A la hora de invertir, uno de los puntos más importantes que tenemos que decidir es el área geográfica en el que focalizarnos. Esta decisión, nos aportará una serie de ventajas a la hora de crear una cartera de valores internacional.

Atrás han quedado los años en que nuestras posibilidades eran limitadas. Renta fija nacional -¿quién no se acuerda de los anuncios de televisión sobre letras y bonos del Estado?- o renta variable de las cuatro bolsas nacionales, Madrid, Valencia, Barcelona y Bilbao. 

En estos momentos, gracias a la tecnología y la globalización, el mundo está interconectado. Es extremadamente sencillo invertir en valores, productos o mercados internacionales. 

El punto positivo es la accesibilidad. El negativo, la influencia que unos países tienen en otros, y cómo hay que trabajar para saber qué decisiones de otros gobiernos pueden afectar a nuestras inversiones. 

A continuación, te dejamos estos consejos para crear una cartera de valores internacional.

 

Minimizar la influencia socio-económica

La mejor manera de hacerlo es diversificar para crear una cartera de valores sólida. Y en este sentido, los fondos indexados nos ayudan a minimizar los riesgos, mitigando cualquier posible influencia, de manera muy sencilla. 

Si tenemos invertidos parte de nuestros ahorros en un fondo que replica cotizaciones de varios países al mismo tiempo, el posible “descalabro” de uno de ellos apenas se notará en nuestra cotización.

Por ejemplo: si invertimos en un fondo como MSCI World, que invierte en 23 países desarrollados -entre ellos Estados Unidos, Alemania o España-, a lo largo de más de 1.600 empresas, el cómo influya la situación de cada uno va a tener un peso relativamente bajo con respecto al resto, lo que nos ayuda a tener una cartera más o menos estable. 

 

Capacidad de mover las rentas obtenidas

Aparte de eliminar parte de la volatilidad de nuestros ahorros, otra de las ventajas de las carteras internacionales es que vamos a tener la facilidad de mover nuestro dinero a aquellos mercados que tengan mejores situaciones en cada momento.

Por ejemplo, si tenemos invertidos nuestros saldos en un fondo indexado al S&P500 y vemos que Asia está dando mejores rentabilidades que Estados Unidos, cambiar de un fondo a otro es cuestión de unos pocos clics. 

Y siempre sabiendo que no vamos a tener que pagar fiscalmente por lo ganado hasta que, de aquí en un tiempo, deshagamos completamente la posición. 

Y da igual que hablemos de renta fija que renta variable: en ambos casos la ventaja de invertir a nivel internacional nos va a permitir alcanzar siempre la mejor rentabilidad posible. 

 

Zonas y mercados interesantes para invertir

Esta es una pregunta que mucha gente puede hacerse, pero que no tiene fácil respuesta. 

Básicamente porque en este escenario global que comentábamos, en cada momento va a haber unos países más atractivos que otros:

 · Estados Unidos da muy buenas rentabilidades en épocas de bonanza, pero dada su exposición internacional suele ser de los primeros en notar las crisis. 

 · Europa suele ser más refugio, y aunque cuente con porcentajes de crecimiento menores, también atenúa las caídas.

 · Asia o los nuevos países en desarrollo están siempre afectados por temas geopolíticos, con lo que hay que estar muy atentos a la información que pueda ir apareciendo en los medios.

 

¿Necesitas más consejos para crear tu cartera de valores internacional?

No dudes en concertar una reunión, escribir por chat o programar una llamada y ¡empieza ahora!

 

Tags: , ,