Tal vez, anteriormente, hayas escuchado hablar sobre carteras de inversión, pero ¿sabes realmente qué es una cartera de inversión? Empecemos con un ejemplo.

Imagínate que quieres empezar a invertir por primera vez. Buscando en los mercados encuentras dos empresas que parecen buenas oportunidades de inversión, la primera es una compañía india de fabricación de baterías eléctricas para coches y, la otra, una empresa india, también, de software para vehículos eléctricos. Finalmente, y en vista del futuro prometedor que ves tanto a los vehículos eléctricos como a la economía india, decides empezar a invertir en ellas. Enhorabuena, acabas de crear tu primera cartera de inversión.

Como hemos visto en el anterior ejemplo, una cartera de inversión es un conjunto de activos (ya sean acciones, fondos de inversión, fondos indexados, ETFs…) que un inversor mantiene a su nombre con el objetivo de obtener una buena rentabilidad al mismo tiempo que reduce los riesgos de la inversión.

Sin embargo, la cartera mencionada en el ejemplo está formada por solo 2 empresas, ¿qué pasaría si una de las compañías desapareciera? Además, ambas empresas forman parte del mismo sector, ¿qué pasaría si surge una alternativa mejor al vehículo eléctrico? Por último, las dos compañías son del mismo país, la India, ¿qué sucedería si, de un día a otro, esta economía entrara en una importante crisis?

Por otro lado, ¿te has fijado que esta es tu primera experiencia en el mundo de la inversión y has creado una cartera con un 100% de renta variable? ¿Qué pasará cuando veas que tu inversión está perdiendo, de repente, un -30%? Seguramente, a parte de no poder dormir, te vengan ganas de vender tus acciones con tal de no perder más. 

Guía de inversión Fondos Indexados

Diversificación en una cartera de inversión

Todas estas preguntas y casuísticas que suceden en la vida real nos demuestran que, en primer lugar, al diseñar una cartera es necesario que asumamos el riesgo que realmente podemos soportar, ni más ni menos y, en segundo lugar, es necesario cuidar mucho la selección de activos que forman nuestra cartera con tal de obtener una buena rentabilidad al mismo tiempo que reducimos su volatilidad.

Como hemos mencionado, se pueden realizar carteras con muchas clases de activos. En inbestMe hemos escogido diseñar y gestionar carteras de Fondos Indexados y ETFs. Esto nos permite alcanzar un nivel de diversificación impensable si quisiéramos hacerlo comprando acciones una a una.

Por ejemplo, combinando unos 11 Fondos Indexados podemos crear una cartera diversificada en más de 10.000 activos de diversos sectores, países y clases de activos. Además, antes de empezar a invertir te realizamos unas preguntas que nos permiten conocer tu perfil de riesgo. De esta forma tienes un plan de inversión adaptado a ti y altamente diversificado.

Si quieres empezar a invertir en una cartera adaptada a ti y diversificada te invitamos a realizar el test de perfil inversor de inbestMe.

Descubrir plan de inversión

Escriba un comentario