La dificultad de hacer el presupuesto

Muchas familias tienen unos ingresos mensuales bastante estables, pero los gastos cambian cada mes. La parte más compleja en la elaboración de un presupuesto es hacer previsión de los gastos variables y discrecionales que llevamos a cabo.

La diferencia entre los gastos variables y los discrecionales es que los primeros son necesarios y de los segundos podríamos prescindir.

pressupost

La comida y los suministros son gastos variables

Por ejemplo, los suministros (electricidad, agua y gas) son gastos necesarios pero podemos reducirlos si hacemos un uso racional:  podemos reducir el gasto de agua si cerramos el grifo mientras nos lavamos los dientes o el de electricidad si instalamos bombillas de bajo consumo. En algunos casos los suministros son un gasto con periodicidad no mensual, con lo que deberemos tenerlo en cuenta en nuestro presupuesto.

Otro ejemplo de gasto variable sería la comida, que evidentemente es un gasto necesario, pero dependiendo de dónde la compremos y de lo que compremos gastaremos más o menos dinero.

Aprende a invertir fácilmente ebook

En el presupuesto, el ocio forma parte de los gastos discrecionales

Los gastos discrecionales, como decíamos, no son imprescindibles. En el caso de tener que reducir gastos siempre es conveniente empezar por estos.

Los gatos discrecionales más habituales son aquellos relacionados con el ocio, por ejemplo cenas, viajes, entradas para eventos deportivos o culturales. Hay otros gastos discrecionales que son más discutibles, por ejemplo la cuota del gimnasio. Ir al gimnasio es ocio pero también es salud, aunque mirándolo bien también puedo hacer deporte al aire libre y ahorrarme ese dinero mensual.

Con esto no decimos que haya que renunciar al ocio, solo que en el caso de tener que reducir, ya sea para ahorrar más o ya sea para evitar entrar en déficit, tenemos que ser conscientes de por dónde empezar.

Un motivo para dejar de fumar. Cómo ahorrar más.

En el caso de que seas fumador, y de que fumes un paquete al día, estarás gastando unos 5€ diarios en tabaco, o lo que es lo mismo: 150 € al mes.

Imagina que has abierto una cuenta Inbestme Strategic con 5.000 € y que a partir de este momento ingresas en ella 150 € al mes. Pongamos que tienes un perfil de riesgo medio y que esperas de tu cartera una rentabilidad del 6% anual

¿Sabes cuánto dinero tendrás acumulado dentro de 25 años? 125.408,44 €.

Deja de fumar, tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.

Descubre tu perfil inversión

Los comentarios están cerrados.