Un activo desconocido que no ha parado de crecer

Los fondos indexados cotizados, o ETFs (Exchange traded funds) fueron introducidos por Vanguard en el año 1975. Desde entonces su crecimiento ha sido imparable sobretodo en los últimos 10 años. Ahora mismo los activos gestionados a través de ETFs están por encima de los $3 trillones, superando los fondos de inversión.

Aún así estos son unos gran desconocidos para buena parte del pequeño ahorrador e inversor. Un ETF no es más que una cesta de activos que sigue fielmente un índice o un sector, y que a diferencia de un fondo de inversión  cotiza como una acción.

No todos los ETFs son iguales. Probablemente la mayoría de inversores tendrán tendencia a fijarse en aspectos como el volumen de activos gestionados, el proveedor del ETF o sus comisiones. Todos estos factores son importantes pero hay otros que también lo son. Aquí te damos las 4 claves principales para hacer una buena selección.

Las 4 claves para seleccionar el ETF que te conviene.

 

1- Escoge el índice de referencia (o benchmark).

 

El primer paso es seleccionar a qué índice queremos tener exposición. Por ejemplo imaginemos que queremos comprar renta variable americana. Puede que la inercia nos lleve a escoger el Dow Jones por ser el más conocido. Pero este índice sólo lo componen 30 grandes compañías. Un índice más representativo podría ser el S&P 500 que contiene 500 acciones, o el Russell 1000 que contiene 1000.  Probablemente, en este caso, la diferencia entre estos dos últimos no sea significativa. Si que podrían diferenciarse algo más el resultado si escogiéramos un ETF referenciado al Nasdaq: este acostumbra a tener una rentabilidad superior pero a costa de mucha más volatilidad.

Por lo tanto esta primera etapa es muy relevante. Una de las ventajas de los ETFs es que estos son totalmente  transparentes y en la mayoría de los casos reportan sus posiciones. Por lo tanto vale la pena verificar si finalmente lo que contienen se ajustan al país, índice, sector o estrategia deseados.

 

2- Costes

 

Una de las grandes ventajas de los ETFs son sus reducidos costes enfrente de los a veces abusivos costes de los fondos de inversión. Una vez escogido el benchmark que deseamos es conveniente averiguar y comparar la diferente oferta y verificar sus costes. En principio el que menor costes tenga sería el mejor. Pero esto puede no ser así. Hay que comparar otros dos factores más, el error de “tracking” y la liquidez.

3-Error de “tracking”.

 

Un ETF normalmente está referenciado a un índice. Por tanto cuanto menor sea el error de “tracking” (desviación respecto al índice que siguen) del ETF escogido, mejor resultado obtendremos. Si dudamos entre dos ETFs muy similares en costes es mejor escoger el que tenga un error de “tracking” más bajo, ya que este nos acercará mejor al índice que pretendemos seguir.

 

4- Liquidez

 

Recordemos que un ETF como su nombre indica es un fondo que cotiza y que se puede comprar y vender a cualquier hora mientras el mercado sea operativo. Al comprar y vender se producen unos “spreads”, diferencia entre el valor de la cesta de activos y el precio al que cotiza el ETF. Normalmente un fondo más líquido tiene una diferencia entre el precio demando y ofertado más estrecho. Por lo tanto a mismo coste y mismo error de “tracking”, escojamos el que mayor liquidez tenga.

Dónde invertir con ETFs

 

El  ETF sigue siendo un gran desconocido del pequeño inversor y ahorrador. Existen múltiples opciones de ETFs y normalmente más de un proveedor para cada índice o sector. La oferta de ETFs es amplia por lo que  cualquier inversor podrá encontrar el índice deseado o sector deseado con la seguridad de que conseguirá replicar la rentabilidad de la opción seleccionada con mínimos costes. Una vez escogido el índice, mercado o sector escoge idealmente el ETF que tenga menor coste, menor error de “tracking” y mayor liquidez.

Los ETFs son un instrumento excelente para crear eficientes carteras diversificadas como las que nosotros proponemos. Puedes construir tu mismo tu primera cartera.

Si quieres investigar por ti mismo controla estas 4 claves antes de decidirte.  Estos links te pueden servir para buscar los que más te convengan:

En Europa o también aquí.

En EEUU

O si lo prefieres puedes invertir con nosotros. Sólo tienes que contestar un pequeño cuestionario y nosotros nos ocupamos de lo demás.

Tags: , , , , , , ,