El objetivo principal de cualquier inversor es obtener la máxima rentabilidad posible con su inversión. El problema es que para aspirar a grandes rentabilidades es necesario asumir grandes riesgos. Como seguro ya sabes, el binomio riesgo/rentabilidad forma parte de la esencia misma de toda inversión y esto se puede controlar con una cartera diversificada.

La diversificación es una estrategia que permite reducir el riesgo de una cartera sin sacrificar su rentabilidad. En este artículo te explicaremos en qué consiste y cuáles son las ventajas de tener una cartera bien diversificada.

¿Qué es y qué ventajas tiene diversificar una cartera?

Si invertimos todo nuestro capital en una sola empresa, nos estamos exponiendo a un riesgo enorme. Si esa empresa por la que hemos apostado tiene problemas económicos y termina quebrando, nosotros perderemos la totalidad de nuestra inversión. No parece una inversión demasiado inteligente, ¿no crees?

Para evitar esta situación debemos diversificar nuestra cartera, es decir, repartir nuestro capital entre diferentes empresas con características distintas. Por ejemplo, entre empresas que pertenezcan a países diferentes y que operen en distintos sectores de actividad. De esta forma, evitaremos jugar todas nuestras bazas a una misma carta.

En líneas generales, diversificar una cartera de inversión consiste en distribuir el patrimonio entre activos que estén negativamente correlacionados. Esto lo podemos conseguir, por ejemplo, combinando bonos y acciones, e incluso añadiendo activos relacionados con el sector inmobiliario o con el oro. 

El objetivo es simple: reducir la exposición a los riesgos globales. Cuánto más descorrelacionados estén los activos en los que invertimos, más diferente será su comportamiento en momentos de crisis y, por tanto, menor será la volatilidad que sufra nuestra cartera.

Guía de inversión Fondos Indexados

Cómo diversificar una cartera de inversión

Si queremos minimizar el riesgo de nuestra inversión, lo ideal es construir una cartera que esté diversificada a nivel mundial y que se adapte a nuestras circunstancias personales y a nuestros objetivos financieros. Hay muchas formas de conseguirlo. 

Se puede diversificar geográficamente (Estados Unidos, Europa, Reino Unido, Países Emergentes…) y sectorialmente (empresas tecnológicas, de alimentos, de energía, de construcción…), pero también puede hacerse por estilos de inversión y por tipos de gestión (inversión pasiva, value investing, growth…).

Para un inversor medio como cualquiera de nosotros, con una capacidad económica limitada y que no podemos dedicar el cien por cien de nuestro tiempo a analizar empresas y sectores, la forma más sencilla y efectiva de diversificar nuestra cartera es contratando un fondo de inversión indexado o un ETF.

Fondos indexados y ETFs, máxima diversificación al mínimo coste

Los fondos indexados y los ETFs son instrumentos de inversión ideales para conseguir carteras con un alto grado de diversificación. Son productos que invierten en activos tanto de renta fija como de renta variable a nivel global, de distintos sectores, ubicados en zonas geográficas dispares e incluso con diferentes horizontes temporales.

Un fondo indexado que replique al índice MSCI World, por ejemplo, estará invirtiendo en más de 1.600 empresas de mediana y elevada capitalización pertenecientes a 23 países desarrollados (el 80% de ellos situados en Europa, Japón y Estados Unidos). Invertir en este fondo es invertir en el mundo entero. ¿Puede haber mayor diversificación?

Hace unos años era muy difícil contratar este tipo de productos, ya que solo estaban disponibles para los grandes patrimonios. Afortunadamente los tiempos han cambiado y hoy en día cualquier pequeño inversor puede contratar un fondo indexado o un ETF diversificado globalmente y con unas comisiones muy bajas desde 1.000 € con inbestMe.

Desde inbestMe te invitamos a que conozcas nuestras carteras ultra diversificados de fondos indexados y de ETFs. Todas están cien por cien gestionadas de forma automatizada y, gracias a que sus comisiones son hasta un 75% inferiores a las tradicionales, te permitirán obtener una mejor rentabilidad.

Descubre tu plan personalizado

Escriba un comentario