Regla de inversión núm. 1: No te compliques la vida, invierte a través de índices

La inversión no tiene por qué ser complicada. Tenemos tendencia a empezar nuevas actividades en nuestra vida por lo más complicado. En la inversión la mayoría empezamos comprando aquella acción que nos ha recomendado un amigo. Esto también vale para aquel fondo de aquel gestor de moda. ¿Sabes que, en España, el 79% de los fondos no consiguen batir a su índice de forma recurrente? Por ello, hoy en día, estas opciones tienen poco sentido teniendo la posibilidad de comprar índices enteros con fondos indexados o ETFs (fondos indexados cotizados). Si finalmente decides invertir directamente en acciones mira más abajo la regla 7. Si lo haces en fondos de inversión gestionados (normalmente muy caros) buena suerte en acertar los pocos fondos que superan su índice, según demuestran recurrentemente los informes de Spiva.

Regla de inversión núm. 2: Sé un inversor de por vida

La única opción para tener éxito como inversor es serlo a largo plazo. Es fácil entender esto si entendemos que por definición la economía crece. Pero no crece de forma regular, en el corto plazo puede pasar cualquier cosa. Intentando hacer un “pelotazo” (por definición de corto plazo) podemos perder aquellos ahorros que necesitamos. Es mejor olvidarse de hacernos ricos de golpe y pensar en que sí es posible hacerse rico, pero poco a poco. Aprovecha la tendencia alcista a largo plazo de la economía.

Regla de inversión núm. 3: Diversifica

Te recomendamos invertir a través de una cartera bien diversificada. El que compra acciones debería crear una cartera de al menos 50-100 acciones. Pero como ya hemos comentado en la regla 1 no es necesario complicarse la vida. Comprando índices y creando una cartera con clases de activos no correlacionados podemos tener una diversificación muy buena en más de 15.000 activos. Una cartera diversificada nos protege de las inevitables correcciones del mercado y nos ayudará a dormir más tranquilos.

Regla de inversión núm. 4: Busca donde otros no lo hacen

La mayoría de nosotros seguimos a la multitud. La mayoría invierten a través de lo que nos coloca el banco. Es conveniente informarse e investigar opciones diferentes para nuestros ahorros. Pensar por nosotros mismos, hacer nuestra propia investigación y tomar nuestras propias decisiones nos puede aportar alternativas interesantes.

Regla de inversión núm. 5: Controla las emociones

Sabemos que los mercados son volátiles por definición y a menudo los movimientos ocurren a diario. Es imprescindible que aprendamos a gestionar nuestro temperamento y no permitamos que nuestras emociones afecten nuestras decisiones. Si no somos capaces de controlar nuestras emociones es mejor que contratemos a un servicio financiero que nos aparte de nuestra propia incoherencia.

Regla de inversión núm. 6: Registra dónde inviertes y compara (a largo plazo)

Es importante tener registradas nuestras posiciones y nuestros resultados. También lo es el tener la posibilidad de revisar cuando sea necesario nuestro rendimiento. Desconfía si tu servicio actual no te da una información comprensible y fácil de analizar. Compara los diferentes servicios, pero no sólo en su componente de rentabilidad. La rentabilidad no lo es todo, también el riesgo implícito que asumes. Por otro lado, no tiene sentido mirar tus inversiones constantemente. Solo tiene sentido comparar los servicios a medio o largo plazo. En el corto plazo todo puede pasar y un servicio no será mejor o peor porqué en los primeros meses empiece al alza o a la baja. Los meses deberían ser una anécdota en tu plan, sino lo recuerdas vuelve a la regla número 2.

Regla de inversión núm. 7: Si decides complicarte la vida, compra negocios

Si lees esta regla es porque no has hecho caso a la regla 1 y has decidido complicarte la vida. Si es así recuerda que es mejor comprar negocios, o sea las perspectivas de la empresa, su futuro y su gestión. No tiene sentido​​ tratar de obtener un “pelotazo” de un rumor, y no tiene sentido invertir ciegamente en “la” inversión de moda (ejemplo Bitcoin). Si decidimos poner nuestro dinero en una compañía es mejor hacerlo en aquella que creemos que generará valor para los accionistas a largo plazo. Esto implica dedicación y conocimientos. ¿Tienes ambos? Si es así, adelante, complícate la vida, puede ser muy gratificante crear una cartera de buenos negocios, pero no olvides tampoco la regla 2.

Regla de inversión núm. 8: Disfruta la vida

Las personas tienen tendencia a creer que invertir es demasiado difícil para el ahorrador promedio. Hoy en día hay servicios como el nuestro que te lo ponen fácil. Si tienes unos mínimos conocimientos sigue estas reglas y seguro que te irá bien. Si no, es mejor que contrates un buen servicio y te dediques a disfrutar de los tuyos y de la vida.

Trump presidente ¿Qué pasa en los mercados?

Y la Cámara y el senado son republicanos también.

¿Por qué mi cartera se mueve tanto?

Esta es una pregunta frecuente entre nuestros clientes.

Primer cierre año 2017 de nuestras carteras inbestMe Dynamic

Primer año invirtiendo para nuestros clientes y primer gran año de satisfacción.