No todos los productos de inversión son iguales a los ojos de Hacienda. Cada uno de ellos tributa de una forma diferente, lo que acaba teniendo consecuencias para la cartera del inversor y, por supuesto, para su rentabilidad. En este sentido, existen una serie de beneficios fiscales de los fondos indexados sobre otros instrumentos similares. Estos son algunos de los más importantes.

¿Cuáles son los beneficios fiscales de los Fondos Indexados?

Aunque algunas de las ventajas fiscales de los fondos de inversión son compartidas por otros productos, lo cierto es que estos instrumentos aprovechan al máximo posible todos los beneficios que brinda la legislación española a los productos de inversión.  

Básicamente, estos beneficios se pueden dividir en varias categorías, de las cuales destacamos la posibilidad de traspasar participaciones entre fondos sin peaje fiscal, el diferimiento fiscal, la tributación a los tipos del ahorro y la posibilidad de compensar pérdidas con otras ganancias patrimoniales.

Los traspasos entre fondos están exentos de tributación

La principal ventaja de los fondos de inversión, entre los que se encuentran los fondos indexados, es que el traspaso entre estos instrumentos está exento de tributación.

Es decir, si un inversor decide vender sus participaciones en el fondo para comprar participaciones en otro fondo, no tiene que vender primero su fondo y, en consecuencia, no tiene que pasar por Hacienda pagando lo correspondiente a sus beneficios. 

La legislación española permite que estas participaciones se traspasen a otro fondo sin peaje fiscal. Y no tiene por qué ser de un fondo indexado a otro, ya que los partícipes pueden hacerlo entre dos fondos de inversión, aunque no sean de la misma naturaleza.

Además, es posible traspasar la totalidad de las participaciones o solo de forma parcial, es decir, una parte de ellas.

Guía de inversión Fondos Indexados

La venta de las participaciones tributa por la base imponible del ahorro

La segunda ventaja fiscal de los fondos indexados es que tan solo hay que tributar por las plusvalías obtenidas en la base imponible del ahorro, que tributa por unos tipos marginales sensiblemente inferiores a los tipos correspondientes a la base imponible general. Estos son los siguientes:

Desde HastaTipo a aplicar
0 €6.000 €19%
6.000 €50.000 €21%
50.000 €En adelante23%

Esta es una gran ventaja frente a otros vehículos de inversión similares como los planes de pensiones, que tributan al tipo general por todos los derechos consolidados, donde se incluyen no solo las ganancias, sino también las aportaciones. Eso sí, estos vehículos permiten desgravarse parte de las aportaciones al plan.

Aprovecha el diferimiento fiscal al máximo posible

La tercera ventaja de los fondos de inversión es que gracias a este instrumento aprovechas todas las ventajas del diferimiento fiscal.

Esto quiere decir que aplazas el pago de impuestos hasta el momento de la venta de las participaciones, en lugar de pagar por los rendimientos obtenidos año tras año, como ocurre con un depósito a plazo fijo o bonos estatales, entre otros.  

Y aunque pueda parecer que el diferimiento fiscal no tiene apenas impacto sobre tu capital, en realidad tiene consecuencias sobre tu capital.

Las diferencias son tan importantes que, a 25 años, con instrumentos de inversión que proporcionen la misma rentabilidad, con un fondo de inversión ahorrarás más de 1.300 € en impuestos. Haz las cuentas y lo comprobarás.

Posibilidad de compensar pérdidas con ganancias patrimoniales

Los fondos de inversión tan solo tributan por las plusvalías obtenidas. Pero, ¿qué ocurre en el caso de vender participaciones en pérdidas?

Pues que también cuentan con una ventaja añadida: se pueden compensar con otras ganancias patrimoniales para reducir la base imponible del ahorro dentro de un ejercicio fiscal.

Es decir, si, por ejemplo, obtienes unas ganancias de 250 € anuales por un depósito a plazo fijo y en el mismo año decides vender un fondo de inversión que tiene unas pérdidas de 150 €, tan solo debes tributar por 100 €, que es la diferencia entre la ganancia obtenida y la pérdida.

Por eso, en muchas ocasiones, muchos contribuyentes venden fondos indexados en pérdidas y así reducen su factura fiscal.

Cómo invertir en fondos indexados a través de inbestMe

Gracias a inbestMe Fondos Indexados podrás invertir en una cartera de Fondos Indexados adaptada a ti para, de esta manera, conseguir la mejor rentabilidad con costes reducidos y así aprovecharte de todos los beneficios fiscales que tienes por invertir en fondos indexados.

De hecho, puedes empezar disfrutando de estas ventajas fiscales traspasando tus participaciones en fondos de inversión a inbestMe sin peaje fiscal.

carteras de fondos indexados

Escriba un comentario