Bonos convertibles: todo lo que debes saber si quieres invertir

Los bonos convertibles son una opción de inversión alternativa para los inversores que buscan una mezcla de equilibrio y oportunidades en renta variable. Su mezcla entre renta fija y variable ha atraído a una multitud de inversores, haciéndolo una inversión interesante.

A continuación, explicaremos en qué consisten estos instrumentos, qué tipo de inversores suelen invertir en ellos y por qué son tan interesantes. 

 ¿Qué son los bonos convertibles?

Los bonos convertibles son instrumentos financieros híbridos que mezclan deuda y capital, capturando la esencia de ambos tipos de activos. Como bonos de una empresa, ofrecen pagos de intereses periódicos, al igual que ocurre con otros instrumentos de renta fija, aunque generalmente suelen ser inferiores a los de un instrumento de renta fija convencional.  

Sin embargo, su característica distintiva es que, en momentos específicos dentro de su vida, el bono se puede convertir en un número predefinido de acciones de la compañía emisora en función de la inversión en tales activos. Esta capacidad de conversión no solo los distingue en el mercado financiero, sino que también añade una capa de complejidad y atractivo para los inversores.

La decisión de convertir los bonos en acciones es opcional, y generalmente se basa en el rendimiento de la acción de la empresa y las condiciones del mercado, lo que brinda cierta flexibilidad a los inversores. 

Ventajas de invertir en bonos convertibles

Invertir en bonos convertibles ofrece una serie de ventajas singulares que los hacen especialmente atractivos para diferentes tipos de inversores en el panorama de las inversiones financieras. Algunas de estas ventajas son las siguientes:

  • Apreciación del capital y participación en el crecimiento de la empresa: Los bonos convertibles permiten a los inversores beneficiarse del potencial de crecimiento de la empresa emisora. Al convertir los bonos en acciones, los inversores pueden participar directamente en el aumento del valor de la empresa.
  • Protección a la baja: A diferencia de las inversiones directas en acciones, los bonos convertibles ofrecen una protección inherente contra la depreciación del precio de la acción. En caso de que el valor de la acción disminuya, el inversor retiene el valor de su inversión en bonos, lo que proporciona un colchón contra las fluctuaciones del mercado.
  • Diversificación de cartera: Al combinar características de deuda y capital, los bonos convertibles aportan una diversificación única a las carteras de inversión. Esta diversificación puede ayudar a reducir el riesgo general de la cartera, ya que los bonos convertibles suelen tener un comportamiento diferente al de otros activos tradicionales como las acciones puras o los bonos convencionales.
  • Eficiencia fiscal: los intereses pagados por los bonos se integran directamente en la base imponible del IRPF. Sin embargo, al convertir la inversión inicial en capital, el inversor no tiene que pagar impuestos por el cupón del bono, lo que resulta más eficiente desde un punto de vista puramente fiscal. Es algo similar a lo que ocurre con los fondos de inversión de acumulación, en los cuales los dividendos de las acciones se acumulan al patrimonio del fondo de forma automática.
  • Intereses fijos y flujos de ingresos periódicos: A diferencia de las acciones, los bonos convertibles ofrecen pagos de intereses fijos durante la vida del bono. Esto proporciona un flujo de ingresos regular y predecible, que es atractivo para los inversores que buscan una combinación de ingresos y potencial de crecimiento.
Nueva llamada a la acción

Criterios clave a la hora de invertir en bonos convertibles

A pesar de sus ventajas, este tipo de activos no está pensado para todos los inversores. Algunos de los criterios clave para elegir el bono adecuado son los siguientes:

  • Calidad crediticia del emisor: La solvencia de la empresa emisora es fundamental a la hora de escoger bonos convertibles. Un emisor con una alta calificación crediticia suele indicar un menor riesgo de impago. Los inversores deben examinar detenidamente el historial financiero de la empresa, su estabilidad y su capacidad para cumplir con las obligaciones de deuda.
  • Términos de conversión, entre los cuales se incluye la relación de conversión y el precio de conversión. Estos términos determinan cuántas acciones se pueden obtener al convertir el bono y a qué precio.
  • Condiciones del mercado y volatilidad de la acción: En mercados alcistas, los bonos convertibles pueden ofrecer un gran potencial de crecimiento debido a la posibilidad de conversión en acciones.
  • Condiciones de vencimiento, como la duración del bono y las opciones de reembolso anticipado. Los bonos con vencimientos más largos pueden ofrecer más oportunidades para beneficiarse de la conversión, pero también pueden estar sujetos a mayores incertidumbres en el mercado.

Invierte en bonos a través de inbestMe

inbestMe es el lugar perfecto para invertir en bonos convertibles. La plataforma no solo facilita la selección de los bonos más adecuados para cada inversor, sino que también proporciona herramientas educativas y de soporte para todos los inversores. 

Así que, si quieres saber más sobre nuestra plataforma, entra en inbestMe hoy mismo y descubre todos nuestros productos y servicios.

Nueva llamada a la acción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario