¿Qué es mejor los Fondos Indexados o ETFs? II

Ya hemos tratado en el post previo: Fondos indexados vs. ETFs las diferentes características de los fondos indexados y los ETFs.

Como ya vimos en ese post, en España hay una tendencia a pensar que los fondos indexados tienen una importantísima ventaja fiscal frente a los ETFs, puesto que estos tributan como acciones y los fondos indexados como fondos de inversión con régimen de diferimiento fiscal. Por tanto se piensa que es mejor invertir en los primeros.

Cómo ya vimos en este estudio sobre el efecto real del diferimiento fiscal, esta ventaja puede ser importante (o no) en el tiempo en función de la rentabilidad que vamos acumulando.

Hagamos un repaso a otros elementos qué hay que considerar para tomar mejor nuestra decisión final de si son mejores los fondos indexados o los ETFs.

¿Es cierto que existen ventajas en los fondos indexados?

Vamos a empezar por el principio y vamos a ser claros: sí, existe una ventaja fiscal en los fondos indexados respecto a los ETFs. Esa ventaja es el conocido como diferimiento fiscal, que nos permite no pagar impuestos mientras no retiremos nuestro dinero de los fondos de inversión.

Y, cuidado, decimos “fondos de inversión”, en plural, porque tampoco tendremos que pagar si decidimos traspasarlos de un fondo a otro. 

Esto es algo que no sucede en los ETFs. Ahora bien, quedarse aquí sería un error. Hay que hacer un análisis más profundo, ya que hay matices y la fiscalidad no es el único elemento a considerar.

Puede haber ocasiones en las que, a pesar de esto, nos interese más invertir en ETFs.

Rentabilidad adicional por diferimiento frente a la OFI

Como ya hemos mencionado, la ventaja de los fondos indexados reside en que no tienes que pagar a Hacienda hasta que, finalmente, liquidas tu inversión. Esto añade rentabilidad a tu inversión y hace que tu rentabilidad no se vea erosionada.

Sin embargo, podemos conseguir algo parecido con los ETFs si aplicamos lo que se conoce como optimización fiscal inteligente (OFI), un término poco conocido en España pero que es muy popular en el mundo anglosajón, donde se le conoce como «Tax Loss Harvesting» (TLH).

Esta optimización consiste, fundamentalmente, en acumular créditos fiscales que utilizaremos para compensar las ganancias fiscales. Evidentemente, esto tiene una dificultad añadida respecto a la sencillez de las ventajas de los fondos indexados, pero es algo a tener en cuenta.

Además, en inbestMe hemos desarrollado nuestros propios algoritmos para llevar a cabo esta optimización fiscal, con lo que, si inviertes a través de inbestMe, te beneficiarás de la OFI sin ningún tipo de coste extra en forma de comisiones debido a esta desventaja fiscal de los ETFs.

Sin embargo, somos conscientes de que esto no es algo que esté al alcance de cualquier inversor. Ahora bien, todo inversor puede acceder a un asesor financiero y fiscal que le ayude con este tipo de asuntos.

Si quieres saber más te sugerimos que revises en detalle el post ¿Qué es la Optimización Fiscal Inteligente de inbestMe?

Top 7 inversiones de rentabilidad a largo plazo

¿Por qué el OFI puede ser preferible?

Si ya tienes una cantidad razonable de patrimonio, puede interesarte más el OFI que el diferimiento fiscal. Esto se debe a que, en ocasiones, habrás tenido pérdidas en ciertas inversiones y te puede convenir fiscalmente generar ganancias en otras de cara a Hacienda.

Esto se puede conseguir a través del OFI, pero no a través del diferimiento fiscal, que, por definición, no encaja en la situación que hemos planteado en el párrafo anterior.

Ahora bien, esto es algo que lleva trabajo y conocimiento, por lo que, en general, será de interés para personas con un patrimonio aceptable, que pueden permitirse acudir a un asesor fiscal y financiero (o que, al menos, tienen suficiente capital como para que les compense hacer este tipo de cálculos).

Para el inversor particular con un patrimonio medio o bajo, este tipo de cuentas suelen generar demasiados dolores de cabeza para las ventajas que pueden aportar. En cambio, con la OFI personalizada de inbestMe puedes decidir qué es lo que te conviene más (ganancias o pérdidas), incluso cambiar de un año a otro.

Por resumir: El diferimiento fiscal es, en general, positivo, pero es indiscriminado y, en algunos casos, puede no interesar. El OFI, en cambio, es algo más complexo, pero con un algoritmo como el de inbestMe te asegura estar consiguiendo la mejor fórmula para hacer crecer tu patrimonio.

El diferimiento fiscal es una característica española

Otro aspecto que conviene tener en cuenta es que, mientras que el OFI es una “filosofía” de protección fiscal, el diferimiento fiscal es una ley, que solo es aplicable a personas físicas y residentes fiscales en España (entre muy pocos). En este sentido, el OFI es común a todos los países. Veamos diferentes casos:

  • Para una persona jurídica puede tener más sentido escoger una cartera con ETFs y acceder a la OFI.
  • Una persona física no residente fiscalmente en España no puede aplicar el régimen de diferimiento. Para este caso, también le puede convenir seleccionar una cartera de ETFs con OFI.
  • En el caso de un residente fiscal en España, que esté planificando moverse a otro país o que tenga previsto cambiar habitualmente de residencia, puede considerar (sobre todo si empieza de cero) abrir antes una cartera de ETFs que la de fondos indexados.
  • Un residente fiscal español que ya tenga una cartera de fondos y que cambie su residencia fiscal solo temporalmente le puede interesar permanecer en una cartera de fondos. Puede optar por parar los rebalanceos de la cartera temporalmente hasta que vuelva y así no generar plusvalías o seguir con ellos, ya que aunque tribute por las plusvalías parciales puede ser aun así más óptimo.

Es algo que también hay que tener en consideración.

Las carteras de ETFs pueden ser más conveniente para obtener dividendos

Aunque en inbestMe estimulamos la acumulación de capital a largo plazo versus la distribución de capital (dividendos), las circunstancias personales de cada uno pueden requerir la generación y distribución de rentas periódicamente.

Piensa, primero, que hay una mayor cantidad de ETFs que reparten dividendos que de fondos indexados, que suelen ser la mayoría de acumulación.

Pero, incluso más allá de eso, también hay que mencionar el hecho de que, al cobrar dividendos, el tema del diferimiento fiscal importa menos (e importa menos cuanto mayor es la proporción de los dividendos frente a la acumulación).

Las carteras de ETFs permiten más flexibilidad y personalización

La oferta de fondos indexados es más que suficiente para crear carteras óptimas y muy bien diversificadas. Prueba de ello son nuestras carteras inbestMe Fondos Indexados que pueden dar servicio a la mayoría de situaciones para personas físicas residentes en España.

Aun así la amplia oferta de ETFs es lo que nos permite ir más allá y dar más flexibilidad y grado de personalización para aquel que lo necesite:

  •  Una cartera inbestMe ETFs que incorpora algo más de diversificación incorporando oro.
  • Posibilidad de escoger la divisa en Euro o Dólares.
  • La posibilidad de escoger una cartera inbestMe Dynamic orientada a proteger la cartera y adaptarse a las situaciones cambiantes del mercado.
  • Con la posibilidad de escoger un estilo de inversión, ISR, Value o personalizar completamente tu cartera con nuestro servicio inbestMe Plus.

Como has podido ver, invertir en fondos indexados o ETFs tiene diferencias a nivel fiscal, y, dependiendo de tus objetivos y características como inversor, deberás optar por uno u otro. Esperamos que este artículo te haya ayudado a resolver las dudas al respecto.

Descubrir plan de inversión

Comparte este artículo:
LinkedIn
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario