Invertir en Oro está atrayendo más interés durante estos últimos meses. Las políticas ultra expansivas de los bancos centrales hacen que el oro sea más atractivo para los inversores.

Se esperaba que las políticas monetarias de excepción practicadas por los bancos centrales después de la crisis financiera (tipos de interés ultra bajos y la compra masiva de activos) fueran transitorias. Los inversores pensaron que, después de este período excepcional, las políticas del banco central volvieran a la “normalidad”.

De forma inesperada, en la primera mitad de 2019, los bancos centrales dejaron evidente que la era de la normalización había terminado. En los Estados Unidos, la Reserva Federal está lista para comenzar un nuevo ciclo de recortes de tipos de interés. En Europa, el BCE, que ni siquiera ha comenzado a subir los tipos de interés, está listo para un nuevo ciclo de estímulos monetarios, desde una posición con niveles de interés negativos.

Esto ha provocado una gran prisa por parte de los inversores para comprar cualquier activo que ofrezca alguna rentabilidad, lo que provocó un aumento del precio de la renta fija y una disminución de los tipos efectivos (que bajan cuando el precio sube). En este momento, la mayor parte del mercado de bonos del Tesoro en Europa cotizan con un rendimiento negativo.

invertir en oro

Por lo tanto, un inversor europeo que busca un rendimiento positivo puede comprar bonos del Tesoro de un país de mercado emergente (con más riesgo crediticio) o puede comprar bonos del Tesoro extranjeros, como los bonos del Tesoro de EE. UU. Sin embargo, en este segundo caso, estaría expuesto al riesgo de cambio (el riesgo asociado a una posible caída en el valor del dólar, lo cual no compensaría la rentabilidad adicional por invertir en bonos del Tesoro de los EE. UU), a menos que decida cubrir este riesgo de cambio. Aunque, el costo implícito de la cobertura consumiría todo el diferencial en los tipos de interés.

¿Y qué hay de los bonos corporativos? Como puedes ver en la siguiente tabla, los bonos emitidos por las empresas mejor calificadas se negocian con rendimientos negativos. Un bono BBB corporativo con vencimiento a 5 años tendrá en promedio un rendimiento de 0.22%. Cuando se toman en cuenta los costos de transacción, queda muy poco rendimiento y también deberemos soportar el riesgo del cambio de precio del bono debido a movimientos en los tipos de interés o cambios en la solvencia de la compañía.

invertir en oro

 

EL ORO UNA ALTERNATIVA

Invertir en oro es el activo seguro por definición. Los inversores que compran oro no reciben ninguna recompensa financiera por poseerlo. El oro no paga ningún interés. Esto implica que los inversores, al elegir oro, aceptan renunciar a ingresos garantizados en forma de intereses o dividendos de otros activos financieros. Esto se llama el coste de oportunidad de poseer oro. Dado que el rendimiento ofrecido por los activos se está derrumbando, el costo de oportunidad de poseer oro ha disminuido sustancialmente y esto ha provocado un gran interés de compra por parte de los inversores.

Se puede observar en el gráfico a continuación la relación inversa entre el oro (en blanco) y los rendimientos de los bonos del gobierno de los Estados Unidos a 10 años (en verde).

invertir en oro

En el gráfico siguiente vemos cómo el precio del oro siguió de cerca la cantidad de deuda negociada a rendimiento negativo.

invertir en oro

La rentabilidad del Oro acumula alrededor del 12% desde principios de este año 2019. Por supuesto, invirtiendo en oro se tiene que asumir una mayor volatilidad si se compara con la volatilidad de la renta fija, pero teniendo en cuenta un contexto en el que el potencial de rentabilidad de renta fija parece extremadamente limitado (si no negativo), las razones para invertir en oro aumentan considerablemente.

El oro también ofrece una menor correlación con otros mercados, siendo su correlación con el índice global de renta variable de -0.13. Recordamos que la correlación mide el grado en que los activos tienden a moverse juntos y se mide por un número que varía entre 1 (perfecta correlación) y -1 (perfecta correlación negativa). Tener una cartera compuesta por activos que no se mueven todos en la misma dirección es una buena idea ya que ayuda a mitigar el riesgo de que la cartera incurra en pérdidas porque los activos caen al mismo tiempo.

Recientemente, Ray Dalio, uno de los inversores más inteligentes del mundo, ha publicado una larga nota explicando por qué el oro podría ser una inversión interesante. Según Dalio, los bancos centrales se quedarán sin municiones, ya que existe un límite a partir del cual no será suficiente la reducción de tipos de interés y la compra de activos. Habrá un impulso por parte de las naciones para depreciar su moneda y monetizar los déficits fiscales. En este tipo de entorno, el almacenamiento de la riqueza en oro se volverá más atractivo para los inversores. «Aquellas inversiones que probablemente se comportarán mejor serán aquellas que lo hagan bien cuando el valor del dinero se deprecie y los conflictos nacionales e internacionales sean significativos, como el oro«. Recordemos que Ray Dalio ya incorporó el oro (e incluso materias primas) en su cartera All Weather, en su momento, “porqué (los) consideraba un buen activo en entornos con alta inflación que puede tener un impacto negativo en la renta variable y bonos”.

En inbestMe nunca hemos sido grandes fanáticos de invertir en oro, pero creemos que, en la actual situación económica inexplorada, en el que los rendimientos son negativos y las máquinas de impresión de dinero funcionan sin cesar, la diversificación con el oro tiene mucho sentido. En este contexto, el oro será sin duda un activo que reduzca el riesgo y posiblemente también un activo que ayude a mejorar el rendimiento.

Invertimos hasta el 8% de nuestras carteras ETF Strategic en oro y podemos aumentar tácticamente la exposición en las carteras Dynamic.

 

Perfil de inversor

Tags: ,