No es ningún secreto que el futuro de las pensiones comienza a tambalear. Por eso, es normal que cada vez más personas, preocupadas por qué ocurrirá el día de mañana, traten de averiguar cuáles son los mejores planes de pensiones para invertir.

Hasta hace muy poco tiempo, la única opción existente eran los planes de pensiones tradicionales, comercializados en la mayoría de los casos por bancos y agencias de seguros.

Los problemas de estos planes de pensiones son fundamentalmente dos: 

  • Su escasa rentabilidad: según un estudio de IESE, en el periodo comprendido entre diciembre de 2003 y diciembre de 2008, la rentabilidad media de los fondos de pensiones en España fue del 2,11% anual.
  • Sus altas comisiones: el mismo estudio indica que un 36% de estos planes cobraron comisiones de gestión comprendidas entre el 2% y el 2,5%; y un 24% cobraron comisiones de gestión comprendidas entre el 1,5% y el 2%.

Si la rentabilidad media fue del 2,11% y las comisiones rondaron el 2%, la rentabilidad neta, es decir, el dinero que va de vuelta al bolsillo del inversor sería de solo el 0,11%. Visto así, un plan de pensiones no parece un buen negocio. O al menos, no un buen negocio para el inversor.

Si además tenemos en cuenta que en el periodo analizado el IBEX 35 creció un promedio anual del 5,33% y los bonos del Estado a 15 años el 4,55%, ¿no habría sido mejor idea invertir en un plan de pensiones indexado a estos activos?

Planes de pensiones indexados: el futuro de los planes de pensiones

Un plan de pensiones indexado es, sin lugar a dudas, el mejor plan de pensiones para invertir que puedes encontrar ahora mismo en el mercado.

Conserva exactamente las mismas ventajas fiscales que cualquier plan de pensiones tradicional contratado en España, es decir, permite desgravar impuestos en la declaración de la renta. 

Además, tiene las mismas condiciones particulares para el momento del rescate del plan (ser desempleado de larga duración, que hayan pasado 10 años desde la aportación…).

Entonces, ¿en qué se diferencia un plan de pensiones indexado de uno tradicional? 

Muy sencillo, al invertir en productos de gestión pasiva, como fondos de inversión indexados o ETFs, sus comisiones son mucho menores, lo que les permite obtener una rentabilidad neta muy por encima de la que consiguen los planes de pensiones tradicionales.

Esta es la razón por la que los planes de pensiones indexados cada vez tienen más éxito entre las personas preocupadas por su futuro. Sus bajos costes, su alta diversificación, su sencillez y sus buenas rentabilidades históricas son su mejor carta de presentación. 

Planes de pensiones de inbestMe

En inbestMe nos hemos dado cuenta, entre muchas cosas más, de que los planes de pensiones tradicionales no están hechos a medida del inversor. Por eso hemos tomado la firme decisión de apostar por los mejores planes de pensiones indexados para invertir.

Queremos ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos financieros y para ello hemos diseñado unos planes de pensiones con un coste medio estimado de solo el 0,85%. Estas comisiones son extraordinariamente bajas y tendrán un impacto mínimo sobre la rentabilidad final.

Si hacemos un backtest de nuestras carteras desde 2015 hasta hoy, el resultado es que nuestros planes de pensiones han logrado una rentabilidad media del 4,6% (4 puntos más que la media de los planes de pensiones de Inverco para ese periodo).

Rentabilidad Carteras planes de pensiones para invertir
Nota: elaboración propia. Datos de un backtest de las carteras inbestMe Planes de Pensiones desde 1/1/2015 a 31/10/2019 y estadísticas de inverco. Rentabilidades pasadas no son garantía de rentabilidades futuras.

En total, hemos diseñado 11 perfiles diferentes de planes de pensiones que combinan distintos porcentajes de renta fija y renta variable. Esto es ideal para el inversor, ya que según pasan los años, puede adaptar su estrategia de inversión a sus circunstancias personales. 

Puedes empezar tu plan de pensiones con nosotros desde solo 250 euros o traspasar fácilmente tu actual plan desde nuestra plataforma. A continuación, establece tu aportación periódica (mensual, trimestral, anual…) y deja que la automatización y el interés compuesto hagan el resto.

Escriba un comentario