Nuestro objetivo es construir carteras que permitan al inversor alcanzar sus objetivos en términos de rendimiento, pero dentro de los límites de riesgo que pueda tolerar. Nos esforzamos para ofrecer soluciones de inversión que hagan que nuestros clientes se sientan emocionalmente cómodos, incluso en tiempos difíciles.

El pasado mes de octubre, ha devuelto a la renta variable una cierta “normalidad” en su comportamiento, con un aumento de la volatilidad y una corrección importante, pero estadísticamente situada dentro de la media de correcciones que pueden darse aproximadamente una vez al año (Los Mercados Vuelven a la Normalidad).

Un proceso de distribución de activos óptimo, debe tener como objetivo por un lado, adaptarse al perfil de riesgo del inversor y por otro, alcanzar los objetivos de riesgo/rendimiento de la cartera.

Es por esta razón, que en inbestMe dedicamos una gran cantidad de tiempo a la elección de las clases de activos más adecuados y al análisis del comportamiento de nuestras carteras modelo en diferentes escenarios.

Entre el 1 y el 31 de octubre de 2018, hemos visto como los grandes índices de renta variable llegaban a sufrir retrocesos  de entre un 9% y un 12%, con algo de recuperación en las últimas sesiones del mes.

Así pues, podemos apreciar en el siguiente gráfico como el SP500 llegaba a perder hasta un 9.69% para finalmente cerrar el mes con un rendimiento negativo del -7,28%.

Otro tanto sucedía en el tecnológico Nasdaq, con caídas que llegaban al 12,28% y que acabaron siendo del -9,10%.
En un contexto más global, el MSCI retrocedía hasta un 9,78% con un cierre mensual del -7,97%.

Comportamiento de las carteras modelo inbestMe Strategic en octubre de 2018

Analicemos cuatro Carteras Modelo, representativas de los diferentes perfiles de riesgo:
Cartera modelo Strategic Perfil 0 (eminentemente conservadora): – 0,5%
Cartera modelo Strategic Perfil 3 (moderado conservador): – 2%
Cartera modelo Strategic Perfil 6 (perfil medio): -3%
Cartera modelo Strategic Perfil 8 (perfil decidido): – 4,2%

Para cada grupo de riesgo, las carteras modelo se han comportado de acuerdo a lo esperado.

Un objetivo fundamental para el Comité de Inversión de inbestMe es que las carteras respondan de acuerdo a lo que esperamos de ellas, dada una determinada distribución estratégica de activos y siempre acorde al perfil de riesgo de cada una.

En este contexto, se puede ver como durante el mes de octubre, los perfiles más conservadores han tenido un rendimiento casi plano y con muy baja volatilidad, cumpliendo plenamente el objetivo previsto.

Los perfiles moderados y medios han tenido un rendimiento de entre el -2% y el -3% con una volatilidad controlada.

Y por último, los perfiles más decididos se han comportado con una volatilidad acorde al riesgo asumido, pero con un rendimiento mejor comparado con las bolsas USA y Mundial.

Las siguientes imágenes muestran en color verde el comportamiento de las Carteras Modelo Strategic y la comparativa con la bolsa en EEUU y mundial.

Gráfico modelo cartera Strategic perfil 0

Gráfico modelo cartera Strategic perfil 3

Gráfico modelo cartera Strategic perfil 6

Gráfico modelo cartera Strategic perfil 8

Tal y como explicamos en nuestra Metodología, la “Modern Portfolio Theory” se basa en la hipótesis que la diversificación es la principal forma de reducir los riesgos por lo que al combinar posiciones que no estén perfectamente correlacionadas, es posible reducir el riesgo total de la cartera.

En inbestMe trabajamos constantemente para que, además de una correcta distribución de activos, nuestras carteras presenten una alta diversificación geográfica y estén compuestas por entre 10 y 12 fondos cotizados de al menos cuatro o cinco de las principales gestoras internacionales.

Una ventana de oportunidad

Siempre manteniendo nuestro foco en el medio y largo plazo, estas correcciones que se producen en los mercados pueden ser una buena oportunidad de entrada o de incrementar posiciones en nuestras carteras.

Oportunidades que pueden aprovechar aquellos clientes que tienen la idea de comprar más en las bajadas y que así nos lo hicieron saber al completar el cuestionario de nuestro Test de Inversión.

Por supuesto, quienes tienen además programadas en sus cuentas aportaciones periódicas recurrentes de manera automática, continuarán comprando e incrementando posiciones a diferentes precios con lo que aportan un plus de diversificación en el riesgo total de la cartera.

Optimizando fiscalmente nuestras carteras

Una de las características diferenciales y de valor añadido que proporcionamos a nuestros clientes, es el proceso de Optimización Fiscal Inteligente de inbestMe (OFI).

La OFI, es una técnica sofisticada, completamente automatizada, que sirve para optimizar la fiscalidad de las carteras de ETFs y que provoca un efecto de diferimiento fiscal similar al que se obtendría si se utilizara el efecto derivado de la traspasabilidad sin tributación de los fondos de inversión en España.

Las pérdidas patrimoniales pueden reducir tu tributación al poder compensarse con las ganancias. Para que esto sea factible es necesario realizar pérdidas, es decir, vender los activos depreciados tan pronto como sea posible. Y esto hay que hacerlo teniendo en cuenta que, en una cartera bien distribuida, cada activo juega un papel esencial para optimizar la diversificación total y no alterar la parte de exposición deseada para cada clase de activo.

La OFI debe ser capaz de combinar estos dos factores: crear créditos fiscales sin renunciar a los rendimientos esperados asociados con cada activo solo por el hecho de realizar una pérdida de los activos que se han depreciado en cada momento.

Nuestros algoritmos trabajan periódicamente para llevar a cabo este procedimiento de Optimización Fiscal por lo que las recientes correcciones en los mercados son una oportunidad inmejorable para ello.