Índices bursátiles y carreras de caballos

Cuando invertimos en bolsa tenemos varias opciones:  invertir en las empresas que creemos que lo van a hacer mejor o simplemente invertir en todas las empresas de un índice.

Imaginemos una carrera de caballos. Podemos apostar por el caballo ganador (o los caballos ganadores). Esto es difícil y nuestras posibilidades de acertar el caballo campeón son bajas. Pero imaginemos que podemos apostar por el resultado del caballo medio, es decir aquel que representa el tiempo de todos los caballos en promedio.

Los fondos de inversión gestionados invierten apostando por los caballos ganadores. Sin embargo está demostrado que el 90% de ellos fracasan en el intento, sea por sus altos costes, sus limitaciones o simplemente porque no es fácil acertar cuales son los caballos que van a ganar. Aún es más difícil acertar en todas las carreras lo que equivaldría acertar cada año o muchos años.

Es por ello que se inventaron los ETFs (Exchange Traded funds o fondos indexados cotizados). Un ETF no apuesta por el caballo ganador, apuesta por el resultado medio de todos los caballos. Haciendo esto, un ETF no se equivoca intentando adivinar las empresas que van a tener una más alta rentabilidad, y tampoco corre el riesgo de apostar por las perdedoras. Apuesta por el “caballo medio”, aquel que siempre acaba. Esto permite garantizar una rentabilidad de casi el 100% respecto a un índice.

Recordemos que un índice representa el conjunto de las acciones de un mercado. Así hay índices de todo tipo. Por ejemplo, el S&P500 es el índice de las 500 compañías más grandes de EEUU. El Ibex 35 es el índice de las 35 más grandes de España. El MSCI world es el índice de las compañías que representan el mundo desarrollado.

Diversificación y distribución de activos: apostar en las mejores carreras

También podríamos apostar en diferentes carreras de caballos, y seguro  que cuando más internacionales mejor ya que es probable que el promedio en ellas sea superior. Imaginemos que todas las carreras fueran iguales en su recorrido. Esto es lo que pasa en la vida real cuando invertimos. Un año natural es igual para todos los mercados. Pues bien, si apostamos por las mejores carreras de caballos, digamos internacionales, siempre apostando por el caballo promedio solo nos quedaría ver cuánto apostamos en cada una de ellas.

Esto es lo que equivaldría a hacer una buena diversificación o distribución de activos para una cartera. Si seleccionamos bien los índices y ponemos el peso adecuado en cada uno de ellos podemos crear una cartera muy eficiente. Al igual, si existiera la apuesta al caballo promedio en las carreras de caballos solo tendríamos que seleccionar aquellas carreras que creemos que obtendrán buenos promedios.

En una cartera se acostumbra a combinar algunos índices no correlacionados, es decir que se muevan en direcciones contrarias.  En las carreras de caballos puede que no esto no exista y puede que aquí se vea que la comparación es algo forzada, aunque aún así me parece ilustrativa.

La utilización de índices reduce pues la complejidad de tener que escoger las mejores empresas ya que nos conformamos con lo que haga el índice. Pero eso no evita el tener que escoger LOS índices; por tanto, no sólo la composición de la cartera sino también el peso de cada componente. Es por ello que la gestión indexada, o gestión con activos indexados no es 100% pasiva.

Una buena distribución de activos clave para tener una buena cartera

La distribución de activos no es “inocente” como supongo que tampoco lo debe ser escoger las mejores carreras de caballos. Cada uno tendrá sus preferencias. Investigando un poco, parece que es imprescindible escoger alguna carrera inglesa para entender bien el mundo de los equinos. En una cartera es imprescindible incluir el mercado americano (por su peso relativo). Pero en la diversificación de las demás posiciones también puede estar la gran diferencia.

En inbestMe damos mucha importancia a la diversificación de las carteras, para saber más clica aquí.

¿Cómo calcular la rentabilidad de una cartera? (p.tiempo)

Según hemos visto en posts anteriores es imprescindible usar fórmulas alternativas sea ponderando por el tiempo o ponderando por el dinero cuando se producen situaciones de entradas o retiradas de dinero en una cartera para poder calcular adecuadamente la rentabilidad.

¿Qué es un fondo de inversión y cómo funciona?

Los fondos de inversión se han convertido en uno de los productos financieros más utilizados para todos aquellos que quieren empezar a invertir sus ahorros. ¿Qué es un fondo de inversión? Un fondo de inversión se puede definir como un tipo de inversión colectiva que consiste en que diversos inversores ceden a profesionales financieros la

Ventajas de tener un fondo de emergencia antes de invertir

En ocasiones ocurren imprevistos que hacen saltar por los aires el presupuesto del mes. Una avería del coche, el calentador de agua que deja de funcionar… Si dispones de un fondo de emergencia, estos pequeños quebraderos de cabeza no lo serán tanto gracias a sus ventajas.

Los comentarios están cerrados.