Más allá del valor financiero hay algo más

La forma más lógica de invertir es poner nuestro dinero en algo que tenga valor en el largo plazo y que por tanto nos dé un rendimiento en ese horizonte.

Nosotros entendemos el valor de una forma algo más amplia que el “value investing”(inversión en valor).

La escuela de la inversión en valor nos propone sólo invertir cuando obtenemos más valor, descontando/actualizando los flujos de caja esperados futuros (valor intrínseco), de lo que estamos pagando, y siempre que tengamos un margen de seguridad a nuestro favor entre el “valor intrínseco” y nuestra inversión.

Obviamente esta fórmula sigue siendo válida, pero a veces limitada en el sentido que probablemente estaría restringida a muy pocos valores o sólo a momentos de gran depresión de los mercados.

CHPOok7WcAAAhPU.jpg-largeEsto visión que compartimos (en la situación ideal) nosotros la ampliamos : n también entendemos el valor como algo más amplio, que sólo el aspecto financiero. Y con ello no estamos menospreciando ni mucho menos la utilidad de medir las cosas, lo hacemos constantemente, sino que sólo alertamos que a menudo es muy difícil medir las nuevas empresas o nuevos sectores y que esa dificultad no nos debería impedir saber valorar otras oportunidades, no tan fáciles de medir.

Ese problema lo encontramos cuando nos enfrentamos a empresas con alto crecimiento o que están creando una disrupción, o creando nuevos sectores. Es en esos momentos cuando tenemos que superar los conceptos del value investing para poder ver más allá (entre otras cosas porqué muy a menudo estas empresas están en pérdidas en sus inicios).

 

Por ejemplo si hubiéramos sabido valorar a (preste atención a las mayúsculas)…….

 

-Google como lo más parecido a “THE internet” o ahora ya como “el CREADOR de un nuevo mundo”

-Facebook como “LA red social”

-Amazon como “EL e-commerce”.

 

O más recientemente a :

-TESLA Motors como “LA alternativa a la energía fósil”

-Linkedin: como “LA red social PROFESIONAL”

-Under Armour como “LA NUEVA TECNOLOGIA en el deporte”

 

……… hubiéramos podido poner en contexto o “valorar” la verdadera dimensión y por tanto el verdadero potencial de estas empresas.

N47L09K8NTPor ello a veces tenemos que saber ir más allá y buscar las nuevas dimensiones del concepto valor. Para hacer esto tenemos que salir, aunque sea por un momento, del caparazón numérico, e intentar situarnos en un futuro lo más lejano posible. Tan lejos como los propios visionarios que dirigen esas empresas, y ahí descubriremos esa nueva dimensión del valor, íntimamente ligada con la visión empresarial de largo plazo de sus líderes.

Es un verdadero lujo poder ser socios de esos visionarios, aunque sea, siendo dueños de un minúsculo trocito de su visión, ya que en el largo plazo ese puede tener una gran valor. Aquí si que compartimos completamente esa visión, de largo plazo y de actuar como propietarios, de algunos de los inversores de valor más conocidos (Warren Buffett, Charlie Munger).

Sólo tenemos que estar alertas si, esas empresas candidatas, en su camino, pierden esa dimensión (especialmente la que se deriva de las mayúsculas): sus generosos múltiplos (PER) se sostienen por su grandioso objetivo y la pérdida de ese ambicioso camino podría implicar un descalabro bursátil. En cambio si la compañía persiste en su ruta el paso del tiempo nos garantiza gozar de un “multi-bagger”.

Inbestme es tu asesor financiero online. Te ayudamos a invertir mejor y tomar el control de tus finanzas.

Si quieres encontrar esas nuevas dimensiones del valor, nuestras carteras son una excelente oportunidad.

Si quieres empezar a hacer tus primeros pasos en el mundo de la inversión nuestras carteras son una excelente manera de empezar.

Conoce tu perfil de inversión y empieza a invertir con nosotros cuanto antes. El tiempo es el perfecto aliado para el inversor.

Los comentarios están cerrados.