¿ Si es imposible prever la próxima corrección qué alternativas tiene el inversor?

Cada vez que se producen eventos como la reciente devaluación del Yuan, o la crisis Griega , con sus correspondientes impactos en los mercados, los expertos empiezan a llenar páginas intentando anticipar las posibles consecuencias.

Lo que nos ha enseñado la última crisis financiera es que todo es posible en los mercados: nadie realmente la anticipó, y la volatilidad fue mucho más allá y mucho más lejos de lo que los expertos se podían imaginar. Estamos seguros que nos tocará vivir nuevas situaciones de pánico en los mercados y crisis futuras, pero nuestra opinión es que es una pérdida de tiempo intentar predecir los altos y bajos de los mercados. Entre otras razones,  porqué las más grandes crisis casi siempre vienen de eventos totalmente impredecibles. Aunque esto es un hecho, esto no va evitar que otros sigan gastando ríos de tinta (o bits por estar ya en la era digital) en intentarlo.

 

¿Pero quiere esto decir que el inversor no puede hacer nada para protegerse?

Ya hemos resaltado otras veces lo importante que es tener un plan y ceñirse a él y tener una disciplina como inversor. Pero qué hacen los inversores profesionales en la práctica: aquí compartimos algunos aspectos prácticos que nos pueden ayudar, en cierto grado, a «capear los temporales».

El cash:

Los inversores no se ponen de acuerdo en si una cartera debe estar al 100% invertida o no. Hay algunos que opinan que tener cash sin invertir, es perder la oportunidad de obtener el 10% de retorno promedio del S&P500. Otros, sin embargo, lo ven como una posibilidad precisamente de protegerse de los mercados o aprovechar el momento de caídas para comprar más barato. Estos acostumbran a tener un 10% siempre en cash, y aumentar esa proporción al 15% o 20% en momentos de máximos o euforia de los mercados.

Una estrategia complementaria o alternativa  es la posibilidad de operar con…

Margen:

Los inversores con carteras importantes y más experiencia,  utilizan a menudo la posibilidad de operar con margen, eso es, operando con la capacidad que dan los brokers para profesionales, de apalancarse usando como garantía  la propia cartera. Esa posibilidad permite usar, esa  capacidad de apalancarse más o menos, en función de la situación del mercado. Por tanto el inversor puede en momentos de caídas usar más margen para reforzar su cartera temporalmente. Esto claro, sólo tiene sentido en momentos dónde los intereses están bajos y con perspectivas de que sigan así.

Esta estrategia debe estar reservada exclusivamente a inversores con mucha experiencia que estén vigilando constantemente sus posiciones. En ningún caso recomendaríamos ir más allá de un apalancamiento del 1.2, y sería deseable restituir, lo antes posible, la cuenta a una situación de equilibrio.


Coberturas:

Como inversores a largo plazo casi nunca queremos vender nuestras compañías ganadoras y generar ganancias para pagar impuestos. Para eso hay una solución, que es cubrir parcialmente nuestras carteras de forma global, es decir, no una a una, sino una proporción determinada de nuestra cartera. La forma más eficiente de hacer esto, es usar opciones sobre el índice al que estemos más expuesto y crear una cobertura general en la proporción que creamos oportuna, por ejemplo un 10%-15% sería razonable, con la posibilidad de aumentarla si vemos que las cosas se  ponen más complicadas. Hay estrategias con opciones, que permiten hacer esto, sin coste o con un coste muy pequeño. Es como comprar un seguro de vida gratis. Esta estrategia también es para inversores avanzados, aunque no es tan difícil de aprender, una vez se empieza a entender la mecánica de las opciones y a usarlas de una forma inteligente.

Frecuencia inversora:

Otra alternativa es variar nuestra frecuencia o cantidad de inversión en función de la situación del mercado. Es lo que intenta un inversor acelerando su plan preestablecido en momentos de caídas.

Pero ……un momento! ¿No habíamos dicho que era imposible prever el mercado? Casi todas las estrategias que hemos descrito en, cierta manera, se basan en haber sabido anticipar cual es la situación del mercado! Pues si! Si lo pensamos en detalle, unas más que otras,  implican cierta interpretación y acierto de lo que está pasando. Aún así, son todas ellas medidas no definitivas o acomodaticias, es decir complementarias con nuestra visión largo placista.

En inbestme intentamos aplicar aquellas estrategias que menos dependen de ese «arte» de adivinar lo imposible. Por ello volvemos a insistir en lo dicho al principio de este artículo: en la simple estrategia de proponerse un plan y aprender a controlar nuestras emociones! Para ello es importante conocer cuales deben ser las prioridades del inversor.

Aún así, y siguiendo con la descripción de estrategias alternativas y recordando nuestros inicios inversores cuando empezamos a invertir en compañías, les describimos adicionalmente un estrategia múltiple que ahora nos atrevemos a definir como la de las 5Ps (y que en su momento aplicamos casi sin darnos cuenta con muy buen resultado):

 

Las 5Ps:

  • Pronto, poco a poco, y con paciencia (3 «Ps» de golpe)

Es importante empezar pronto. Pero no hay prisa en construir nuestra cartera, lo podemos hacer poco a poco. No es necesario estar totalmente invertidos, ni todo el tiempo. La paciencia  es nuestro gran aliado.

  • Pequeño

Es mejor no correr detrás de las compañías de moda, aquellas que consiguen enseguida los favores del mercado y elevadas valoraciones. Si aconsejamos pero, entrar cuando la descubrimos (a veces siguen sobrevaloradas un largo tiempo, hello Amazon), pero podemos entrar primero con un importe pequeño y esperar a correcciones para aumentar nuestra posición con valoraciones/precios más razonables.

  • Perspicaz

Por otro lado no dejemos perder oportunidades de mercado. Hay momentos en que grandes compañías o sectores pierden el favor de los inversores. A menudo unos malos resultados trimestrales, nos dan grandes oportunidades de entrar a precios muy ventajosos.

El inversor que se inicia tiene que encontrar su propia estrategia, aquella que le haga sentir cómodo con los riesgos que asume:  las 5Ps pueden ayudar a ello, pero empezar por lo simple es el mejor consejo que podemos dar. Coincidimos con Warren Buffett quien recordó recientemente que «las acciones van a estar más altas, y seguramente mucho más altas en 10 o 20 años que ahora«: esta es la razón por la que ni él (ni nosotros) intentamos anticipar lo que hará el mercado, pero si mantener (también igual que el) nuestra perspicacia aguda (ojalá tuviéramos la suya!).

Conoce tu perfil de inversión y empieza a invertir con nosotros cuanto antes. El tiempo es el mejor aliado para el inversor disciplinado. En ellas combinamos óptimos portafolios con ETFs de diferentes tipos de activos y mercados. Ahora puedes ser un exitoso inversor y sólo a partir de 1.000€. Si por otro lado ya tienes cierta experiencia y quieres empezar a construir tu propia pirámide de portafolio nuestras carteras Inbestme Dynamics y Inbestme Advanced son tu mejor alternativa.

Los comentarios están cerrados.