La rentabilidad de nuestras carteras sigue siendo óptima

La rentabilidad de nuestras carteras modelo sigue teniendo un muy buen comportamiento desde el 2015, y este buen comportamiento continua en el 2017 según podemos observar en el gráfico siguiente.

Nuestras carteras acumulan una rentabilidad promedio alrededor del 4%. En realidad, el promedio para nuestros clientes es incluso superior ya que la mayoría se decantan por perfiles del 6 al 8: en estos perfiles la rentabilidad acumulada en el año (8 meses) está alrededor del 5%.

Cuando el coste no lo es todo

Una de las razones porque nuestras carteras se están comportando mejor que otras es porque, no solo están muy diversificadas, sino que están pensadas también, para tener bajo control el riesgo de divisa. Esta es una de las ventajas de usar ETFs, al haber tanta oferta hay la posibilidad de escoger a menudo ETFs con coberturas. De ahí el título de este párrafo. Los ETFs con coberturas son más caros que los que no tienen coberturas, en promedio un 0,10%-0,15% más alto.

En el gráfico de más abajo comparamos las rentabilidades reales de nuestras carteras con varios índices que permiten hacer varios comentarios:

En rojo en el gráfico podemos observar cual sería la perspectiva de un inversor sin coberturas al Euro:

-La rentabilidad traducida a Euros de la renta variable en el mundo ha sido moderada en este periodo, 0,64% para el mundo desarrollado, algo mejor, 2,42% si incluimos los emergentes.

-La rentabilidad de los bonos globales en dólares cubiertos ha sido muy negativa, -11,06%

-La renta variable americana traducida a Euros (cogiendo el S&P500 como indicador de la bolsa americana) también ha tenido una aportación negativa del -0,86%

Por otro lado  en azul en el gráfico, vemos cual sería la perspectiva de un inversor con divisa cubierta al Euro:

-La renta variable mundial con cobertura al Euro tiene una rentabilidad acumulada  del 8,84%

–  y un 9,9% para el S&P 500 también con cobertura al Euro

-La renta fija global con Euros cubiertos modera su caída al -1%.

Por tanto, hasta agosto, la renta variable se ha comportado en realidad muy bien. Incluso la bolsa europea ha subido un 6,43% como podemos ver también en el gráfico en azul. Es en la conversión a Euros, cuando una cartera global que no esté protegida a la divisa puede perder, como es el caso este año, la oportunidad de beneficiarse de unos mercados alcistas. Por otro lado en lo que llevamos de año la renta fija ha tenido en general un efecto negativo en todas las carteras tal como nos indica el -1% de bonos agregados con el Euro cubierto.

En verde en el gráfico:

Calculamos un benchmark combinando al 50% la renta variable y los bonos globales y obtenemos un interesante benchmark mixto, con una rentabilidad combinada del 3,9%. También en un verde más claro, vemos el promedio de las carteras modelo de inbestMe Basic (1) que se sitúan algo por encima, con un 4,2%, de este benchmark combinado.

Como estrategia, nuestras carteras incluyen un alta cobertura del riesgo divisa

Por lo tanto, a veces es conveniente costear un ETF con una comisión ligeramente más alta para asegurar menos volatilidad por divisa. Esto a muy largo plazo puede ser discutible, pero en el corto y medio plazo las carteras pueden tener un alto impacto por divisa como vemos en este año 2017 donde el dólar se ha devaluado un 15%. Pero este pequeño coste adicional y gracias a la amplia oferta y competencia en el mundo de los ETFs no perjudica la eficiencia total de las carteras: el TER medio de nuestras carteras sigue siendo muy optimo y está en el 0,22%

En todo caso es bueno que nuestros clientes sepan que la cobertura de divisa forma parte de nuestra estrategia de inversión. Nuestras  carteras, incluyen una alta cobertura de divisa y por tanto un mejor control de la volatilidad y el riesgo. En los perfiles más bajos la cobertura es casi total. Para los demás perfiles el grado de cobertura se va adaptando: la máxima exposición a divisa está en torno al 25% para el perfil 10. Esto quiere decir que incluso en los perfiles más altos y más habituales, más del 75% de la cartera está cubierta por divisa.

El resultado final de todas nuestras estrategias combinadas se ven reflejadas, en resumen, en el promedio del 4,2%(1) obtenido por las carteras modelo de inbestMe Basic. Este se sitúa algo por encima del 3,9% del benchmark 50%/50% y es muy superior a la rentabilidad media ponderada de los fondos de inversión del 1,7% (2).

(1) el 4,2% es  la mediana y el promedio excluyendo el perfil 0. El perfil 0 sería más comparable con un benchmark monetario que no hemos incluido en el gráfico por simplicidad.

(2)Rentabilidades medias anuales ponderadas de los fondos de inversión a 31/7/2017. Esta es el último dato publicado por Inverco en el momento de publicación de este artículo.

Nota importante:

Los resultados del pasado no son garantía de resultados futuros. Cualquier retorno previsto o proyecciones hipotéticas, pueden no reflejar resultados reales futuros. Destacar que los resultados del pasado pueden reflejar rentabilidades de activos por un tiempo limitado, o debidos a un periodo de una actividad extrema o peculiar. TODA INVERSIÓN IMPLICA RIESGO Y ESTÁ SUJETA AL RIESGO DE PERDER DINERO. No puede asegurarse que una inversión o que cualquier proyección  o rentabilidad real mostrada  se conviertan con certeza en rentabilidades reales o predecibles. No se puede asumir que los inversores vayan a experimentar retornos en el futuro tales como los expresados. Las rentabilidades que se muestran aquí son las rentabilidades de nuestras carteras modelo inbestMe Basic, después de descontar los costes implícitos de los ETFs (0.22% de media) y los gastos de gestión de inbestMe Basic realmente soportados del 0.41% anual en el primer año y del 0.55% en el resto. Las rentabilidades aquí expresadas corresponden a la de nuestras  carteras modelo inbestMe Basic en el periodo indicado, y por tanto no tienen porque coincidir con ninguna cartera real de nuestros clientes.

Tags: , , ,