Un activo desconocido que no ha parado de crecer

Los fondos indexados cotizados, o ETFs (Exchange traded funds) fueron introducidos por Vanguard en el año 1975. Desde entonces su crecimiento ha sido imparable sobretodo en los últimos 10 años. Ahora mismo los activos gestionados a través de ETFs están por encima de los $2 trillones, superando los fondos de inversión.

Aún así estos son unos gran desconocidos para buena parte del pequeño ahorrador e inversor. Un ETF no es más que una cesta de activos que sigue fielmente un índice o un sector. Hay por ejemplo múltiples ETFs que por la importancia del mercado americano siguen diferentes índices específicos ,sea el S&P 500 o el Nasdaq. Pero también puede haber ETFs más específicos que siguen un sector. Los ETFs no sólo tienen comisiones extremadamente más bajas  que los fondos de inversión, sino que además se pueden contratar más libremente.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Las 5 grandes ventajas de los ETFs.

 

Más bajas comisiones.

Los ETFs tienen más bajas comisiones que los fondos indexados (-30%) pero sobretodo extremadamente más bajas que los fondos de inversión. El hecho de que estos no necesiten de gestores activos ni una investigación costosa permite que las comisiones de estas sean radicalmente bajas.

Extremadamente eficientes.

Al replicar  al 100% el índice que siguen (menos sus ínfimos gastos), hace que casi ningún fondo de inversión pueda superar su eficiencia. Sus bajos costes ponen en evidencia la ineficiencia de los fondos de inversión. La mayoría de los fondos de inversión no son capaces de dar retornos consistentes en relación al índice que siguen. El ETF lo hará el 100% de las veces y sólo con un diferencial de décimas.

Total liquidez.

Un ETF cotiza como cualquier otra acción. Se pueden comprar y vender durante el día. Además un ETF cotiza como una acción pudiéndose comprar desde muy bajos importes, es decir el mínimo es el propio valor de una acción.

Transparencia

Como un ETF en general sigue un índice se conoce de antemano lo que estos contienen. En cambio los fondos de inversión no revelan sus posiciones hasta después de un largo periodo de tiempo.

Disponibilidad

Al cotizar como cualquier otra acción, se puede encontrar en cualquier banco o servicio online de que dispongamos. Pero sobretodo y lo más importante, es que la oferta de ETFs es tan amplia que podemos acceder a todos los “rincones” del mercado y diseñar casi cualquier estrategia de inversión que se nos ocurra.

Dónde invertir, los ETFs la gran alternativa

El  ETF sigue siendo un gran desconocido del pequeño inversor y ahorrador. Existen múltiples opciones de ETFs y normalmente más de un proveedor para cada índice o sector. La oferta de ETFs es amplia por lo que  cualquier inversor podrá encontrar el índice deseado o sector deseado con la seguridad de que conseguirá replicar la rentabilidad de la opción seleccionada con mínimos costes.

A pesar que los servicios financieros tradicionales no los promocionan, los ETFs son pues un instrumento excelente para crear eficientes carteras diversificadas como las que nosotros proponemos. Puedes construir tu mismo tu primera cartera.

Si quieres investigar por ti mismo, estos links te pueden servir para buscar los que más te convengan:

En Europa o también aquí.

En EEUU

O si lo prefieres puedes invertir con nosotros. Sólo tienes que contestar un pequeño cuestionario y nosotros nos ocupamos de lo demás. Mientras reflexiona porqué los servicios financieros no promocionan los ETFs dentro de su oferta.

Tags: , , ,