¿Qué es un Robo Advisor?

El nombre Robo Advisor se origina de los términos ingleses “robot” y “advisor” (en español asesor). Este tipo de servicio se conoce en España como gestor automatizado de carteras de inversión y, por sus ventajas, se han convertido en más que una alternativa a los servicios de inversión tradicionales. De hecho, muchos servicios tradicionales están creando sus propios Robo Advisors, validando así este nuevo modelo.

¿Por qué son mejores los Robo Advisors que las entidades tradicionales?

Principalmente porque gracias a su automatización ofrecen unos costes muy inferiores a los tradicionales y, por tanto, una rentabilidad superior.

En EEUU los Robo Advisors acumulan varios años de experiencia, donde según Statisa.com, ya se gestiona un volumen superior a los 265k millones de dólares. En nuestro continente existen alrededor de 100 gestores automatizados y, en España, están operando ya desde hace unos 2 años.

¿Cuál es el funcionamiento de un Robo Advisor?

La sencillez de los Robo Advisors permiten que invertir de forma eficiente esté al alcance de cualquier persona. Podríamos resumir el proceso de alta en 3 pasos:

Paso 1 – Test de perfil inversor

El primer paso es realizar un test que tiene el objetivo de descubrir los objetivos financieros, situación patrimonial, conocimientos y psicología inversora del futuro inversor. Realiza el test y conoce tu perfil inversor.

Paso 2 – Asignación de cartera personalizada

El Robo Advisor crea y asigna una cartera de inversión adaptada al perfil inversor del interesado.

Paso 3 – El Robo Advisor se encarga del resto

El inversor abre su cuenta, aporta el capital a invertir y el Robo Advisor se encarga del resto:

– monitoriza y realiza ajustes cuando es necesario

– reinvierte dividendos

rebalancea la cartera cuando ésta se desvía de la distribución original

– ingresa las aportaciones adicionales o recurrentes

– aplica optimización fiscal

Las ventajas de un Robo Advisor frente a una entidad financiera

Un Robo Advisor presenta muchas ventajas vs. una entidad financiera tradicional. A continuación enumeramos algunas de ellas:

Costes

Gracias a su automatización los costes de un Robo Advisor pueden llegar a ser hasta un 75% inferiores a los tradicionales.

Independencia

Un banco casi siempre te recomendará sus propios fondos. Un gestor automatizado de carteras no tendrá intereses al recomendarte un fondo, simplemente buscará el mejor para ti.

Personalización

No todos los inversores tienen los mismos objetivos, unos son conservadores y otros son más agresivos. Por eso un Robo Advisor personaliza tu inversión según tus objetivos.

Transparencia

Las entidades tradicionales no han sido transparentes al comunicar costes de gestión o cancelación. Siendo conocedores de este problema histórico los Robo Advisors se centran en el usuario y comunican los costes de forma simple y transparente.

¿Quieres descubrir qué plan te propone un Robo Advisor? Realiza el test de inbestMe.

Tags: