Los activos más rentables para hacer inversiones sostenibles

De 1 a 4.000 en 50 años. Así ha sido la escalada del número de fondos especializados en inversiones sostenibles. Sus orígenes se remontan a 1971, cuando Morningstar acuñó el primer vehículo que recogía activos que velaban por la salud del planeta. Ahora, medio siglo después se ha consolidado no solo como una gigantesca área dentro del mundo de la inversión, con productos muy demandados por sus buenos resultados. Si quieres saber cómo aumentar tus ahorros, mientras defiendes un planeta mejor sigue leyendo.

¿Qué es la inversión sostenible?

La inversión sostenible es aquella que se realiza sobre activos que buscan respetar algunos criterios fundamentales como son la preservación del medio ambiente, que busquen mejorar la sociedad y/o cuya gobernanza sea ejemplar. Esos tres objetivos se engloban en las siglas ESG si las traducimos al inglés o ASG si es en el español y que más específicamente engloban:

  • Ambientales (Environment): Cómo abordan las compañías el cambio climático y el impacto de sus actividades en el planeta.
  • Sociales (Social): Cómo opera una compañía en su comunidad, tanto en lo referente a condiciones laborales como en sus relaciones con los trabajadores o los derechos humanos.
  • Gobierno corporativo (Governance): Liderazgo de la compañía en asuntos como remuneración de sus ejecutivos, diversidad, influencia política o fiscalidad.

A su vez, también podemos utilizar el término ISR, que a ser Inversión Socialmente Responsable. 

¿Por qué ha ganado relevancia la inversión sostenible?

La increíble eclosión de la inversión sostenible, especialmente en los últimos años, es el resultado de un cambio fundamental en la forma de invertir. Hasta no hace mucho, las grandes firmas financieras solo tenían el afán de lograr la mayor rentabilidad. Esa ambición ahora ha dado un paso más, ya que ahora no solo sirven los parámetros financieros, sino que se busca un conjunto que incluye conseguir un mundo mejor.

Al final, la inversión sostenible, como la entendemos, es una estrategia que busca alinear las inversiones con valores y principios sostenibles. Eso incluye, como hemos visto, abordar desafíos globales como el cambio climático, la desigualdad social y la mala gobernanza corporativa, al tiempo que busca obtener rendimientos financieros sólidos.

Descargar guía de inversión socialmente responsable

¿Cómo hacer inversión sostenible?

La industria de la inversión sostenible ha crecido tanto que actualmente hay un número inmenso de productos y vehículos especializados en ello. Una forma es a través de la inversión directa en activos que cumplen este tipo de requisitos, no obstante, no siempre es la más recomendable. La razón es que exige un tipo de conocimientos, en finanzas y ESG, que no todo el mundo tiene. Y aun teniéndolos, en muchos casos, lo que falta es tiempo. 

Por ello, hay otras opciones más adecuadas. La más conveniente es aprovecharse de la inversión pasiva, de tal manera que tu cartera siga la evolución de activos que no solo han sido verificados en su parte de respeto con los criterios ESG, sino que también están cuidadosamente elegidos por sus retornos. Entre ellos, tenemos las siguientes opciones.

Fondos indexados ISR

Los fondos indexados ISR son el futuro. Son un tipo de fondo de inversión pasivo que busca replicar otros índices compuestos por activos que cumplen con los criterios de responsabilidad social y medioambiental. Con ellos, también contribuimos al cuidado del medio ambiente, la reducción de la pobreza y la consecución de una mayor igualdad social y de género, entre muchos otros objetivos. Además, son productos fiscalmente beneficiosos, ya que podemos cambiar nuestro dinero de fondos sin tener que pagar por ello, y que tienen unas comisiones muy reducidas.

ETFs ISR

Un ETF (Exchange-Traded Fund ) ISR es un tipo de fondo de inversión que también tiene como objetivo replicar el rendimiento de un índice o mercado en particular que cumple con los criterios de sostenibilidad y responsabilidad social, pero que funcionan como una acción, no como un fondo, eso significa que su valor va cambiando de forma continuada en el día, mientras que los fondos indexados solo cambian su valor una vez cerrados los mercados. Eso tiene una parte buena en forma de liquidez dentro del mismo, pero también significa, por ejemplo, que si cambias tu dinero de un ETF a otro deberás tributar por ello.

Planes de Pensiones ISR

Los planes de pensiones sostenibles (al igual que otros vehículos de inversión) son la suma de las aportaciones de una pluralidad de inversores y que son administrados por una sociedad gestora. La característica principal de este tipo de productos es que están diseñados para el ahorro a largo plazo a través de inversiones que buscan conciliar el beneficio económico con la sostenibilidad, la justicia y la equidad. Esa circunstancia les convierte en un tipo de producto que se benefician mejor que otros de su alineación con los objetivos de la inversión socialmente responsable. De hecho, el mayor fondo de pensiones del mundo, el noruego, tiene como premisas seguir estos criterios.

Bonos verdes

Los bonos verdes son un tipo de deuda que puede ser emitida por empresas privadas, Gobiernos u otro tipo de instituciones cuya principal característica es que el dinero recaudado debe ir destinado a la inversión en activos sostenibles y socialmente responsables. En otras palabras, se trata de un tipo de inversión sostenible, porque retribuye al inversor con una rentabilidad, de la que los inversores se pueden beneficiar. Además, al tratarse de renta fija, no variable, el inversor sabrá en todo momento la rentabilidad que obtendrá por su dinero.

Inversiones sostenibles a través de inbestMe

Por último, la gran ventaja de todo lo anterior es que se tratan de productos muy fáciles de contratar y además baratos. Una buena opción para iniciarte en el mundo de la inversión sostenible es abrirte una cuenta en inbestMe, una plataforma de inversión con más de cinco años de experiencia en España. También es una de las primeras que apostó por este tipo de productos, de hecho, un año después de su puesta de largo ya había añadido su primer fondo sostenible.

En cuanto a sus posibilidades, como ya se ha dicho, cuenta con todos los productos que puedas buscar en materia de ISR. Así, tiene un enorme portafolio de fondos indexados ISR en los que puedes empezar a invertir, además, por solo 1.000 euros. A su vez, también tienes a tu disposición ETFs ISR y también planes de pensiones ISR para que puedas escoger el que más se adapte a tí. Así, pues, si lo que estás buscando es construir una cartera de inversión sostenible que combine resultados financieros y medioambientales y sociales no dudes en dar un paso adelante y solicitar información en inbestMe.

Nueva llamada a la acción
Comparte este artículo:
LinkedIn
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Publicar comentario