Las subidas de tipos al final no son tan determinantes.

Durante muchas semanas se ha estado especulando si la FED subiría tipos o si las dudas sobre la situación económica mundial la retrasarian. Al final se ha impuesto lo segundo. La teoría económica establece una relación directa entre subidas de tipos y el comportamiento de los activos de riesgo. Una subida de la remuneración de los activos sin riesgo desmotiva a los inversores a tomar riesgos por ejemplo en la renta variable.

¿Pero es tan determinante una subida de tipos para la evolución de los mercados bursátiles?

Es decir si la FED hubiera subido los tipos en Septiembre o si lo hace en los próximos meses eso significa automáticamente que la bolsa tendrá un mal comportamiento. ¿O al revés, una bajada de tipos es siempre una garantía de que las bolsas van a comportarse bien?

Los meses previos y siguientes a cambios de tipos , están llenos de volatilidad, y en general son negativos para las bolsas. ¿Pero qué pasa en un horizonte más largo?

Han surgido diferentes estudios al respecto y todos los que hemos visto aportan datos históricos que, curiosamente demuestran lo contrario. Basta con ver la dispersión de los puntos en el gráfico siguiente extraído de uno de ellos: no se observa ningún patrón ni por tanto ninguna relación real entre movimientos en los tipos y rentabilidad, al menos en los 2 años siguientes al cambio.

En el segundo gráfico sí aparecen retornos extraordinarios después de una relajación de tipos y al revés. Si además sacamos el ruido y eliminamos los incrementos más pequeños el dibujo aún se ve más claro y se puede afirmar que la historia demuestra que los mercados bursátiles no son tan sensibles a las variaciones de tipos como la teoría económica nos indica y que los retornos han sido totalmente aleatorios.

No es el momento aquí de hacer un tratado de economía: probablemente la explicación de lo descrito en el párrafo anterior no es que la teoría económica se equivoque (es evidente que una subida de tipos desestimula la toma de riesgos), sino que hay muchos otros factores económicos o incluso geopolíticos que influyen en los mercados.

Solo hace falta ver la situación actual: cuando la FED decida finalmente  subir tipos, es porqué verá que la situación de la economía esta mejorando suficientemente, y eso es bueno para las compañías que al fin y al cabo son las que soportan los mercados bursátiles. La subida de tipos  es inevitable y seguramente se empezará a producir antes de final de año. Pero ya hemos visto, que la subida de tipos no condiciona el comportamiento definitivo bursátil. Lo que si sabemos, es que la subida será muy suave : y esto garantiza que los tipos seguirán históricamente bajos.

De momento los mercados han reaccionado negativamente, pero es pronto para ver cual será la evolución final. El mercado americano no deja de estar caro a pesar de las correcciones: el que invierta en índices, debe seguir, con cierta prudencia, pero sin dejar de estar en el mercado. Para el que invierta directamente en compañías, siguen existiendo infinidad de  oportunidades de encontrar valor en el mercado. Por otro lado, hay múltiples compañías que siguen cambiando el mundo con un potencial de crecimiento inmenso, y las correcciones pueden ser una excelente oportunidad de entrar en ellas, a mejores precios.

¿Un inversor privado puede batir los mercados?

Ciertamente que sí. ¿Pero es realmente necesario?

Rentabilidades inbestMe – Informe 1r semestre 2019

El mercado ha hecho un giro de 180 grados desde finales del 2018, y el primer semestre de 2019 ha sido excepcional, tanto para las rentabilidades de inbestMe, como para la mayor parte del universo invertible. El hecho de que los principales bancos centrales señalaron que están listos para reanudar sus políticas de estímulo monetario

¿Qué es neuroeconomía? Inversión segura mediante behavioral finance

¿Qué es neuroeconomía? La tecnología ha cambiado todos nuestros hábitos. Ya no podemos hablar de “la etapa de internet” como si fuera algo novedoso, sino como algo ya plenamente implementado. No estamos ya en la transición tecnológica, sino en la era digital. Por ello, no debemos ver en las herramientas que este medio nos ofrece

Los comentarios están cerrados.