguard

El único problema de Vanguard, quizás, es que para el inversor medio español no era tan sencillo como parece acceder a sus fondos. Por suerte, eso ha cambiado mucho con el paso del tiempo. Ahora hay plataformas digitales en las que podrás contratar sus fondos en pocos minutos. Una de las más interesantes es inbestMe, en la que podrás contratar, como hemos dicho anteriormente, algunos de los mejores fondos indexados Vanguard del mercado. 

En definitiva, el éxito de los fondos Vanguard, como espolón de la gestión pasiva, no ha sido cuestión del azar, sino a su concepción práctica y resultados. Por ello, no pierdas la oportunidad, entra en inbestMe y empieza a crear ya tu cartera con uno de estos fondos.

CTA Wizard 2022 (ESP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario