En varias ocasiones hemos advertido que la tranquilidad de los mercados era inaudita.

Por ejemplo, lo advertimos aquí donde comentábamos que las variaciones a la baja hasta ese momento habían sido imperceptibles. También cuando afirmábamos que las bajas volatilidades hasta ese momento estaban reduciendo de forma artificial la percepción real del riesgo. En definitiva la tranquilidad que ha habido durante los últimos 15 meses, ha terminado.

Las correcciones en los mercados son normales

Recientemente nos atrevíamos a anticipar una corrección. Eso no quiere decir que seamos adivinos, nadie puede acertar con exactitud el “timing” del mercado ni una corrección. En este caso era muy fácil anticipar que el mercado buscaría alguna excusa para corregir en algún momento. Esta vez la volatilidad nos ha venido de EEUU (casi siempre el país que marca la pauta de los mercados). La estadística ayudaba a hacer fácil la predicción inminente, ya que aproximadamente cada 15 meses hay una corrección de alrededor un 5%.

Esta vez las razones técnicas parecen ser, en resumen:

– Aumento de los salarios en EEUU más alto del previsto
– Como consecuencia, tensiones inflacionarias más altas de lo previsto
– Y debido a la inflación, incremento de tipos en EEUU que, a su vez, pueden hacer la competencia a la renta variable y aumentar el coste de la deuda a las empresas reduciendo sus beneficios

Adicionalmente se han juntado como ya viene siendo habitual:

– El impacto de los “stop loss” (órdenes automáticas para detener pérdidas mayores) de los sistemas de trading automatizados, que por cierto nada tiene que ver con los llamados Robo Advisors o gestores automatizados de carteras. Aquí muchos confunden (o quieren confundir) la automatización o digitalización de procesos con los sistemas de HFT (o sistemas de negociación de alta frecuencia) para los que se confunden, esto lo cuenta hasta la wikipedia.
– Por un incremento excepcional del VIX (o índice del miedo) que ha tenido el incremento más alto de su historia (100%) y que ha impactado a ciertos ETFs o ETPs. Puedes ver más información sobre los que es el VIX y los instrumentos asociados aquí.

Todo lo que baja sube

Estamos acostumbrados a escuchar que todo lo que sube baja, muy útil para recordar cuando estamos escalando una montaña en bicicleta, que después del tremendo esfuerzo de la subida podremos disfrutar de una excitante bajada.
En los mercados creo que se puede decir, sin ánimo de ser demasiado optimistas, todo lo contrario: todo lo que baja sube.

Volviendo a la renta americana las estadísticas nos dicen que, de promedio, en los dos últimos siglos han dado un promedio del 9%. Por lo tanto, se puede decir claramente que los mercados tienen una clara tendencia alcista. Pero no nos engañemos esta tendencia solo se puede “disfrutar” si estamos dispuestos a aceptar precisamente lo que venimos comentado “el sufrimiento” de las fluctuaciones inevitables del corto plazo.

Estas fluctuaciones no tienen nada que ver con la tendencia natural de acumulación de riqueza que se produce en el largo plazo. Lo que ocurre es que esta acumulación es irregular en el tiempo y si medimos las rentabilidades por años, o meses, éstas no se corresponderán con un valor regular periodo a periodo. Es decir, en bolsa todo lo que baja sube si dejamos pasar el tiempo necesario para que el mercado suba, es decir, si aceptamos ser un inversor a largo plazo.

Las bolsas suben más que no bajan

Ya lo dijimos en un artículo anterior, si hiciste los deberes que comentábamos en ese momento después de una corrección, pues no toca hacer nada: simplemente recordar que a veces es difícil ser disciplinado después de una corrección, pero te animamos que persistas en tu plan.

Para acabar de convencerte tiraré de citas que siempre ayudan: “Las bolsas bajan en ascensor y suben por la escalera, pero suben más que bajan”. En realidad, esta cita no sé de quién es, además he combinado dos citas, pero… ¿queda bien no?

Si la cartera que tienes con nosotros es inbestMe Strategic, simplemente recuerda, si puedes, ahorrar e invertir regularmente, nosotros nos ocupamos del resto. Tanto el reinvertir tus aportaciones adicionales o dividendos, o ajustar tu cartera si corresponde rebalancearla corre de nuestro lado. Si además podemos optimizar tu fiscalidad también corre de nuestro parte y todo ello sin costes adicionales.

Si tu cartera es inbestMe Dynamic, pues tampoco mucho más. Además de lo comentado en el párrafo anterior, es probable que si has seguido tu cartera en detalle o leíste nuestro comunicado previo ya estabas al caso de algunas medidas tácticas. Recordemos que inbestMe Dynamic combina un 50% de cartera estratégica a largo plazo con la posibilidad (que no obligación) de combinar decisiones tácticas con el otro 50%. El comité estuvo reduciendo parcialmente durante la última parte del año la exposición en renta variable sobre todo en EEUU y algo en Europa mientras la aumentaba en otras regiones. Ahora mismo se ha aprovechado para retomar parcialmente algunas posiciones en Europa y salir de las posiciones en ETFs de dividendo a favor de estrategias multi factor (en % relativamente bajos). Aun así las carteras inbestMe Dynamic siguen algo infraponderadas especialmente en renta variable en EEUU.

Queremos aprovechar para aclarar de nuevo que la gestión inbestMe Dynamic nada tiene que ver con el HFT. InbestMe Dynamic es una gestión adaptativa o táctica en parte de la cartera. Para implementar esta gestión adaptativa, el comité obtiene indicaciones de modelos adaptativos probados que combinados con el criterio del comité de inbestMe sirven para tomar decisiones orientadas a añadir puntos de rentabilidad adicional (y/o reducir volatilidad) en el largo plazo.

Si aún no eres cliente de inbestMe o no conoces aún tu perfil de inversor clica aquí.

Tags: ,