Los fondos de inversión se han convertido en uno de los productos financieros más utilizados para todos aquellos que quieren empezar a invertir sus ahorros.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión se puede definir como un tipo de inversión colectiva que consiste en que diversos inversores ceden a profesionales financieros la gestión de su capital para obtener una mayor rentabilidad. Sumando los capitales de cada partícipe se forma un capital mayor que proporciona al fondo diversificar entre diferentes activos. La meta de estos fondos es poder alcanzar mejores condiciones de las que uno mismo no podría tener si invirtiera por su cuenta.

Por tanto, se puede definir como un vehículo que permite invertir los ahorros del individuo de manera segura, ya que están en manos de gestores profesionales y entidades supervisadas por organismos públicos. Estos gestores y entidades, supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se responsabilizan de que con sus decisiones están cumpliendo con los factores de transparencia, liquidez y diversificación que exige la regulación para asegurar la máxima protección del inversor.

Hay que destacar que, estos gestores profesionales no siempre invierten igual los activos, sus decisiones para invertir se basan en sus conocimientos, su experiencia y la vocación inversora que se haya definido para el fondo.

Los fondos de inversión permiten acceder a las mejores empresas y mercados del mundo sin que el inversor tenga que dedicar mucho tiempo en analizar su riesgo y potencial y en hacer un seguimiento de éstos.

Para entender bien del todo que son, hay que tener claro el significado de los siguientes conceptos:

El patrimonio del fondo: la suma de las aportaciones de todos los partícipes.
Valor liquidativo: valor que tiene la participación del fondo en el mercado
Suscripción: compra de participaciones
Reembolso: venta de participaciones

Una característica de los fondos es que hay muchos tipos especializados en mercados y productos:

Fondos de renta fija: invierten en bonos.
Fondos de renta variable: invierten en bolsa.
Fondos de renta mixta: se compone entre fondos de renta fija y variable.
Fondos globales
Fondos garantizados: garantizan la recuperación del capital en una fecha determinada.
Fondos de distribución o reparto: reparten los dividendos que obtienen de las empresas que forman el fondo.
Fondos de acumulación: se reinvierten los dividendos.
Fondos de fondos: invierten la gran mayoría en otros fondos.
Fondos inmobiliarios: invierten en activos inmobiliarios.

¿Cómo funciona un fondo de inversión?

El funcionamiento de los fondos de inversión es muy sencillo.

En primer lugar, el inversor escoge el fondo de inversión y compra las participaciones de este fondo y los gestores financieros profesionales se encargan de invertir buscando una buena rentabilidad.

El precio de las participaciones (forma en que se reparten los fondos de inversión) estará determinado por la división del patrimonio del fondo entre los participantes y eso marcará el valor de compra o venta. Todo esto puede variar según la entrada y salida de inversores y según los cambios en el valor de mercado de los activos del fondo de inversión.

En cualquier momento, un inversor puede comprar y vender participaciones. La compra de éstas se llama suscripción y la venta reembolso. A medida que se producen ventas y compras el patrimonio irá subiendo o bajando, al igual que los cambios de valor de mercado de los activos darán resultados positivos o negativos haciendo que el patrimonio crezca o disminuya.

Como en todos los productos financieros. El inversor sólo tributa cuando reembolse las participaciones, y obtiene un beneficio, se tiene que integrar en la base imponible del ahorro en el IRPF.

Hay que destacar, que los fondos de inversión gozan de una ventaja fiscal, el factor de traspaso entre fondos está exento de tributación, mejor dicho, si vendes las participaciones o compras en otro fondo, las plusvalías que obtiene el inversor no se declaran en ese momento, si no cuando se el beneficio se haga efectivo.

En definitiva, los fondos de inversión son una manera de invertir muy solicitada por los inversores porque facilita el acceso a mercados fuera de su alcance y permite obtener una mayor rentabilidad con una planificación financiera realizada por profesionales.

Los fondos de inversión suelen comportar:

– Una mejor diversificación de los ahorros
– Total seguridad jurídica en manos de profesionales financieros
– Liquidez
– Ventajas fiscales
– Transparencia
– Facilidad de traspaso
– Beneficio del interés compuesto

 

Tags: , , ,