Carteras inbestMe Strategic EURO

Las carteras inbestMe Strategic tienen una distribución de activos estratégica, adaptada al perfil de riesgo del inversor y a sus objetivos a medio y largo plazo. Por tanto están diseñadas para funcionar en el medio/largo plazo con pocos cambios. Es solo cuando aparecen nuevas tendencias de mercado que vemos pueden prevalecer a largo plazo es cuando el comité de inversión puede decidir aplicar ajustes. Siguiendo esta política de revisiones, en marzo hicimos algunos pequeños ajustes a nuestras carteras Strategic.

Algunos de los cambios se centraron especialmente en la parte de renta fija. Desde inbestMe consideramos que el próximo año será un gran desafío para los inversores de renta fija, especialmente para los inversores europeos.

El mercado europeo de deuda pública parece ofrecer muy poco valor, con la mayoría de las curvas de corto plazo negativas y con tipos de interés muy bajos a largo plazo. La única excepción es probablemente Italia, aunque con importantes riesgos políticos y económicos.

Hay un poco más de valor en los bonos corporativos con grado de inversión europeo, pero también vemos un alto riesgo para este sector derivado de la desaceleración de la economía europea.

Ciertamente, en este momento hay más valor en los mercados de bonos de EE. UU. Sin embargo, invertir en bonos de EE. UU como inversor europeo implica asumir el riesgo de cambio o usar productos con coberturas de divisa que eliminarían el beneficio del diferencial de los tipos de interés.

Por lo tanto, preferimos administrar la parte de renta fija de nuestra cartera con una estrategia de «barbell» (Nota 1), en el que sobre-ponderamos relativamente la parte más segura del espectro de riesgo (bonos a muy corto plazo) y la de más riesgo (en particular bonos de mercados emergentes). Vemos muy poco valor en el medio.

Por esta razón, en el corto plazo de la curva de rendimiento, introdujimos un ETF sobre bonos corporativos con grado de inversión ultracortos denominados en euros. El ETF incluye bonos emitidos en euros por empresas no europeas. Preferimos mantener la duración muy corta, diversificar el riesgo del gobierno europeo y los emisores de bonos corporativos y, al mismo tiempo, evitar el riesgo de cambio.

En el plazo largo de la curva de bonos corporativos, redujimos el peso de los europeos y aumentamos el peso de los bonos corporativos globales. Otro de los cambios realizados fue Incrementar ligeramente la asignación al oro en todas las carteras. Debido a la falta de valor en los bonos y la escasez de alternativas para diversificar el riesgo de la renta variable, creemos que el oro es una de las pocas opciones. El hecho de que los bancos centrales dejaron claro que los tipos de interés se mantendrán bajos por más tiempo refuerza el razonamiento para invertir parcialmente en oro (el oro no paga ningún dividendo y sufre cuando los tipos de interés aumentan ya que también aumenta el costo de oportunidad de mantenerlo).

En lo que respecta a la renta variable, el único cambio fue una ligera reducción del peso de la renta variable europea.

Nota 1: Se hace referencia en inversión a una estrategia “barbell” cuando un trader o gestor invierte en bonos de larga y corta duración, pero no invierte en los bonos de duración intermedia. Esta estrategia es útil cuando las tasas de interés están subiendo; A medida que se renuevan los vencimientos a corto plazo, reciben una tasa de interés más alta, lo que aumenta el valor.

Carteras inbestMe Strategic Dólar

Observamos un panorama totalmente diferente para la parte de renta fija de la cartera Dólar. Aquí observamos valor para los bonos gubernamentales a lo largo de toda la curva.

Dado que en la parte corta de la curva los bonos del Tesoro ofrecen un rendimiento muy satisfactorio con un riesgo muy bajo, disminuimos el peso de los bonos de más riesgo (emergentes y “high yield”) en los perfiles bajos y aumentamos el peso de los bonos del Tesoro a corto plazo. No hay necesidad de correr demasiados riesgos, los bonos a corto plazo ya ofrecen un rendimiento satisfactorio.

En los perfiles bajos, agregamos también un ETF vinculado a los Fondos Federales (EE.UU), un ETF que gestiona activamente una cesta de bonos con grado de inversión denominados en dólares a muy corto plazo y redujimos la asignación a los bonos de tasa variable (flotantes).

En la parte larga de la curva aumentamos algo el peso a los bonos corporativos y, tal como hicimos en las carteras en EURO, redujimos un poco la asignación a la renta variable Europea.

No aumentamos el peso del oro en las carteras en Dólar porque consideramos que los bonos del Tesoro son una forma más efectiva de diversificar el riesgo de la renta variable que los bonos del Estado en euros por lo que no es necesario aumentar la exposición en “activos refugio” (Nota 2) en estas carteras.

Nota 2: Los activos refugio (o “safe heaven” en inglés) se definen generalmente como aquellas clases de activos que en teoría deberían mantener o incluso aumentar su valor con la volatilidad de los mercados.

Tags: , ,