Cómo diversificar correctamente una cartera de inversión

La diversificación es fundamental para reducir el riesgo que asumimos en nuestras inversiones. Pero no siempre se tiene claro cuál es la mejor manera de hacerlo. Por ello, en este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre cómo diversificar correctamente una cartera de inversión.

¿Qué es la diversificación?

La diversificación de una cartera de inversión consiste en tener varias posiciones de múltiples tipos de activos con el objetivo de limitar el riesgo, para que, si uno baja, haya otros que no lo hagan y, así, no tengas grandes pérdidas.

Diversificar la cartera es una parte importante de la gestión del riesgo, y es por ello que muy pocos inversores tienen solo una o dos posiciones, si no que acostumbran a tener no menos de una decena.

Principales formas de diversificar

Las principales formas de diversificación son: por tipo de activo y por tipo de instrumento financiero.

La diversificación por tipo de activo, por ejemplo, podría consistir en tener renta fija, renta variable, commodities, etc. Por supuesto, dentro de cada tipo de activo puedes tener una diversificación propia (por ejemplo, diferentes tipos de acciones, diferentes tipos de renta fija, etc.).

Por otro lado, la diversificación por instrumento financiero podría consistir en ETFs o fondos indexados, una cartera de acciones propia, el uso de opciones financieras… No obstante, esta forma de diversificación es un tanto más complicada y requiere mayores conocimientos financieros.

En general, se recomienda tener una buena diversificación entre tipos de activos descorrelacionados y, a la vez, que dentro de cada tipo de activos haya, también, una buena diversificación. La mejor forma de conseguir esto es con ETFs y fondos indexados. Añadir diversificación por vehículo de inversión o producto financiero también es buena idea.

Si lo deseas, puedes echar un vistazo a nuestros servicios de Fondos Indexados, ETFs y Planes de Pensiones para encontrar nuevas formas de diversificar tu cartera (además, nuestras carteras ya están, por sí mismas, muy diversificadas).

Guía de inversión Fondos Indexados

Ratios para calcular la relación entre diversificación y riesgo

Vamos a ver ahora algunas ratios que permiten calcular las relaciones entre rentabilidad, diversificación y riesgo:

Ratio de Sharpe

La ratio de Sharpe consiste en tomar la rentabilidad de la cartera, restar el tipo libre de riesgo (el retorno teórico que pagaría un activo con intereses fijos sin ningún riesgo –se suelen utilizar las letras del Tesoro para el cálculo) y dividir la diferencia entre la volatilidad de toda la inversión.

Gracias a esta ratio, podrás averiguar si te interesa tener un enfoque más arriesgado. Cuanto mayor sea la ratio de Sharpe, mayor rentabilidad tendrás en cartera con relación al riesgo que estás asumiendo (entendido como volatilidad).

Ratio de Sortino

Es una ratio similar a la anterior, pero, en vez de calcular el riesgo al alza de la cartera, se centra en el riesgo a la baja. 

Los defensores de esta ratio dicen que permite obtener una mejor idea del riesgo asociado a la rentabilidad que la ratio de Sharpe, porque esta solo se centra en la volatilidad al alza, lo cual no es útil en todos los escenarios.

Para calcular la ratio de Sortino, tienes que tomar la diferencia entre el retorno de la cartera y el tipo libre de riesgo y dividirla por la desviación estándar de los retornos negativos. Así, cuando mayor sea esta ratio, mejor, porque significa que el riesgo y la rentabilidad estarán yendo de la mano.

Como has podido ver, diversificar correctamente una cartera de inversión no tiene por qué ser especialmente difícil. Siguiendo estos consejos, podrás tener una cartera bien diversificada y, con ello, reducirás sustancialmente el riesgo que asumes en tus inversiones.

Descubrir plan de inversión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario