10 reglas para invertir mejor

Siempre es posible mejorar en tus inversiones y con estas sencillas 10 reglas para invertir mejor, lo podrás conseguir.

1- Ahorra lo suficiente antes de invertir y no inviertas el dinero que necesites en el corto plazo

Ahorrar es más importante que invertir ya que sin ahorro “excedente” no puede (ni debería) haber inversión. Por ahorro excedente nos referimos a aquel ahorro que ya no necesitamos seguro en el corto plazo.

Es decir es muy importante no invertir el dinero que podamos necesitar para cubrir nuestro día a día ya que si lo hacemos estaremos poniendo en riesgo, precisamente eso, nuestro día a día. Dicho de otra manera no tiene mucho sentido poner en riesgo nuestro día a día por invertir. Por otro lado, es importante ahorrar más allá de tener unos ahorros por si acaso.

Esos ahorros sí que conviene invertirlos para no estar sometidos a la inflación.

2- Sé humilde frente a los mercados

Hay un sesgo que se produce en algunos inversores que es el de la excesiva confianza en uno mismo. Esto se produce especialmente después de buenos años en los mercados. Podemos llegar a creer que nuestros resultados son fruto de nuestras decisiones cuando probablemente solo respondan a eso, a mercados alcistas.

Conviene mantener cierta humildad, y reconocer que sabemos lo que sabemos y no más.

Si no mantenemos esa humildad, los mercados nos darán su correspondiente dosis: encontrarán la manera de ponernos a prueba y hacernos entender y sufrir lo que significa el riesgo del mercado.

3- No hay recompensa sin riesgo

A  todos nos gustaría volver a aquellos tiempos donde podíamos tener un depósito al 3% sin riesgo (bueno “solo” el riesgo bancario). 

Por otro lado, si oyes cantos de sirenas con promesas de altas rentabilidades sin ningún riesgo, salvo casos excepcionales muy difíciles de encontrar, desconfía.

Si una inversión parece demasiado buena para que sea verdad, probablemente será el caso. Casos como el de Madoff ponen mucha gente en su lugar.

Por otro lado, tener cierta capacidad para superar el riesgo es importante, ya que en los mercados es imposible tener rentabilidad sin asumir cierta volatilidad (en el sector financiero se toma como indicador del riesgo). Ser capaz de superar el sufrimiento que provoca la volatilidad de los mercados puede considerarse un “superpoder” necesario para poder tener la opción de obtener una rentabilidad por nuestro dinero.

Recuerda que el riesgo es el peaje de entrada a los mercados para obtener rentabilidad.

4- Cuanto más largo sea tu horizonte, mayores serán tus probabilidades de éxito

Cierta capacidad de soportar riesgo y un largo horizonte es una buena combinación para optar a mejores rentabilidades con una cartera bien diversificada.

Gráfico riesgo vs horizonte invertir mejor

El gráfico de más arriba muestra como la probabilidad de perder se empieza a anular a partir de los 5 años y es casi nula a partir de los 10 años.

5- Nadie es capaz de predecir al 100% los mercados

Es fácil informar que se ha superado el máximo de un índice, pero es mucho más difícil acertar y avisar cuando los mercados están en un pico justo antes de caer. Es fácil hacerlo a toro pasado. 

Un inversor tiene que estar preparado para lo inesperado. La incertidumbre es inherente a los mercados.

Establecerse objetivos en términos absolutos no tiene sentido en la inversión. Es mejor pensar en términos probabilísticos. Hacer pronósticos para el corto plazo es perder el tiempo.

Hay una cita de Peter Lynch que empieza así: «No sé si los próximos 1.000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo….«

Porqué en el corto plazo es muy difícil acertar si no imposible.

Aprende a invertir fácilmente

6- Existen ciclos, tendencias y crisis pero los mercados tienen una tendencia natural alcista

Además en la economía y en la bolsa existen ciclos y crisis que se reproducen y enlazando con el párrafo anterior, el que sepamos que haya crisis y ciclos no significa que sean fáciles de predecir.

La cita se completa de Peter Lynch es: “No sé si los próximos 1.000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo, pero estoy seguro de que los próximos 10.000 serán hacia arriba”

Gráfico recesión invertir mejor

Por otro lado no tiene mucho sentido obsesionarse con los ciclos. Si excluimos la crisis del 29 las caídas en los mercados suelen durar en torno a 12 meses.

Bien es cierto que la última crisis financiera (2007 en azul línea continua en el gráfico) duró algo más (18 meses)  pero a pesar de lo dura que fue no fue eterna y ahora llevamos más de 10 años de subidas.

Si estamos invirtiendo para el largo plazo esto nos debería preocupar muy poco ya que los mercados tienen una tendencia natural alcista que es en el fondo lo que nos quiere decir Peter Lynch con su cita.

Como se observa en el gráfico inferior de JP Morgan, la tendencia alcista supera todo tipo de crisis, sean guerras, burbujas tecnológicas e incluso la reciente y temida crisis financiera:

Gráfico composición S&P index

7- La concentración puede ser la forma más rápida de generar riqueza pero también la forma más rápida de destruirla

Todos hemos oído aquel amigo que en su día invirtió en aquella u otra empresa o incluso en criptomonedas e hizo un pelotazo.

También hemos oído hablar de emprendedores de grandes empresas tecnológicas que se han hecho millonarios. Todos tenemos en la cabeza los, Musks, Bezos, Zuckerberg, Bill Gates o Steve Jobs. En España tenemos menos ejemplos: Amancio Ortega el dueño de Zara es un referente. Fijémonos que este último ha ido diversificando su patrimonio.

Intentar replicar el éxito invirtiendo en una sola empresa/activo no es muy recomendable. Estaremos sometidos al riesgo de una sola empresa/activo: valga como ejemplo las fuertísimas correciones en el caso de las criptomonedas (por ejemplo en el 2019).

8- El tiempo es más valioso que el dinero

Puede parecer contraintuitivo pero es más importante el cuándo que el cuanto.

Es decir, es más importante empezar antes, lo más pronto posible que empezar con mucho dinero, ya que la magia del interés compuesto multiplicará con el tiempo nuestra inversión de forma exponencial.

9- No hacer nada generalmente es mejor que hacer mucho

Es decir, estar constantemente entrando y saliendo de los mercados es casi siempre un error.

Dicho de otra manera, querer acertar el mejor día para entrar no solo es muy difícil sino imposible. Estar constantemente haciendo “Trading” o “especulando” puede implicar perderse los mejores días de subidas.

Las estadísticas de Dalbar son definitivas en este sentido. El inversor medio obtiene rentabilidades muy inferiores a los mercados por, entre otras cosas, la falta de paciencia y el intentar acertar el “timing”.

10- La reversión a la media es constante

Hay una ley estadística que se reproduce constantemente en los mercados que es la reversión a la media.

Es decir, tanto la rentabilidad como la volatilidad tienen tendencia a volver (revertir) a la media (o línea de tendencia) especialmente cuando estos toca los extremos, tanto sea por la parte alta (alta rentabilidad o volatilidad) como por la parte baja (baja rentabilidad o volatilidad). Excesos o defectos en un parámetro u otro volverán en algún momento a la media.

Esto es especialmente cierto con el “sentimiento del mercado”, donde a menudo los mercados pasan de la euforia a un extremo pesimismo y al contrario.

Nueva llamada a la acción
Comparte este artículo:
LinkedIn
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario