La correlación también es conocida como la relación que existe entre los movimientos de un activo con respecto a otro.

Analizar cómo se mueven los diferentes activos financieros entre sí es crucial en la construcción de una cartera de valores.

Intuitivamente, una cartera compuesta por un cierto número de activos que se mueven hacia arriba o hacia abajo al mismo tiempo será más riesgosa que una cartera en la que algunos activos se mueven hacia arriba cuando otros se mueven hacia abajo. 

En este segundo caso, las ganancias obtenidas de los valores que suben compensarán, al menos parcialmente, las pérdidas de los valores que bajan.

Es probable que el valor total de la primera cartera oscile mucho más que el valor de la segunda cartera. Por lo general, el inversor prefiere que las fluctuaciones sean limitadas.

Concepto

El concepto de correlación se usa en finanzas para describir en qué grado dos activos tienden a moverse en la misma dirección. La correlación generalmente se resume en un número que varía entre -1 y 1.

-1 significa correlación negativa perfecta, 0 significa que no hay correlación, 1 significa correlación positiva perfecta. Los activos con correlación positiva tienden a moverse en la misma dirección la mayor parte del tiempo. En cambio, los activos con correlación negativa tienden a moverse en direcciones opuestas.

Muy raramente la correlación es perfectamente positiva o negativa; la mayoría de las veces el valor de la correlación se encuentra en algún punto entre -1 y 1.

En 1952, Harry Markovitz, en ese momento un estudiante recién graduado de 25 años, publicó «Portfolio Selection«, un artículo de 14 páginas que cambió la historia de las finanzas y por el cual obtuvo el premio Nobel en 1990.

Markovitz describió en una fórmula matemática el beneficio en términos de riesgo / rendimiento de colocar en una cartera valores que se mueven de forma independiente hasta cierto punto.

El sentido común siempre ha reconocido los beneficios de la diversificación, de no poner todos los huevos en una canasta. Esto intuitivamente también era cierto en las finanzas, pero ninguna teoría lo había descrito de manera matemática hasta entonces. Markovitz fue el primero en describir el beneficio de la diversificación de una manera cuantitativa.

La clave es encontrar activos que se muevan de forma independiente entre sí hasta cierto punto. Cuanto menor sea la correlación entre los activos, mayores serán los beneficios de la diversificación.

Cuanto mayor sea el grado en que los activos se mueven de manera independiente, menor será el riesgo de que la cartera sufra grandes fluctuaciones de valor.

Ejemplos de lo que significa la correlación de activos en el mundo real

Veamos, por ejemplo, el índice del precio de los productos básicos (en rojo) y el valor del dólar australiano (en azul). Australia es un productor de productos básicos (cobre y mineral de hierro en particular), por lo que es probable que el valor de su moneda esté influenciado por las fluctuaciones de los precios de tales productos básicos. Del gráfico a continuación, es evidente que tienden a moverse de forma sincronizada. En términos técnicos, diríamos que están positivamente correlacionados.

qué es la correlaciónEn la publicación por qué invertir en oro explicamos cómo el oro y los tipos de interés a menudo tienden a moverse en direcciones opuestas. En el gráfico a continuación, es fácil ver que muchas veces el oro aumenta cuando los tipos de interés caen. En términos técnicos, diríamos que están correlacionados negativamente.

qué es la correlaciónEn resumen, con esta publicación buscamos dar a nuestros lectores una idea de lo importante que es analizar el perfil de riesgo de un activo no de forma aislada, sino en el contexto de toda la cartera. También, evitar la concentración en inversiones que están altamente correlacionadas ayuda a reducir la volatilidad de la cartera y mantiene las fuentes de riesgos bien diversificadas.

 

Tags: