Iniciar una estrategia de inversión pasiva es hoy por hoy más fácil que nunca. Afortunadamente, existen un montón de fondos indexados rentables entre los que elegir. Y en esa oferta tan amplia, los más populares son los fondos de la gestora Vanguard. Por eso, en este artículo te explicaremos cómo invertir en fondos Vanguard en España.

Los fondos Vanguard son una obra maestra de la inversión. Sencillos a rabiar, con costes de inversiones bajísimos y casi filantrópicos (ya que toda la empresa es propiedad de sus fondos mutuos), su actual popularidad está más que justificada. Sin embargo, sus orígenes no fueron nada sencillos.

Vanguard, la gestora de fondos que democratizó la inversión

En una época muy parecida a la actual, en la que la industria de gestión de fondos movía miles de millones de dólares cada día, un universitario llamado John Bogle descubrió que tres cuartas partes de las gestoras de fondos de inversión obtenían un rendimiento a medio y largo plazo por debajo del mercado (es decir, de su índice).

Entonces pensó, ¿por qué no crear un “fondo índice”, es decir, un fondo que, en lugar de intentar superar al mercado, lo replique? 

En un primer momento lo llamaron loco, mediocre, poco atractivo para los inversores… Incluso terminó siendo despedido de la gestora que dirigía, Wellington Fund. Pero Jack, como se le conocía, no dio marcha atrás. En 1976 fundó una pequeña gestora de fondos llamada Vanguard y comercializó el primer fondo indexado de la historia.

Aprende a invertir fácilmente ebook

Cómo invertir en fondos Vanguard en España

Hoy en día, The Vanguard Group es la segunda mayor firma de inversiones del mundo. Gestiona un capital de más de 5 billones de dólares y cuenta con más de 20 millones de clientes. Sus fondos tienen unos costes bajísimos, con una comisión de apenas el 0,1%, y una legión de fans, los bogleheads.

Si quieres invertir en fondos Vanguard en España, tienes dos opciones que te detallamos a continuación:

1. Invertir en fondos Vanguard por tu cuenta

La primera opción es hacerlo por tu propia cuenta y riesgo. Algo así como un “hazlo tú mismo” (Do it yourself) en el que tú te encargas de todas las gestiones. No es difícil, pero tampoco demasiado fácil. Y desde luego, hay que tener unos conocimientos financieros medios para hacerlo bien.

Como Vanguard paga pocas comisiones a sus intermediarios, no hay demasiadas alternativas para contratar sus fondos. Algunas opciones destacadas son Renta 4 (que recientemente compró al banco BNP Paribas) y directamente a través de Inversis Banco, un conocido banco de inversiones.  

El problema de todas estas alternativas es que el inversor tiene que encargarse de todo: crear su propia cartera de fondos, elegir los fondos, hacer los rebalanceos… La operativa no es demasiado práctica y hay que tener mucho cuidado con las comisiones y los mínimos exigidos para empezar a invertir.

2. Invertir en fondos Vanguard con la ayuda de un robo advisor

Hoy por hoy no hay forma más sencilla de invertir en fondos Vanguard que hacerlo a través de un robo advisor. El mínimo para invertir es muy reducido, los costes son bajísimos y todo el proceso de inversión está automatizado para que el inversor no tenga que preocuparse de nada.

En inbestMe ofrecemos carteras personalizadas de fondos indexados y de ETFs que invierten en los mejores fondos Vanguard con unos costes mínimos

Seleccionamos estos fondos de forma estratégica con el objetivo de obtener el mejor rendimiento posible a medio y largo plazo. Además, monitorizamos cada plan y lo mantenemos balanceado para que la estrategia inicial de nuestros clientes no se vea afectada por las oscilaciones del mercado

Estamos convencidos de que tenemos entre manos unos productos brillantes basados en el ideario de John Bogle. No intentamos superar al mercado, cabalgamos junto a él; y repercutimos a nuestros clientes unos costes muy bajos. ¿Se te ocurre una forma mejor de invertir en fondos Vanguard en España?

Descubre tu plan personalizado

Escriba un comentario