La mejor tecnología y metodología para invertir mejor

Tanto la tecnología como las teorías de inversión están en constante evolución. En inbestme estamos constantemente al día de ambas con el objetivo de combinarlas a fin de ofrecer métodos sencillos pero eficientes para nuestros clientes.

inbestme_icon_01 75x75

Las 6 prioridades del inversor

 

Lo más importante a la hora de realizar una inversión es saber cuáles son nuestros objetivos y necesidades financieras personales y familiares. No se debe invertir el capital de la misma forma para una persona joven que quiere acumular capital o preparar su jubilación que otra con el objetivo de obtener un rendimiento a más corto plazo para hacer frente a una compra importante.

En segundo lugar tenemos la psicología inversora, que es mucho más importante de lo que generalmente se cree. Los sentimientos y emociones hacen que se invierta de forma ineficiente. También es fundamental considerar estos aspectos psicológicos para la construcción de una cartera que mejor se adapte a nosotros. Por ejemplo, un inversor con aversión al riesgo debería tener una cartera menos volátil o con una visión más a largo plazo.

preferencias inversor

Posteriormente debemos centrarnos en la distribución de activos (Asset Allocation) que consiste en decidir qué porcentaje de la cartera se invierte en Renta Variable (dentro de esta, decidir si ponderar más la europea, americana, países emergentes..), Renta Fija, Materias Primas, Inmobiliario…En definitiva se trata de decidir en QUÉ clase de activo necesito invertir para cumplir con mis objetivos.

A continuación debemos fijarnos en los costes. En el corto plazo puede que no sea tan visible el efecto negativo que repercute en nuestra rentabilidad, pero al cabo de 20 años y debido al efecto del interés compuesto, vemos como una disminución del coste del 0,5% anual, provoca un aumento de la rentabilidad superior al 10%. Puedes realizar simulaciones en nuestra calculadora de costes.

Luego hay que tener en cuenta la selección del activo.  En inbestMe no hacemos “Stock picking”, al no invertir directamente en acciones sino en  ETFs , fondos indexados cotizados que replican índices. Pero sí optimizamos, el activo dentro de cada clase de activo. El invertir con ETFs nos permite escoger sobre una muy amplia oferta. Para seleccionar los ETFs consideramos, los costes, el volumen, liquidez y error de tracking de cada uno de ellos.

Y finalmente se tiene que considerar los impuestos por tal de maximizar el éxito de la inversión. Es por este motivo que inbestMe sigue diferentes estrategias para diferir al máximo el pago de los impuestos.

En nuestra metodología seguimos este orden de forma escrupulosa para diseñar nuestras carteras.

inbestme_icon_01 75x75

Metodología para determinar el perfil de riesgo

 

Una parte imprescindible de nuestra metodología es asignar el perfil más adecuado para cada cliente.

En Inbestme, estimulamos la inversión a largo plazo y recomendamos las aportaciones periódicas puesto que son factores que ayudan a disminuir la volatilidad y el riesgo.

Nos tomamos muy en serio la determinación del perfil para cada cuenta que abrimos. Para ello hemos elaborado un muy completo proceso que tiene en cuenta diferentes aspectos:

  • La situación financiera del cliente
  • El objetivo específico de la cuenta
  • La tolerancia al riesgo del cliente
  • La capacidad del cliente para asumir riesgos.
  • Los conocimientos y experiencia previa del cliente

El cliente responde de forma espontánea a diferentes preguntas que una vez combinadas sirven para tener una visión muy completa de cada cuenta abierta.

Los apartados 1, 3, 4 y 5 son asociados al cliente independientemente de la cuenta o cuentas que abra. El apartado 2 se asocia  sólo con la cuenta. Un mismo cliente puede abrir diferentes cuentas con objetivos diferentes.

 

1-Situación financiera del cliente

 

En este apartado, tenemos en cuenta diferentes aspectos de la situación actual del cliente como: (i) edad y el tiempo que le queda hasta su probable jubilación, (ii) Situación laboral (si está en activo o no), (iii) Ingresos anuales y (iv) sus gastos anuales. Se establece un ratio de gasto aproximado, que se tendrá en cuenta para determinar el perfil de riesgo del cliente.

(SF 1 + SF2 + SF3 + SF4) * 0,25 =  SF

 

2-Objetivo de la cuenta

 

El “Behavioral portfolio management” recomienda adecuar la gestión de carteras subdividiendo el patrimonio total de un inversor en diferentes objetivos. Al hacer esto, el inversor  es capaz de asignar de una forma más coherente su tolerancia al riesgo en función de esos objetivos.

Por ejemplo. Un inversor que ya tiene una cuenta de “Seguridad” podrá destinar otra parte de su inversión a un crecimiento de su patrimonio aceptando más riesgo para esa segunda cartera.

En nuestra evaluación, el perfil final también viene condicionado, con el objetivo específico de cada cuenta.

Éste se pondera en el cálculo final para que el objetivo de la cuenta tome la relevancia adecuada. Así una cuenta constituida para complementar la jubilación para un mismo cliente, podrá tener un perfil de riesgo superior que una cuenta creada para asegurar unos ahorros de emergencia de dicho cliente.

Los objetivos que proponemos en Inbestme son:

  1. Constituir un ahorro para cuando llegue el momento de la jubilación, que complemente la pensión pública en el caso de que la tengamos
  2. Constituir un ahorro para hacer crecer el patrimonio a largo plazo, donde rentabilizar las inversiones.
  3. Constituir un ahorro en forma de cuenta de seguridad que pueda estar disponible en el corto plazo y lo más conservador posible.
  4. Acumular para una compra importante, con un horizonte de tiempo normalmente predeterminado.

 

Obj cuenta= (OC)

es una variable que se determina según la respuesta dada por el cliente para ese determinado contrato.

 

3-Tolerancia al riesgo del cliente

 

En este apartado se combinan un mínimo de 3 preguntas. En definitiva se trata de que con diferentes fórmulas incluyendo gráficos se pueda establecer la tolerancia  al riesgo real del cliente.

Las 3 preguntas se combinan y se ponderan con un peso igual. En las preguntas se determina la correcta combinación entre riesgo y rentabilidad.

Con este primer apartado obtenemos una primera evaluación del perfil potencial de acuerdo a la tolerancia.

(T1 + T2 +T3)*0,33 = T

 

4-Capacidad al riesgo

 

La capacidad al riesgo la determinamos en función de varios factores:

-Importe a invertir en Inbestme en función del patrimonio total del cliente.

-Capacidad de ahorro, estabilidad de ingresos.

-El horizonte temporal de la inversión.

-Inversiones/aportaciones recurrentes

(C1 + C2 + C3 + C4) * 0,25 = C

  

 

Tolerancia versus capacidad

 

En general el inversor tiende a sobre evaluar su tolerancia al riesgo. Es por tanto importante comparar la tolerancia con su capacidad.

Por lo tanto si el grado de capacidad al riesgo real es inferior a la tolerancia, el perfil final se ajusta ponderando más la capacidad que la tolerancia al riesgo, lo cual tiene un efecto limitador.

 

Experiencia y conocimientos del inversor

 

Finalmente, en el proceso se tiene en cuenta  los conocimientos del inversor.

Aunque en todos los pasos anteriores una cuenta pudiera tener un perfil alto, este se limitará finalmente en caso de que el cliente no conozca los riesgos asociados con los activos que formarían parte de su cartera, rebajándose finalmente el perfil recomendado.

EXP1 = Conocimientos previos del inversor

 

METODO CÁLCULO DEL PERFIL

 

A las diferentes variables  para el cálculo del perfil de riesgo del cliente, se le asigna una escala de ponderación, que puede tomar 2 distintas bases de cálculo según si:

(*) OC Objetivo de la cuenta

(*) EXP Experiencia y conocimientos del cliente

(*) SF Situación Financiera

(*) T Tolerancia al riesgo

(*) C Capacidad de asumir riesgo

 

Una vez aplicadas las ponderaciones anteriores a los valores resultantes, se asigna un perfil de riesgo al cliente (Perfil 1 = P1). Dicho perfil, no es definitivo todavía, ya que se verifica momentos antes de la apertura del contrato, según las experiencia inversora previa del cliente y el número de operaciones que ha hecho con los activos que ha asegurado conocer anteriormente.

Esta respuesta añade una variable más a ponderar, y se recalcula la clasificación de riesgo al cliente. (Perfil 2 = P2)

Se escoge el perfil máximo entre P1 y P2: MAX (P1, P2) redondeando dicha cifra  al alza en el caso que el decimal más próximo sea superior a 5, y a la baja en el caso contrario.

 

Ejemplo de cálculo

 

  1. P1 = 6,38 P2 = 6,64

MAX (6,38; 6,64) = 6,64    PERFIL RIESGO = 7

  1. P1 = 6,38 P2 = 6,38

MAX (6,38; 6,38) = 6,38  PERFIL RIESGO = 6

Existen diversos condicionantes que modifican el perfil de riesgo:

  • Edad hasta la jubilación teórica (67 años). Si quedan menos de 10 años para llegar a los 67 años, asumimos que el horizonte temporal es demasiado corto para asumir posibles oscilaciones del mercado, y se establece sólo un 0,33 de la ponderación real, excepto que el importe a invertir en Inbestme represente menos de un 25% de su patrimonio total, en cuyo caso, dicha restricción no pondera.
  • Si el cliente establece como objetivo de la cuenta, tener una “Cuenta de Seguridad”, independientemente que su perfil de riesgo salga elevado, Inbesmte asume como máximo un nivel 3, debido a que la cuenta de seguridad está pensada para tener pequeña volatilidad y un horizonte cortoplacista.
  • El ya comentado anteriormente sobre las diferentes ponderaciones según si la capacidad de asumir riesgo del cliente es mayor o menor que la tolerancia a los riesgos.

Cambios y revisiones

 

El cliente puede ajustar a la baja su perfil manualmente.

En caso de querer aumentar más allá de un nivel su perfil, deberá someterse de nuevo al proceso de evaluación.

Un cliente puede cambiar su perfil (a la baja) tanto como quiera mientras no haya dotado de fondos a su cuenta.

Una vez constituida la cuenta podrá modificar sólo una vez al mes su perfil de acuerdo con lo expuesto anteriormente.

Al menos una vez al año se revisará la evaluación de todo el proceso.

Bibliografía:

KAHNEMAN, D., J.L. KNETSCH and R.H. THALER, 1991. The endowment effect, loss aversion, and status quo bias. Journal of Economic Perspectives.  (43.41/year)

TVERSKY, A. and D. KAHNEMAN, 2004. Loss Aversion in Riskless Choice: A Reference-Dependent Model.

  1. THOMAS HOWARD. BEHAVIORAL PORTFOLIO MANAGEMENT: HOW SUCCESSFUL INVESTORS MASTER THEIR EMOTIONS AND BUILD SUPERIOR PORTFOLIOS

http://www.amazon.com/Behavioral-Portfolio-Management-successful-portfolios-ebook/dp/B00IZISLO6

inbestme_icon_01 75x75

Elaboración y construcción de las carteras modelo

 

La “Modern Portfolio Theory” se basa en la hipótesis que la diversificación es la principal forma de reducir los riesgos. Markowitz demostró en un artículo considerado como histórico, “Portfolio Selection” (1952), que el riesgo de una cartera depende de hasta que punto los retornos de los activos que componen la cartera tienden a moverse en la misma dirección. Esto significa que el riesgo total de una cartera no se determina simplemente por el promedio del nivel de riesgo de los activos en la cartera , sino que depende de la covarianza entre ellos. Por tanto, combinando posiciones que no estén perfectamente correlacionadas, es posible reducir el riesgo total de la cartera.

En más detalle los principios en los que basó Henry Markowitz su teoría son:

  • El rendimiento de cualquier título o cartera es descrito por una variable aleatoria subjetiva, cuya distribución de probabilidad para el período de referencia es conocida por el inversor. El rendimiento del título o cartera será medido a través de su esperanza matemática.
  • El riesgo de un título, o cartera, viene medido por la varianza (o desviación típica) de la variable aleatoria representativa de su rendimiento
  • El inversor preferirá aquellos activos financieros que tengan un mayor rendimiento para un riesgo dado, o un menor riesgo para un rendimiento conocido.

En Inbestme seleccionamos muy cuidadosamente un conjunto de clases de activos (grandes categorías de inversiones que comparten características similares y tienden a comportarse de la misma manera) que mejor completan el universo de inversión y que nos permiten alcanzar plenamente los beneficios de la diversificación. Los diferentes activos se sitúan dentro de un rango en donde encontraríamos, activo de bajo-riesgo/bajo-retorno (por ejemplo, bonos a corto plazo) hasta alto-riesgo/altos-retornos (renta variable e inversiones alternativas).

Para cada clase de activo considerada, seleccionamos el ETF (o fondo indexado cotizado) que replica de manera más eficiente su evolución. La selección del ETF para cada clase, se hace considerando el que tiene los menores costes y mayor liquidez, prefiriendo así los que replican un índice de forma física versus a la sintética. Monitorizamos constantemente la oferta de ETFs, con la posibilidad de movernos hacia otros más eficientes si, teniendo en cuenta los costes de transacción, se demuestra que el cambio es económicamente conveniente para el cliente.

El proceso de asignación a las distintas clases de inversiones dentro de la cartera se llama distribución de activos. Un proceso de distribución de activos óptimo, debe tener como objetivo por un lado el adaptarse al perfil de riesgo del inversor y por otro, alcanzar los objetivos de riesgo/rendimiento de la cartera. Nuestro objetivo es construir carteras que permitan al inversor alcanzar sus objetivos en términos de rendimiento, pero dentro de los límites de riesgo que pueda tolerar. Nos esforzamos por ofrecer soluciones de inversión que haga que el inversor se sienta emocionalmente cómodo,  incluso en tiempos difíciles.

Se ha demostrado que por si sola, la óptima distribución de activos (a diferencia de la selección del activo determinado dentro de la clase de activo) es responsable de alrededor el 95% de la evolución de la cartera. Es por esta razón, que en Inbestme dedicamos una gran cantidad de tiempo a la elección de las clases de activos más adecuadas y a la selección de los ETFs que replican eficientemente y al menor coste,  la evolución de las diferentes clases de activos.

Determinación y selección de las clases de activo

La cada vez más amplia oferta de ETFs nos permite maximizar la diversificación y ampliar el número de clases de activos a considerar. Para nuestras carteras Euro hemos seleccionado 15 clases de activos que mejor nos permiten lograr la combinación de inversiones que coincide con cada uno de los perfiles de los inversores en términos de requisitos de riesgo-rendimiento. Las clases de activos que hemos seleccionado para las carteras denominadas en euros son: renta variable global, renta variable Europea, renta variable EEUU, renta variable Asia Pacífico, bonos corporativos en Euro, bonos High Yield Euro, Real Estate Euro, renta variable países Emergentes, bonos de países Emergentes en USD, materias primas y oro. Bajando más en detalle las 15 clases consideradas son:

Bonos gubernamentales en Euros a corto plazo: esta es la clase de activo  con el perfil de más bajo riesgo y más bajo rendimiento. Los bonos están sujetos al riesgo de interés es decir que sus precios caen cuando las tasas de interés aumentan. Los bonos de corto plazo son menos susceptibles a las fluctuaciones de intereses que los bonos con plazos más largos por lo que sus intereses son mas bajos. Actualmente, el rendimiento esperado es cercano al cero aunque sigue siendo una clase de activo importante a tener en cuenta para aquellas carteras de bajo riesgo.

Bonos gubernamentales en Euros a largo plazo: estos bonos conllevan más riesgo que los de corto plazo ya que sus precios tienden a variar más dado un tipo de interés determinado. Normalmente, la curva de rendimiento (la curva que compara los rendimientos de los bonos de similar calidad para diferentes plazos) tiende al alza lo que indica que los bonos a largo plazo ofrecen un rendimiento mayor que aquellos bonos de corto plazo. Estos son considerados un buen mecanismo para el optimizar la diversificación ya que sus precios tienen una correlación negativa (se mueven en dirección opuesta) frente a los precios de los activos de más riesgo como la renta variable.

Bonos Corporativos o bonos No Gubernamentales: estos son bonos no gubernamentales pero con la consideración de “investment grade” (o de alta calidad). Este tipo de bono los suelen emitir bancos y empresas con altos ratings (alta calificación crediticia). Para compensar el alto riesgo crediticio, suelen proporcionar rendimientos más altos y favorables. Se entiende por riesgo crediticio como la posibilidad de que el emisor de los bonos no sea capaz de cumplir con sus obligaciones. Un bono con la calificación máxima en esta clase de activo significa que tiene una baja probabilidad de incumplimiento.

Bonos “High Yield” (HY o alto rendimiento) en Euros: estos son bonos no-gubernamentales emitidos por entidades de mayor riesgo. Tienen una calificación crediticia más baja que los bonos de “investment grade” (en contraposición a los HY se les llama “speculative grade” por ser más especulativos) para reflejar el mayor riesgo de impago. Los bonos HY ofrecen una mayor rentabilidad para compensar el aumento del riesgo crediticio, pero a costa de una mayor volatilidad y menor liquidez. En comparación con los bonos más seguros tienden a moverse de una forma similar a la renta variable y son menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés. De hecho y al igual que las acciones, su comportamiento está vinculado al ciclo económico.

Bonos ligados a la inflación: estos bonos están protegidos contra el riesgo de inflación. Los bonos vinculados a la inflación, de hecho, garantizan una cierta tasa de rendimiento real (el retorno neto de la tasa de inflación), mientras que los bonos tradicionales ofrecen una rentabilidad nominal que está sujeta al riesgo de que una inflación más alta de lo esperado erosione el poder adquisitivo de los intereses nominales devengados.

Bonos en USD de mercados Emergentes: Esta clase de activos incluyen bonos denominados en dólares emitidos por los países de mercados emergentes. Ofrecen un rendimiento más alto que los bonos de los países desarrollados para compensar el mayor riesgo emisor, pero, siendo emitida en dólares, permiten evitar el riesgo vinculado a la inversión en mercados emergentes en la divisa local/nacional.

Real Estate: Esta clase abarca una extensa variedad de empresas inmobiliarias y “real estate investment trusts” (REITS). Los REIT son vehículos de inversión que poseen y administran propiedades y cuyos accionistas se benefician de los ingresos por alquiler o apreciación de las propiedades. Por lo general, las inversiones inmobiliarias se correlacionan positivamente con el PIB e están inversamente correlacionadas con el nivel de las tasas de interés y son una buena forma de diversificación frente a acciones y bonos.

Renta variable en Mercados Desarrollados: La renta variable tiene una mayor volatilidad por lo que sus rendimientos también son mayores que las inversiones en renta fija. Al comprar acciones un inversor compra una parte de una sociedad y tiene derecho a recibir los dividendos y de participar en la revalorización del capital. Históricamente las acciones han superado a otros activos y, en el largo plazo, ofrecen la mejor protección contra la inflación. En los perfiles dónde el peso en renta variable es elevado, para maximizar la diversificación de las carteras, distribuimos la parte de renta variable en las diferentes áreas geográficas; renta variable Europea, Estados Unidos y Asia Pacífico.

Renta variable en mercados Emergentes: En este tipo de inversión el cliente se expone a mercados emergentes y que en general tiene un crecimiento más alto. Esto viene a costa de un mayor riesgo.

Materias Primas: Esta clase de activo tiene exposición al mercado de agricultura, metales y energía. Los precios de estos tienden a moverse en conjunción con el ciclo económico. También están directamente vinculados con los niveles de inflación por lo que ofrece una manera de proteger la cartera ante aumentos significativos en los precios.

Oro:  Esta materia prima es un refugio seguro ante la volatilidad del mercado ya que su precio suele aumentar cuando los bienes mas arriesgados a nivel global se encuentran bajo presión. En un ámbito donde la correlación entre el tipo de inversión y la diversificación eficaz se ve cada vez mas difícil, el oro es percibido como una manera adecuada de disminuir riesgo en la cartera debido a la correlación negativa que existe con otros tipos de inversión. Asimismo, ofrece protección ante la inflación.

El comité de inversión de Inbestme está constantemente supervisando la oferta de clases de activos, vehículos financieros y en particular la oferta de ETFs (fondos indexados cotizados) y fondos de inversión indexados. En cualquier momento el comité de inversión puede decidir cambiar o ampliar las clases de activos y los vehículos seleccionados. En particular si esto es en beneficio de una mayor diversificación o reducción de costes lo que en definitiva redundaría en la mejora de la eficiencia de las carteras.

inbestme_icon_01 75x75

Optimización de las carteras: rentabilidad y volatilidad

 

Una vez definidos las clases de activos y su función en las carteras, analizamos rendimientos históricos así como las volatilidades y generamos un matriz de covarianzas que tal y como se ha explicado anteriormente, es intrínseca a la técnica de optimización de carteras. El análisis de la covarianza entre activos determina hasta qué punto las diferentes clases de activos tienden a moverse conjuntamente o en la misma dirección. Como hemos descrito ya anteriormente, en los últimos años ha aumentado de forma importante la correlación entre clases de activo debido a la mayor vinculación entre diferentes mercados financieros, lo que hace algo más complicada la diversificación eficaz.

rentabailidad volatilidad

Para abordar el problema de la no estacionalidad de las covarianzas hemos dado más importancia a los observaciones recientes, dado que nuestro objetivo es estimar el nivel actual de volatilidad. El EWMA (por su nombre en inglés Exponential Weighted Moving Average) pondera de manera diferente cada observación de tal forma que asigna mayor peso a las observaciones más recientes. De acuerdo con el EWMA, la varianza en el periodo t es:

Screen Shot 2016-07-15 at 20.13.06

donde λ corresponde al factor de decaimiento y toma valores entre 0 y 1. La ecuación anterior implica que la varianza de hoy será igual a λ veces la volatilidad del día anterior más el cuadrado de la rentabilidad del día anterior. Si desarrollamos

Screen Shot 2016-07-15 at 20.13.13

recursivamente, llegamos a una expresión más simple, que será la utilizada. Ésta es:  

Screen Shot 2016-07-15 at 20.13.19

donde:

Screen Shot 2016-07-15 at 20.20.31

decrece exponencialmente. En particular,

Screen Shot 2016-07-15 at 20.13.25

El modelo EWMA es un caso particular del modelo GARCH(1,1). J.P. Morgan popularizó esta metodología cuando le fue solicitado un informe diario para medir el riesgo de su compañía. Cuatro años después en 1992 J.P. Morgan lanzó al mercado la metodología RiskMetrics, que no es más que emplear un modelo EWMA con un λ de 0.94 para datos diarios y de 0.97 para datos mensuales. Una práctica común es emplear las medidas de bondad de ajuste para determinar que valor de λ es el más adecuado

 

Basado en un profundo análisis de la evolución pasada y en nuestras expectativas sobre los mercados, hemos reunido unas expectativas sobre los rendimientos de las diferentes clases de activos que utilizamos para la creación y optimización de las distintas carteras.

Screen Shot 2016-05-25 at 15.15.55

 

Posteriormente realizamos un proceso de optimización de la varianza (“MVO”) , con el objetivo de encontrar una serie de carteras que maximizan la expectativas de rendimiento para cada tipo de riesgo asumido.  Establecemos diferentes conjuntos de distribuciones para  las distintas clases de activos en cada cartera, con el fin de maximizar la rentabilidad dada la cantidad de riesgo que el inversor para cada perfil de riego puede tolerar.

Utilizamos al menos 7 ETFs  diferentes como mínimo en cada una de las cartera para garantizar una adecuada diversificación. Para evitar una excesiva concentración de riesgos y por tanto aumentar la diversificación decidimos establecer unos limites máximos del 25% de la cartera para cada activo. También establecemos un límite mínimo del  5% de la asignación para cada ETF. Por lo tanto el número de activos diferentes es de 7 a 10 según el perfil.

Normalmente las carteras  de bajo riesgo son intensivas en renta fija o bonos, mientras que las carteras de mayor riesgo tienen un peso de renta variable más elevado. En las carteras en que las proporciones, sea de renta fija o de renta variable son relativamente altas, utilizamos entonces la diversificación geográfica con el fin de reducir los riesgos.

El foco en las carteras Inbestme Basic está en las estrategias de optimización de la distribución de activos. Se revisan los pesos relativos de las clases de activos cada tres meses dejándonos cierta flexibilidad para cambiar la asignación de activos cada vez que vemos un cambio significativo en el mercado, pero sin perder en ningún momento las expectativas a largo plazo, dejando las estrategias algo más tácticas para las carteras Inbestme Dynamic.

Bibliografía:

“Portfolio Selection” Harry Markowitch, (PDF) The Journal of Finance, 1952

“Foundations of Portfolio Theory” Harry M. Markowithc (PDF), Nobel Lecture

“Common sense on Mutual Funds” John Bogle

“A Random Walk On Wall Street” Burton G. Malkiel

“Winning The Losers Game” Charles D. Ellis

inbestmeicon01onlyMeallgreen_1_75

Metodología Inbestme Basic

Básicamente las carteras basic se elaboran combinando la metodología descrita en los apartados de esta sección metodológica:

carteras tipo

optimización.

Esta combinación de elementos garantiza la máxima diversificación y optimización de las carteras para cada perfil de riesgo. La teoría que las sustenta es además de la diversificación, la simpleza y bajo coste y la eficiencia de la indexación. Esta combinación determina carteras extremadamente eficientes.  En la mayoría de situaciones y en el largo plazo estas carteras darán unos excelentes resultados sobre todo si se combina con aportaciones periódicas a las carteras. Aportaciones periódicas a las carteras reducen adicionalmente el riesgo ya que estaremos invirtiendo en diferentes momentos de mercado. Si esto es así, incluso ante caídas bruscas nos estaremos beneficiando de entrar en momentos óptimos de mercado compensando el efecto del “drawdown” de nuestras carteras, lo que retroalimentará nuestra rentabilidad.

El foco en las carteras Inbestme Basic está en las estrategias de optimización de la distribución de activos. Se revisan los pesos relativos de las clases de activos cada tres meses dejándonos cierta flexibilidad para cambiar la asignación de activos cada vez que vemos un cambio significativo en el mercado, pero sin perder en ningún momento las expectativas a largo plazo, dejando las estrategias de inversión más tácticas para las carteras Inbestme Dynamic.

inbestmeicon01onlyMeallblue75

Metodología Inbestme Dynamic

Las carteras Inbestme Dynamic siguen teniendo como base el modelo diseñado por Inbestme en sus carteras Inbestme Basic, y que se describe y se puede consultar en las secciones: Perfil de riesgo, Carteras tipo y Optimización de carteras. Ahora bien, las carteras Inbestme Dynamic se diferencian de las Basic en el hecho que el comité de inversión de Inbestme podrá modificar el posicionamiento táctico de la cartera en base a criterios fundamentales, valoración, técnicos y de sentimiento, para aprovechar las fluctuaciones del mercado.

Las carteras Inbestme Dynamic van dirigidas a aquellos inversores que consideran que en situaciones extremas es conveniente tomar un posicionamiento más prudente (caso de una elevada sobrevaloración de activos o exceso de euforia por parte de los inversores) o, por el contrario, aumentar la posición de riesgo (caso de infravaloración de activos o excesivo pesimismo inversor).

Para ello, el comité de inversión de Inbestme ha desarrollado dos modelos de valoración.

Uno basado en criterios macro y microeconómicos, y otro basado en indicadores técnicos y de sentimiento.

El primero permite definir si el precio al que están cotizando los diferentes tipos de activos financieros (acciones y bonos) son atractivos para su compra o por el contrario lo razonable sería venderlos y esperar a que cotizasen a niveles más atractivos para volver a comprarlos. Aquí se tiene en consideración parámetros macroeconómicos como son, entre otros, el crecimiento económico, la inflación, la política monetaria, la política fiscal, y, parámetros microeconómicos como son el CAPE, el PER, el precio valor en libros, la rentabilidad por dividendo, los beneficios esperados de las compañías.

El segundo modelo, basado en indicadores técnicos y de sentimiento tales como son la volatilidad, flujo de fondos, índices de aversión al riesgo, posicionamiento de mercado, permite detectar zonas de extremado optimismo o pesimismo por parte de los inversores. En base a estos dos modelos, el comité inversor aumentará o reducirá la distribución de activos de la cartera para cada uno de los perfiles de riesgo pero siempre dentro de los parámetros diseñados por Inbestme para garantizar la optimización y eficiencia de las carteras.

No obstante, dado que en ocasiones las situaciones anómalas tanto desde el punto de vista de valoración como de sentimiento pueden prolongarse en el tiempo, esta gestión táctica de la cartera sólo se realiza sobre el 50% de la misma. Es decir, la cartera se compone de dos bloques:

Uno, que llamamos núcleo, en el que la distribución de activos es exactamente igual que la de las carteras Inbestme Basic (cada perfil Inbestme Dynamic replica el correspondiente perfil de la Inbestme Basic).

Y otro, que llamamos satélite, en el que es el comité de inversión quien decide de manera dinámica y constante qué activos y en qué proporción la componen en cada momento en base a los dos modelos de valoración comentados anteriormente, si bien siempre se deberá respetar el nivel de riesgo máximo escogido por cada inversor al definir su perfil.

En resumen, las carteras Inbestme Dynamic persiguen aumentar la rentabilidad de las mismas a la vez que reducir el riesgo de sufrir correcciones significativas.

inbestmeicon01onlyMe_MetallicGold_75

Metodología Inbestme Advanced

Las carteras Inbestme Advanced, siguen teniendo como base el modelo diseñado por Inbestme en sus carteras Inbestme Basic, y que se describe y se puede consultar en las secciones, Perfil de riesgo, Carteras tipo y Optimización de carteras. Ahora bien, las carteras Inbestme Advanced se diferencian de las Basic, en el hecho que son totalmente personalizables por el cliente: el punto de partida inicial es el mismo pero la diferencia radica en la posibilidad de poder personalizar la mayoría de los parámetros, sólo con los límites que más abajo describimos y que garantizan la optimización de las carteras y la adecuación al perfil de riesgo del cliente.

Las carteras Inbestme Advanced van dirigidas a un tipo de inversor algo más activo o experto, sea porqué tiene más conocimiento o experiencia, o porque se siente más cómodo en influir de una forma más determinante en sus estrategias de inversión. Para satisfacer las necesidades de dicho cliente, Inbestme ha creado 4 tipos de packs, Packs Inbestme con una gran variedad de activos para poder seleccionar dentro de cada uno de ellos y que significan la total personalización de la cartera pero siempre dentro de los parámetros diseñados por Inbestme para garantizar la optimización y eficiencia de todas las carteras Inbestme. Los Packs Inbestme están diseñados para introducir paquetes de personalización temáticos.

Los Packs Inbestme Advanced disponible son:

  1. Pack Custom Modelo Inbestme: permite modificar cualquier parámetro de la cartera inicial recomendada por Inbestme.
  2. Pack País/Región: el cliente podrá seleccionar un país/región y decidir que ponderación quiere que tenga en su portafolio.
  3. Pack Estilo de Inversión: el cliente podrá seleccionar su estilo apostando por empresas de alta rentabilidad por dividendo o de empresas con un elevado potencial de crecimiento o de empresas de valor o bien de inversiones socialmente responsables y marcar que ponderación desea que tenga ese estilo en el conjunto de la cartera.
  4. Pack Inversiones Alternativas; en este pack el cliente podrá decidir invertir en Agua, en Petróleo o en Sector Inmobiliario u Oro.

Con la combinación de todos estos Packs Inbestme el cliente logra un nivel de personalización tremendamente elevado. En cada uno de los packs, se puede añadir o eliminar activos y modificar ponderaciones, cumpliendo así nuestro objetivo prioritario de personalización absoluta para las carteras Inbestme Advanced y además de forma sencilla, fácil y cumpliendo en todo momento su perfil de riesgo indicado al inicio de la construcción de la cartera.

Para cumplir con el perfil de riesgo o Mifid del cliente y buscando siempre la eficiencia de la cartera, el cliente podrá modificar parámetros en las carteras Inbestme Advanced  para así personalizar la cartera, ahora bien, hemos tenido que añadir una serie de restricciones de seguridad en el modelo, para asegurarnos, que aunque el grado de personalización sea total, siempre tenga un sentido financiero, midiendo en todo momento el binomio rentabilidad-riesgo, perfil del cliente y el resultado de la ecuación sea óptimo.

Para ello Inbestme ha diseñado una sofisticada interface de usuario soportada por un completo sistema que controla las siguientes variables:

  1. Limite a efecto divisa, el sistema notificara al cliente cuando sobrepase el 50% de divisa diferente a euro o exceda la volatilidad por su nivel de riesgo. En el caso de superar el riesgo de divisa se le aconsejará cambiar a la divisa alternativa sea € (Euro) o $ (dólar).
  2. No se podrá superar el 30% de la totalidad de la cartera en un solo activo, por lo que evitaremos concentraciones en un único ETF, para no perder la gran ventaja de la diversificación en la cartera final del cliente, por lo que como mínimo todas las carteras tendrán 4 etfs, no cabe olvidar que un ETF ya está diversificado en sí mismo, leer “ETF: Lo Básico”.
  3. La suma de los Etfs ha de dar el 100%, por lo que si un cliente sube o baja ponderaciones o añade o elimina etfs, el peso del resto será reequilibrado en base al 100% de la cartera modelo de Inbestme, esto simplemente significa que el cliente estará invertido al 100% en los activos que él haya seleccionado y el resto de la cartera que no haya querido personalizar, seguirá la cartera modelo diseñada por Inbestme.
  4. No superar el perfil de riesgo (con un margen del 10%) establecido por el propio cliente en el proceso de recomendación elaborado por Inbestme.
  5. Asimismo la interface de usuario le indicará al cliente la rentabilidad esperada y la desviación respecto a la rentabilidad de la cartera base asociada a su perfil.

Modelo matemático para las carteras Inbestme Advanced

En este apartado describimos más en detalle el modelo matemático. Este está diseñado para permitir por un lado la máxima personalización deseada, pero asegurando que se cumplen los parámetros de eficiencia y optimización descritos anteriormente.

La cartera base de la cartera Inbestme Advanced al igual que las las carteras Inbestme Basic se sustenta en los principios en los que se centró Henry Markowitz:

  • El rendimiento de cualquier título o cartera es descrito por una variable aleatoria subjetiva, cuya distribución de probabilidad para el período de referencia es conocida por el inversor. El rendimiento del título o cartera será medido a través de su esperanza matemática.
  • El riesgo de un título, o cartera, viene medido por la varianza (o desviación típica) de la variable aleatoria representativa de su rendimiento
  • El inversor preferirá aquellos activos financieros que tengan un mayor rendimiento para un riesgo dado, o un menor riesgo para un rendimiento conocido.

Antes de presentar las fórmula usadas en el modelo de las carteras Inbestme Advanced, primero explicaremos la notación seguida:

Sea

Screen Shot 2016-08-20 at 12.36.39

el peso de cada etf, donde

Screen Shot 2016-08-20 at 12.36.44

es el número de etfs añadidos de los diferentes packs. Sea

Screen Shot 2016-08-20 at 12.36.51

el vector de retorno esperado por cada etf.Sea

Screen Shot 2016-08-20 at 12.37.06

el retorno esperado del etf i.

Además,

Screen Shot 2016-08-20 at 12.37.16

es la matriz de covarianzas (considerando que se ha utilizado el método EWMA para el cálculo de la varianza de cada etf).Sea

Screen Shot 2016-08-20 at 12.37.22

el conjunto formado por los etf’s que han sido cambiados por el cliente.Sea

Screen Shot 2016-08-20 at 12.37.28

los valores especificados por el cliente, donde

Screen Shot 2016-08-20 at 12.37.35

Siguiendo esta notación, el modelo nos queda de la siguiente manera:

Fórmulas:

Screen Shot 2016-08-20 at 12.49.33

Específicamente para cada restricción tenemos que:

(1) nos impone el hecho de no superar la volatilidad impuesta para el inversor;

(2) certifica que no invertimos más de lo que tenemos dado que las variables no pueden ser negativas;

(3) hace que se cumplan las necesidades del cliente y

(4) impone la no negatividad de las variables y

(5) controla que la cartera esté bien diversificada.

No obstante, en el tratamiento previo de los datos se muestra al cliente el riesgo adicional si se invierte en una divisa diferente a la moneda base de la cuenta, es decir, sea

Screen Shot 2016-08-20 at 13.30.17

el conjunto de índices cuya divisa es diferente a la base de la cuenta del cliente,

Screen Shot 2016-08-20 at 13.30.22

un vector de 1’s de longitud

Screen Shot 2016-08-20 at 13.30.33

y

el vector cuya componente

Screen Shot 2016-08-20 at 13.30.45

tiene el peso asociado al etf

Screen Shot 2016-08-20 at 13.30.54

entonces tenemos que

Screen Shot 2016-08-20 at 13.31.00

Si esto no se cumple, se le notifica al cliente para que ajuste los parámetros.

inbestme_icon_01 75x75

Monitorización de la cuenta

 

Tu cuenta en inbestme está siempre supervisada y monitorizada, tanto por nuestros algoritmos automatizados como por nuestros expertos. Hay diferentes circunstancias que justifican tomar acciones y medidas correctoras en las carteras.

Monitorización de las carteras tipo y clases de activo

En primer lugar los modelos descritos en los apartados anteriores de esta metodología se revisan periódicamente para ver si es necesario hacer ajustes. Aunque estas metodología están pensadas para mantenerse en el largo plazo puede que ciertas expectativas de mercado cambien y se justifique hacer ligeros ajustes en los parámetros diseñados.

También revisamos periódicamente el universo de los activos disponibles y haremos correcciones en la selección si vemos que esta aporta más valor a las carteras.

Reajustes periódicos, reinversión de dividendos.

Para mantener las asignaciones de nivel de riesgo y de activos asignados, una cartera debe reajustarse periódicamente de nuevo a sus objetivos originales. Estos reajustes se pueden normalmente automatizar. Hemos diseñado sofisticados  algoritmos para optimizar el reequilibrio. Estos algoritmos son necesarios  para combinar la optimización de los efectos de los gastos y de los impuestos. También deben tenerse en cuenta en ellos la reinversión de dividendos.

Ahorro inteligente, retiradas, cambios de perfil

Estimulamos el ahorro “inteligente” recurrente y por tanto la inversión periódica en sus carteras. Es una de las mejores maneras para reducir el riesgo y optimizar la rentabilidad. Todo esto se combina junto con los puntos anteriores para que las carteras estén siempre optimizadas en todas las modalidades de planes, sean Basic, Dynamic o Advancd. Obviamente esto también será necesario en caso de retiradas de dinero.

Es importante señalar que será necesario ajustar en el tiempo, la asignación de activos de un cliente, ya que sus objetivos de inversión y tolerancia al riesgo pueden cambiar. Recomendamos  a nuestros clientes que revisen sus planes de inversión en detalle cada tres a cinco años para determinar si su tolerancia al riesgo y por tanto su cartera deben ser actualizados. Anualmente enviaremos un recordatorio a nuestros clientes  para que reconfirmen o modifiquen sus perfiles, afín de asegurar que estos no queden o desalineados con su situación personal real.

Monitorización dynamic

En las carteras dynamic la monitorización incluye el tomar acciones táctica, en el tramo satélite de la cartera. Ver más explicaciones en el apartado destinado a las carteras dynamic. En todo caso estos reajustes dynamic se hacen en consonancia con los demás elementos expuestos más arriba.

inbestme_icon_01 75x75

Método de cálculo de la rentabilidad

En inbestme usamos por omisión el TWR (Time weighted return o rentabilidad ponderada por el tiempo) como medida par calcular la rentabilidad de las carteras. En el momento en que se producen entradas y salidas de fondos la TIR de una cartera puede quedar afectada por esas entradas y salidas. Para medir correctamente la rentabilidad asociada a la gestión es por tanto imprescindible disponer de medidas alternativas.

El TWR proporciona una manera de calcular el rendimiento atribuido exclusivamente a las decisiones del gestor de la cartera. TWR elimina el impacto de los flujos de efectivo y deja sólo los efectos del mercado y las decisiones del gestor de la cartera.
Para el cálculo de TWR, el período de análisis se divide en sub-periodos. Una vez divididos se calculan los rendimientos de los subperíodos y luego se calcula como si fueran una progresión geométrica para obtener el rendimiento corregido (TWR) para el período analizado.

 

Screen Shot 2016-05-26 at 11.12.20