Una de las mayores problemáticas a la que se puede enfrentar un inversor en la actualidad es en qué productos depositar su confianza. Comparado con hace tres décadas, cuando los pequeños ahorradores apenas tenían el catálogo ofertado por las entidades bancarias, en la actualidad la situación es muy distinta.

Internet y la democratización de la tecnología han traído el acceso a muchísimos productos que resultan nuevos y atrayentes: fondos de inversión, derivados, opciones y futuros… Y fondos indexados, que por su mitigación del riesgo se están haciendo un hueco muy grande entre los inversores nacionales. ¿Quieres comenzar a invertir en fondos indexados sin saber? Sigue estos pasos.

 

¿Qué es un fondo indexado?

No deja de ser un fondo cuya cartera de valores replica un índice bursátil. Puede ser el IBEX35 nacional o cualquiera de los norteamericanos, con el S&P500 a la cabeza. 

Lo que hace el fondo es imitar la composición del índice, de tal manera que la paridad con su evolución a lo largo del tiempo es muy similar. Esto permite, como decíamos al principio, mitigar el riesgo. Siguiendo los patrones de la Teoría de cartera, lo que hace es evitar fluctuaciones y la volatilidad de un valor o una acción en concreto. 

 

¿A quiénes están orientados los fondos indexados?

Los fondos indexados son un producto perfecto para aquellos inversores que no quieren vivir la tensión del día a día, de las subidas y bajadas de valor de una acción, y que prefieren delegar en gestores externos la responsabilidad de estar al tanto de qué ocurre. 

En esta gestión indexada, el inversor “se olvida” de tener que realizar constantemente compras y ventas y delega en un gestor de cartera, que es quien decide en cada momento en qué productos invertir. 

Por tanto, es ideal para inversores que quieran invertir en el largo plazo, sin tener que preocuparse. 

No obstante, para los más tecnológicos, también los pueden controlar personalmente si operan desde una plataforma online como inbestMe.

 

¿Qué ventajas tiene invertir en fondos indexados frente a otros productos?

Tres serían las ventajas principales de estos fondos indexados.

En primer lugar, el riesgo está más contenido que realizando una sola compra de una acción. 

Por otro lado, los fondos indexados nos permiten mover nuestro dinero de un fondo a otro sin tener que pagar rendimientos del capital mobiliario. Éstos solo se pagan cuando definitivamente deshacemos la posición en fondos, lo cual a nivel fiscal es una ventaja incuestionable.

Por último, gestionar una cartera de valores de este tipo es relativamente sencillo. Con la ayuda de una plataforma especializada como InbestMe podremos empezar a invertir en fondos indexados sin ser un experto. De esta forma, los costes de comisión y de gestión son más reducidos que en otros productos financieros, logrando una mayor rentabilidad.

Tags: , ,