COMENTARIO ECONÓMICO 

A pesar de las continuas tensiones comerciales y la desaceleración del crecimiento económico, los mercados lograron recuperarse durante el mes de septiembre. El índice de renta variable global tuvo una rentabilidad del 2,3%. Los mercados se volvieron demasiado pesimistas durante el mes de agosto y algunos datos económicos fueron mejor de lo esperado y superaron las expectativas.

Durante el mes de septiembre tuvieron lugar las reuniones muy esperadas tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED).

El BCE anunció un paquete de políticas monetarias que incluye un recorte de los tipos de interés oficiales a -0.50% y el reinicio del programa de compra de activos (20 mil millones de compras por mes). También es importante destacar que el presidente Draghi indicó la necesidad de políticas fiscales favorables al crecimiento económico. Probablemente no haya mucho más que la política monetaria pueda hacer para sostener el crecimiento, ya que la mayoría de los mercados de bonos gubernamentales de la zona euro ya cotizan con rendimientos negativos (ver la tabla a continuación).tipos de interés gubernamentalesLa FED redujo los tipos de interés un 0.25% como se esperaba, pero no hubo unanimidad en la decisión ya que 2 miembros de la junta votaron para dejar los tipos sin cambios, mientras que uno de ellos, Bullard, quería recortar en 50 puntos básicos (0.5%).

Por el momento, la política monetaria de la FED está impulsada más por la debilidad proveniente del exterior que por los datos provenientes de la economía interna de los EE. UU., que continúa mostrando signos de fortaleza.

Dada la política de tipos negativas de los otros dos grandes bancos centrales, BCE y Banco de Japón, el dólar ahora es una moneda de «alto rendimiento» en comparación con las monedas de los otros países desarrollados importantes. Esto atrae flujos de capital que buscan rendimiento en el dólar y esto hace que el dólar continúe fortaleciéndose.

Pero esto plantea un problema para los EE. UU., ya que cuanto más fuerte es el dólar, más se produce una desinflación de las importaciones de los Estados Unidos desde el exterior (a medida que el dólar se fortalece, se necesitan menos dólares para comprar bienes importados, por lo que los precios de los bienes importados en los EE. UU. tienden a caer) y la desinflación es algo que los bancos centrales quieren evitar a toda costa porque la caída de los precios tiene el efecto de retrasar la inversión y el consumo (la gente frena el gasto porque sabe que los precios serán más bajos en el futuro). La deflación también aumenta el valor real de la deuda, y en un mundo cargado de deuda, esto plantearía un gran problema.

El siguiente gráfico muestra la relación entre el dólar (línea azul) y la inflación esperada en los Estados Unidos (línea roja).relación dólar e inflación EEUUA medida que el euro continúa perdiendo valor frente al dólar, la única forma de que Estados Unidos compense la pérdida de competitividad del bien producido en el país es imponiendo aranceles, como ya está sucediendo en estos días, o interviniendo unilateralmente en el mercado vendiendo dólares para debilitar su valor, que también es una posibilidad en el futuro.

A finales de mes se lanzó una investigación contra el presidente Trump conocido como “impeachment” (o delito contra el estado). Para que la destitución del presidente se confirme es necesaria la mayoría simple de los votos en la Cámara de representantes. Si se destituye al presidente, el procedimiento se traslada al Senado, donde son necesarios dos tercios de los votos para declarar al presidente culpable y destituirlo. Dado que en el senado los republicanos tienen 53 votos contra 47, esto parece bastante improbable por ahora. Cómo funciona el procedimiento de destitución

La posible destitución agrega otra variable al contexto complicado que involucra las relaciones de la administración estadounidense con países extranjeros y con la Reserva Federal con el riesgo de que aumente aún más la incertidumbre.

RENTABILIDADES DE LAS CARTERAS INBESTME

Nuestras carteras se beneficiaron de la recuperación del mercado durante el mes de septiembre, especialmente las carteras con más riesgo donde la asignación de renta variable es mayor.

El rendimiento de nuestras carteras Strategic Euro varió desde una pequeña pérdida del -0,3% del perfil 0 (debido al retroceso de renta fija) hasta una ganancia del perfil 10 del 2,5%, con un promedio del 1%.

Rentabilidad acumulada inbestme strategic Desde principios de año, el rendimiento de las carteras Strategic Euro sigue siendo excepcional y acumulan una rentabilidad del 3.2% hasta el 16.8% con un promedio de 11.4%. Este rendimiento es más del doble del obtenido por el “inversor medio” según lo publicado por Inverco, que alcanzó el 5.3% acumulado a finales de septiembre. El perfil medio del cliente en inbestMe es el 7 que acumula en el año casi un 15%.

rentabilidad inbestme septiembreNuestras carteras Dynamic Euro (que se manejan de manera más táctica de acuerdo con un modelo que elige las mejores áreas de tendencia con un mecanismo integrado diseñado para evitar una gran caída del mercado), tuvieron un rendimiento marginalmente mejor que las carteras Strategic Euro debido principalmente al sobrepeso en Europa que tuvo un buen desempeño durante el mes.

rentabilidad acumulada carteras inbestMeRealmente digno de mención este mes es la recuperación de las carteras Value. La inversión en valor se concentra en aquellas empresas cuyo precio de las acciones se considera infravalorado en comparación con su valor fundamental. La inversión de valor siempre ha sido un estilo de inversión exitoso a largo plazo (es el estilo Warren Buffet).

En oposición al value investing o inversión en valor, existen las llamadas acciones de crecimiento por las cuales los inversores están dispuestos a pagar un alto precio porque esperan que sus ganancias crezcan de manera constante en el futuro.

Durante los últimos años, la inversión en valor ha sufrido porque la gente recurrió a compañías de rápido crecimiento como la tecnología.

La caída de los tipos de interés en todo el mundo también tuvo efecto. Uno de los peligros de los tipos de interés históricamente bajos es que pueden inflar los precios de los activos. En el caso de las acciones, esto puede conducir a relaciones precio-ganancias más altas de lo normal y llevar rendimientos de ganancias y dividendos por debajo de lo normal.

Es por ello, que el primer impulso para el repunte de las acciones de valor se produjo cuando el decrecimiento de los tipos de interés en los Estados Unidos se frenó y revirtieron un poco más. Esto causó una rotación masiva entre el valor y las acciones de crecimiento (la más aguda de los últimos 10 años).

Además de los tipos, otro factor que puede fomentar la recuperación de las acciones en valor (o value) es el hecho de que las valoraciones de algunas empresas value han sido tan bajas que la gente puede percibir que es de un riesgo menor comprar acciones baratas en lugar de acciones infladas en un entorno donde las incertidumbres están aumentando.

Las carteras Value crecieron entre 0.3% y 3.7% durante el mes de septiembre. Desde principios de año, el promedio de rendimiento es ahora del 11%.

Las carteras en dólares continúan funcionando extremadamente bien. Esto es particularmente cierto para las carteras de bajo riesgo, ya que la parte de renta fija de las carteras ofrece más oportunidades en el mercado estadounidense que en Europa, donde, como se muestra arriba, el rendimiento de los bonos es principalmente negativo. El rendimiento promedio de las carteras en dólares para 2019 es del 13.5%.

rentabilidad carteras inbestme

inversor conservador o decidido

Los comentarios están cerrados.