Invertir en fondos indexados es una recomendación que, referentes de la economía mundial como Warren Buffet, Eugene Fama o John Bogle prodigan desde hace décadas como la forma más segura de conseguir una alta rentabilidad.

Se basa en la evolución alcista de los mercados en el largo plazo y a supeditar la rentabilidad a ese crecimiento habitual a largo plazo de la economía.

No obstante, aún se trata de un producto financiero que en el mercado español tiene escaso seguimiento. Aproximadamente, el 2% de los fondos gestionados, corresponden a esta tipología. 

¿Qué razones nos deberían animar a invertir en fondos indexados?

Estas son nuestras 5 razones por las que invertir en fondos indexados.

 

5 razones por las que invertir en fondos indexados

 

Alta diversificación

La diversificación es una acción vital a la hora de querer minimizar riesgos que puedan llevarnos a perder lo invertido. 

Si invertimos en un único producto, el éxito o el fracaso vendrá únicamente de la evolución de dicho producto. Sin embargo, si dividimos las probabilidades entre varios productos, el riesgo se repartirá en la proporción en la que depositemos mayores o menores cantidades a cada producto.

Los fondos indexados se basan en “cartera de fondos”. Es decir, un conjunto de inversiones altamente diversificadas para contener varios índices que, a su vez, se componen de varias acciones.

 

Alta adaptación a nuestro perfil

Dada su alta diversificación, podremos diseñar la cartera de fondos mediante miles de opciones y adaptar al nivel de aversión al riesgo de nuestro perfil.

Esta tarea es importante poder realizarla con un software que diseñe y perfile nuestras necesidades llamado “Robo Advisor”.

Esta tecnología ideada por expertos que deciden dónde invertir apoyados por modelos inteligentes de inversión, permite la automatización de los procesos para una mejor toma de decisiones.

 

Amplios beneficios fiscales

La fiscalidad es uno de los puntos fuertes por los que decantarse por los fondos indexados en vez de por los ETFs o fondos cotizados, por ejemplo.

La inversión en fondos indexados está exenta de tributar por el traspaso de fondos. De igual forma, solo se tributa una vez se cumple el plazo pactado y, por tanto, al momento de realizar el reembolso. 

Llegado este momento, solo tendremos que pagar en forma de impuestos por las ganancias o plusvalías, no por la totalidad de lo invertido.

Veamos este ejemplo de beneficio fiscal en inversiones en fondos indexados:

  • Inversión de 50.000 euros 
  • A 15 años 
  • Nivel inversor conservador (3 sobre 10)
  • 500 euros mensuales de aportaciones

La rentabilidad obtenida y el beneficio fiscal sería de:

  • Reembolso estimado de 208.567€ 
  • 140.000 corresponden a aportaciones (90.000 de las mensualidades + 50.000 de la inversión inicial) 
  • Plusvalía de 68.567€ 
  • Tributos por los 68.567 euros
fondos indexados
Fácil seguimiento

Al tratarse de un producto aún por despegar en el mercado español, el posible inversor puede encontrar alguna dificultad para realizar el seguimiento y evolución de su inversión. 

No obstante, al replicar en productos altamente conocidos como los índices bursátiles o índices de referencia, su seguimiento se basa en algo tan sencillo como ver si los índices de nuestra cartera de valores evolucionan correctamente. 

Por ejemplo, si nuestra inversión en fondos indexados replica entre otros el índice S&P500, y este cierra la jornada con ganancias, habremos obtenido igualmente esas ganancias en la proporción que nuestra cartera lo replica.

fondos indexados

 

La totalidad de sus valores no desaparecen

Es muy poco probable que perdamos la totalidad de la inversión. La diversificación, impide una pérdida total de la inversión. 

Sería un hecho realmente improbable que todas las empresas de los índices que replicamos desaparezcan a la vez. Incluso las que puedan desaparecer en el periodo de nuestra inversión, serán sustituidas mediante reajuste por otras.

Esta ventaja por la que invertir en fondos indexados es muy importante frente a otras inversiones “tradicionales”.

¿Y qué ocurriría si en vez de desaparecer empresas del índice, es la gestora de mi cartera la que desaparece? 

Aun en este caso, nuestra inversión en fondos indexados estaría altamente protegida siempre y cuando nuestra gestora de fondos cuente con las garantías y respaldo de la CNMV

Además, deberá estar inscritas en el SIPC (Securities Investor Protection Corporation) y Fogain (Fondo de Garantía de Inversiones). 

Estos seguros nos garantizan que incluso en caso de quiebra de la empresa, nuestros fondos van a ser íntegramente devueltos hasta cantidades máximas de 500.000$. 

inbestMe, cuenta con el respaldo y garantías de estos organismos y organizaciones.

En definitiva, estas 5 razones te ayudaran a invertir en fondos indexados. Un producto cuya naturaleza y principios básicos lo convierten en una metodología práctica y de fácil acceso para quienes quieren ver su dinero crecer a largo plazo.

Perfil de inversor

Los comentarios están cerrados.