Ventajas de invertir en Planes de Pensiones

Los planes de pensiones son uno de los vehículos de inversión más demandados en España, y no nos extraña con la incertidumbre actual sobre el futuro del sistema de pensiones públicas y las ventajas que conlleva invertir en planes de pensiones. Diseñar un plan de ahorro e inversión para cuando llegue el momento de la jubilación se ha convertido en la obsesión de muchas familias.

En este artículo te explicamos cuáles son las principales ventajas de invertir en un plan de pensiones:

1. Invertir en planes de pensiones desgrava

Sin lugar a dudas, la ventaja número uno de los planes de pensiones es la reducción de la base imponible del IRPF sobre lo aportado en el plan. O lo que es lo mismo, la posibilidad de ahorrar en el pago de impuestos.

El dinero que inviertes cada año en este vehículo de inversión lo puedes desgravar en la declaración de la renta. El límite son 8.000 euros anuales (la aportación máxima permitida) o el 30% de tus rendimientos netos del trabajo y actividades económicas (la cifra que sea menor).

Si tienes un tipo marginal del 45% y aportas en un año 8.000 euros a tu plan de pensiones, Hacienda te devolverá 3.600 euros en tu próxima declaración.

Como es lógico, si tus ingresos son menores y tu tipo impositivo también, la devolución será menor. Por ejemplo, alguien con un tipo marginal del 24% que invierte 5.000 € en un año podrá desgravarse 1.200 €. No está nada mal, ¿verdad?

Como imaginas, esta es una de las principales razones por las que la gente invierte en planes de pensiones: quieren reducir su base imponible del IRPF.

2. Los impuestos que no pagamos hoy, se capitalizan y generan beneficios

Los planes de pensiones permiten diferir el pago de impuestos, es decir, no pagas impuestos por los beneficios que obtienes hasta el momento de la retirada de fondos.

La gran ventaja de esto es que los impuestos que no se pagan hoy, los puedes reinviertir en el plan (o en tu cartera de inversión) y, por tanto, se capitalizan y generan una rentabilidad extra. Estas pequeñas aportaciones a largo plazo, pueden significar una gran diferencia gracias al interés compuesto y su magia.

3. Diversificación fiscal

Otra de las ventajas de invertir en planes de pensiones es que los fondos obtenidos en el momento de su rescate tributan como rendimientos del trabajo y, por tanto, aumentan la base imponible del IRPF (aumentando los impuestos que habrá que pagar). Mientras que los beneficios de otros vehículos de inversión, como los fondos de inversión, los ETFs o la compra directa de acciones, tributan como rendimientos del capital.

Como no sabemos cómo serán los impuestos en el futuro, si utilizamos los planes de pensiones como complemento a otros productos de inversión, estamos diversificando fiscalmente y, por tanto, minimizando riesgos ante la incertidumbre.

Nueva llamada a la acción

4. Comisiones muy bajas

La inversión en planes de pensiones conlleva unas comisiones más bajas que la inversión en otros productos financieros. En el caso de los planes de pensiones indexados, las comisiones son aún menores. Como ya sabes, esto tiene un gran impacto en la rentabilidad anual de la inversión.

Las carteras de planes de pensiones de inbestMe, sin ir más lejos, tienen unas comisiones medias totales de solo el 0,85%. Es un coste realmente bajo para un producto altamente diversificado y que se puede ajustar a las circunstancias personales de cada inversor.

5. Mínimos para invertir muy bajos

El capital mínimo para empezar a invertir en un plan de pensiones es muy bajo y esto democratiza la inversión. No hace falta ahorrar durante años para contratar este producto, cualquier persona puede hacerlo.

En el caso de los planes de pensiones de inbestMe, el mínimo es de solo 250 €. Además, desde el mismo momento de la contratación podrás programar una aportación periódica (mensual, trimestral, anual…, la que más te convenga) de un importe mínimo de 250 € (y que puedes cancelar en cualquier momento, claro).

6. Los planes de pensiones se pueden traspasar entre sí

Otra ventaja bastante interesante es que los planes de pensiones se pueden traspasar entre sí. ¿Tu plan actual no te gusta porque la rentabilidad es baja o las comisiones altas? No hay problema, te lo puedes llevar a otra entidad sin pagar impuestos ni peajes de ningún tipo.

Muchas personas son reacias a estos traspasos porque creen que tendrán que hacer mucho papeleo. Pero no es así, en la práctica el proceso es tan sencillo como si hicieras una portabilidad de una compañía telefónica a otra.

7. Te obligas a no gastarlo

Suele decirse que los gastos son como un gas que se expande hasta ocupar el mismo espacio que los ingresos.

Si eres poco ahorrador y siempre acabas encontrando una forma de gastar todo el dinero que ahorras, invertir en un plan de pensiones te será de gran ayuda. Al tratarse de un producto pensado para el largo plazo, su liquidez es más limitada.

Por tanto, junto con todas las ventajas en invertir en planes de pensiones, el dinero que inviertes en el plan es un dinero que “regalas” a tu yo del futuro y que le impides gastar a tu yo del presente.

Descubre tu perfil inversión
Comparte este artículo:
LinkedIn
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario