Invertir nuestro dinero es una de las decisiones más importantes que podemos tomar. Es por ello que conviene hacerlo con cabeza y con toda la información disponible sobre la mesa. Y de eso es de lo que vamos a hablarte. Si quieres saber dónde invertir según los expertos, sigue leyendo.

¿Por qué invertir?

Invertir es prácticamente una obligación en los tiempos que corren (siempre lo fue, pero, hoy, más todavía). 

A continuación, te indicamos las principales razones por las que deberías invertir:

  1. Protegerte de la inflación: La primera razón es protegerte de la inflación. Y es que, en los tiempos que corren, cada día que pasa pierdes dinero (hasta hace unos meses no era así, pero, ahora, sí). Invertir te permitirá no perder poder adquisitivo con cada día que pasa.
  2. Poner tu dinero a trabajar: Otra razón por la que es importante invertir es que te permite poner tu dinero a trabajar. Con ello, lo que consigues es que, sin necesidad de estar tú presente, tu dinero crezca día a día. Suena bien, ¿no? 
  3. Tener seguridad: Por otro lado, invertir te permite tener seguridad frente al futuro. Y es que nunca sabes qué puede pasar en los próximos años. Por ello, tener dinero ahorrado e invertido (preferentemente en activos líquidos) es una buena idea para estar protegido frente a lo que pueda venir.
  4. Complementar tus pensiones: Por último, una buena razón para invertir es complementar tus pensiones. Y es que, en España, es altamente probable que no haya buenas pensiones dentro de unos años. Por ello, cada cual debe responsabilizarse de su futuro, invertir y conseguir alguna renta para complementar la pensión.

Generalmente, estas son las cuatro grandes razones por las que la gente invierte su dinero. Y, como ves, no son razones de pequeña importancia. Son buenas razones para invertir.

Beneficios de invertir

Además de razones para invertir, también podemos hablar de los beneficios que tiene la inversión, puesto que no es exactamente lo mismo. A continuación, te mencionamos los principales beneficios de invertir:

  1. Crece tu patrimonio: El primer beneficio de invertir, naturalmente, es que tu patrimonio crece. Y a todos nos gusta ver crecer nuestro patrimonio, ¿no? Invertir tu dinero te puede permitir hacer crecer tu patrimonio a unos ritmos de alrededor del 6% de media, así que es un muy buen ritmo de crecimiento para tu capital.
  2. Aprendes más sobre el mundo: Cuando inviertes, tienes que empezar a interesarte por muchos temas que, antes, no tenías en cuenta (geopolítica, economía, finanzas…). Todo ello te permite conocer mejor el mundo, porque te obligas a aprender sobre él. Este es otro beneficio (aunque no siempre se dé, depende del tipo de inversión que quieras llevar a cabo).
  3. Aprendes más sobre ti mismo: Otro beneficio de invertir es que te permite aprender más sobre ti mismo. Al fin y al cabo, la inversión te pone frente al espejo y te obliga a entender tu forma de ser y tu psicología. Así que, cuando inviertes, te conoces mejor y descubres qué capacidad tienes de estar bajo presión, cómo reaccionas cuando las cosas te van bien, etc.
  4. Cuidas más de tu familia: Evidentemente, otro beneficio de la inversión es que te permite cuidar mejor de tu familia, porque tienes un mayor patrimonio con el que hacer frente a cualquier problema que pueda llegar. Y, de hecho, puedes dejar en herencia ese patrimonio a tu mujer y tus hijos.
  5. Te proteges: Otro punto fundamental, que tiene que ver con lo que hemos mencionado en el apartado anterior. Invertir te permite estar protegido frente al futuro, que, por definición, es impredecible e incierto. La inversión te permite tener una posición más robusta frente a esa impredecibilidad. 
  6. Construyes una sociedad mejor: Por último, cuando inviertes, construyes una sociedad mejor, porque contribuyes a capitalizar a empresas, y eso repercute positivamente en ellas, que, a su vez, pueden invertir más y contratar a más personas… ¡Es el círculo virtuoso de la inversión!

Sin embargo, todo lo anterior es cierto con una salvedad: Solo es aplicable cuando invertimos a largo plazo. Si invertimos a corto plazo, no solo no tendremos esos beneficios, sino que tendremos serios riesgos. De ello, hablamos en el siguiente apartado.

Inconvenientes de invertir a corto plazo

A continuación, te indicamos los principales inconvenientes de invertir a corto plazo (razones por las cuales no recomendamos invertir a corto plazo):

  1. El mercado es impredecible a corto plazo: El mercado es razonablemente predecible a largo plazo, pero, a corto, es completamente irracional. No tienes forma de saber qué va a hacer. Es por ello que tienes muchísimas más probabilidades de perder dinero operando a corto plazo que a largo plazo.
  2. Puedes perder tu capital: A consecuencia de lo anterior, el riesgo de perder tu capital crece, ya sea de forma total o de forma parcial. Y es cierto que siempre puedes esperar a que el precio se recupere. Pero, en ese caso… ¿Por qué no estás invirtiendo desde el principio a largo plazo? 
  3. Estás sujeto a miedos y euforias: Por supuesto, al operar a corto, estás mucho más sujeto y eres más víctima de los miedos y euforias que mueven el mercado. Y es que, a largo plazo, el mercado tiende a ser racional. Pero, a corto, es completamente irracional, y cualquier miedo infundado o vana esperanza pueden hacer variar el precio de un activo.
  4. Estresa: Por último, estar pendiente de todo lo que hemos mencionado en los puntos anteriores es estresante. Y, cuando invertimos, queremos mejorar nuestra calidad de vida, no empeorarla. Por ello, tratar de invertir a corto plazo no es una buena idea, porque puede afectarnos negativamente en la salud.

Así que, como ves, tienes buenas razones para no invertir a corto plazo y sí hacerlo a largo plazo. Eso es lo que nosotros recomendamos y en lo que vamos a basar las recomendaciones de los siguientes apartados.

Descargar 7 inversiones de rentabilidad a largo plazo

¿Dónde invertir hoy sin riesgo?

Si te preguntas dónde puedes invertir de forma segura tus ahorros sinhttps://www.inbestme.com/blog/donde-invertir-diner-sin-riesgo-espana/ riesgo, debemos decirte que las opciones son limitadas. En el mundo de la inversión, hay un binomio incuestionable, y es el binomio riesgo-rentabilidad.

En general, a mayor riesgo, mayor rentabilidad (o, mejor dicho, a mayor volatilidad, mayor rentabilidad). 

Es por ello que, si quieres invertir con baja volatilidad, debes aceptar unas rentabilidades más bien bajas o incluso nulas. No obstante, vamos a mencionarte las mejores inversiones con baja volatilidad. Son las siguientes:

Cuentas remuneradas

En primer lugar, tienes las cuentas remuneradas. Esta es la opción menos volátil y con menos riesgo, porque te permite tener tu dinero siempre disponible y sabes de antemano qué rentabilidad obtendrás.

El problema, por supuesto, es que la rentabilidad es muy baja. Las mejores cuentas remuneradas apenas alcanzan el 1% de rentabilidad. A menudo, ni tan siquiera alcanzan a cubrir la inflación.

Depósitos a plazo

Después están los depósitos a plazo, que también están asegurados y sabes de antemano la rentabilidad que obtendrás, pero el acceso al capital no es tan fácil, porque tienes que dejarlo en el depósito durante el plazo estipulado en el contrato.

Es por ello que se paga un poco mejor, pero es raro que se alcance más de un 2,5% de rentabilidad. Esto es muy poco, especialmente si tienes en cuenta que la inflación media histórica es del 2%. Acabas ganando apenas un 2,5%.

Renta fija de Estados serios

La última inversión con poca volatilidad es la renta fija de Estados serios, como Suiza, Alemania o Noruega, por poner algunos ejemplos. En este caso, no tienes el retorno asegurado, pero es improbable que no lo obtengas. Además, también lo sabes de antemano.

Sin embargo, la renta fija, actualmente, está rentando muy poco, y apenas superarías por los pelos la rentabilidad obtenida en los depósitos a plazo. Por eso no es una gran idea.

¿Cuáles se prevén que vayan a ser las mejores inversiones en 2021?

Hay dos grandes inversiones que se espera que sean altamente rentables a lo largo de 2021: Criptomonedas y renta variable. Sin embargo, debes tener en cuenta que esto no significa que sea el tipo de inversión adecuado para ti.

Cada persona tiene su propio perfil de inversor y conviene no invertir en aquello que no se comprende o que no se ajusta al perfil de riesgo del inversor.

Dicho esto, se prevé que las criptomonedas continúen con su tendencia alcista, aprovechando el último halving que tuvo Bitcoin y que empujó el precio de la criptomoneda más famosa. Aunque es una inversión muy volatil.

Asimismo, la renta variable continúa su ascenso, y se espera que, alimentada por los planes de estímulos tanto estadounidenses como europeos, siga haciéndolo. Por tanto, no se prevé que haya caídas en la Bolsa en los siguientes meses.

Por supuesto, esto son puras especulaciones. Nadie conoce el futuro. Son pronósticos que se pueden cumplir o no. Debes tenerlo en mente antes de tomar una decisión.

Guía de inversión Fondos Indexados

Mejores opciones para invertir

Aclarado lo anterior, mencionar que, si te preguntas “en qué puedo invertir ahora”, tienes diferentes opciones, dependiendo de cuál sea tu capital disponible y tu plazo temporal. Vamos a ver algunas posibilidades según diferentes niveles de capital:

Dónde invertir 5.000 euros

Si tienes 5.000 €, lo primero que debes entender es que no es una cantidad demasiado elevada. Puede que te lo parezca (quizá porque eres joven, quizá porque te cuesta mucho ahorrar), pero no es una gran cantidad de dinero.

En este sentido, debes comprender que la rentabilidad en términos absolutos que obtendrás no será muy elevada.

A pesar de ello, tienes buenas opciones para invertir y, con el tiempo, ese capital crecerá de una forma interesante.

¿Qué opciones son las más recomendables?

Pues, fundamentalmente, los fondos de inversión y los ETFs. Y, dentro de ellos, la mejor opción serán los fondos de inversión indexados, pudiendo elegir entre una cartera de Fondos indexados o ETFs normales o elegir una inversión con estilos Value o ISR (esto último, además de beneficiar a tu bolsillo, beneficiaría especialmente al planeta).

Con estos niveles de capital, no te interesa invertir en nada más complicado. Simplemente, una cartera diversificada indexada a varios índices y esperar a que, por efecto de interés compuesto, crezca el capital.

Dónde invertir 10.000 euros

A partir de 10.000 € ya tienes alguna otra opción interesante además de las anteriores. Así, por ejemplo, podrías plantearte nuestra cartera ETFs Dynamic, que permite optimizar la rentabilidad a través de aprovechar las tendencias alcistas a corto plazo.

De esta forma, puedes beneficiarte de la rentabilidad a largo plazo y sumar una pequeña rentabilidad adicional mediante el aprovechamiento de estas pequeñas tendencias, que, normalmente, se pierden y no se traducen en rentabilidad.

Esto te permitirá conseguir un poco más de rentabilidad al año y tu capitalización será más rápida.

Dónde invertir 100.000 euros

A partir de 100.000 €, las opciones disponibles son muchísimas, como puedes imaginar. En este caso, lo que nosotros recomendamos es invertir utilizando nuestro servicio inbestMe Plus. Con inbestMe Plus tendrás un gestor personal a tu disposición y tendrás acceso a las carteras Advance, donde puedes personalizarlas a tu gusto.

También a partir de 15.000 € están disponibles las carteras ETFs Value. De esta forma, estarás invirtiendo en ETFs que, en sí mismos, basan su inversión en la detección de empresas infravaloradas, con lo que la rentabilidad que puedes obtener es mayor.

Este tipo de carteras es recomendable a partir de un patrimonio razonablemente alto porque el tiempo necesario para alcanzar esas rentabilidades suele ser mayor que en los casos anteriores (porque el mercado debe reconocer el valor de las empresas adquiridas).

Generalmente, este mayor plazo temporal se tiene cuando se dispone de suficiente capital y no se va a necesitar. Por eso en estos casos es recomendable, pero no lo es tanto en los anteriores, donde el capital es más pequeño.

Como puedes ver, la respuesta a ¿dónde invertir mi dinero?” no tiene una respuesta unívoca. Dependerá de tu perfil de inversor, de tu capital, de tu aversión al riesgo y de tus preferencias personales. Pero, al menos, esperamos que lo explicado en esta página te haya resultado útil y te ayude a decidirte.

Descubrir plan de inversión

Escriba un comentario