Cuando una persona tiene un capital importante, normalmente tiene dudas sobre qué hacer con él y, particularmente, cómo invertirlo: si hacerlo todo de golpe o poco a poco, a través de aportaciones periódicas a diferentes instrumentos de inversión.

La duda no es baladí, ya que puede marcar una diferencia de rentabilidad importante. Pero ¿qué alternativa es mejor? A continuación, vamos a ver las ventajas de cada una de las opciones y en qué circunstancias de mercado es más interesante hacerlo de una u otra forma.

Ventajas de invertir todo de golpe

Invertir todo el capital de golpe es la opción preferida para muchos inversores. Al fin y al cabo, existe una máxima que dice que es mejor que el capital esté invertido el mayor tiempo posible (la famosa estrategia del buy & hold) para evitar los efectos perjudiciales de la inflación.

Esta estrategia es especialmente interesante en momentos alcistas del mercado, sobre todo si esta tendencia acaba de comenzar. En este supuesto, cuanto más tiempo esté el dinero invertido, mayores rentabilidades se podrán obtener. En caso contrario, cuando la evolución de los mercados es bajista, no es una estrategia recomendable, ya que se corre el riesgo de perder buena parte del capital.

Eso sí, existe una importante dificultad para estimar cuándo el precio de un activo se encuentra en tendencia alcista, si esta tiene poco recorrido o incluso si está en un momento de cambio de ciclo. Por eso, muchos analistas recomiendan este tipo de estrategia con independencia de la situación del mercado.

Descargar guía Aprender a invertir fácilmente

Ventajas de invertir poco a poco

La otra alternativa es invertir el capital poco a poco, con aportaciones periódicas a diferentes activos o instrumentos de inversión. Esta opción cuenta con la ventaja de que se evita caer en el juego de adivinar cuál es el mejor momento para entrar en un activo.

Es una estrategia ideal para inversores novatos que generalmente quieren ir componiendo un patrimonio poco a poco, pero que cuentan con pocos recursos. Al mismo tiempo, especialmente si las aportaciones son siempre de la misma cuantía (la estrategia conocida como Dollar Costing Average o simplemente DCA), se acomoda la inversión a la situación del mercado, comprando más cuando el activo está barato y menos cuando está caro.

Además, este tipo de estrategia reduce los sesgos psicológicos, ya que se entra en el mercado de forma periódica, y evita que el inversor juegue a adivinar si el mercado se encuentra en el mejor momento para entrar. Algo que el común de los mortales no puede anticipar.

Cómo invertir tu dinero

La respuesta a esta pregunta no es única, y depende de las circunstancias y del perfil de riesgo de cada inversor.

No obstante, de un estudio de Vanguard realizado para tres mercados en el periodo 1926-2015, se desprende que la mejor estrategia para invertir tu dinero es hacerlo todo de golpe. En concreto, 2 de cada 3 veces, y con independencia de en qué mercado se mire y tipo de cartera, es más rentable invertir de una sola vez. En estos casos, la rentabilidad media es algo más de un 2% superior en 10 años.

El motivo es que el 70% del tiempo el precio de los mercados y de los activos es alcista. Es decir, están más tiempo subiendo que bajando, lo que resulta ventajoso para la inversión de golpe. 

No obstante, la inversión mediante aportaciones periódicas puede ser recomendable para inversores que tengan una mayor aversión al riesgo, especialmente si no se tiene muy claro cuál es el ciclo económico actual. Sirve para mitigar las emociones y dejar la inversión en piloto automático, ya que normalmente se asocia con una estrategia automatizada.

Descubrir plan de inversión

Escriba un comentario