Los fondos indexados llevan ya unos años en auge, y no es para menos, puesto que constituyen un vehículo de inversión muy interesante para prácticamente cualquier inversor. Hoy, te contamos por qué invertir en fondos indexados en España este 2021.

¿Qué es un fondo indexado?

Un fondo indexado es un fondo de inversión que replica un índice concreto, que puede ser la Bolsa de un país, de una región, global, de un sector… Lo importante y diferenciador es que replica el comportamiento de un índice al comprar en la misma proporción las acciones que componen dicho índice.

De esta forma, si el índice tiene una rentabilidad del 5%, por ejemplo, el inversor también obtiene una rentabilidad del 5% (salvo una comisión que, en los fondos indexados, es mínima). Del mismo modo, si el índice cae un 5%, el inversor también pierde un 5%.

Es, sin duda, uno de los modelos de inversión más exitosos en los últimos tiempos. Y eso se debe a varias razones, que te vamos a detallar en el siguiente apartado.

Guía de inversión Fondos Indexados

¿Por qué invertir en fondos indexados en España? ¿Cuáles son sus ventajas?

A continuación, te mencionamos las principales ventajas de la inversión en fondos indexados:

  1. Rentabilidad del mercado. La primera de las ventajas de los fondos indexados es que te aseguras de recibir la rentabilidad del mercado (o del índice de referencia que quieras, pero, si replicas al mercado de forma global, obtendrás la rentabilidad del mercado global). De esta forma, aunque no vayas a poder superarlo, siempre te vas a beneficiar de la mejora económica del planeta.
  2. Buena diversificación. Otro punto importante de los fondos indexados es que nos protegen de riesgos demasiado elevados. Esto es así porque, al invertir con ellos, estamos diversificando muy bien nuestra inversión en multitud de empresas (y más, si construimos una cartera con varios fondos). De esta forma, el riesgo asociado a que un determinado activo o grupo de activos lo haga mal se reduce enormemente.
  3. Variedad de fondos. Además de estar muy bien diversificados en su propio interior, también puedes diversificar entre fondos, puesto que existen muchísimos. Este es un punto especialmente positivo, porque te permite poder invertir en aquellos que te parezca que más se ajustan a tu perfil. Esto es especialmente cierto si lo complementamos con el siguiente punto.
  4. Carteras adaptadas a ti. También es importante mencionar que no tienes por qué quedarte únicamente con un fondo indexado en concreto. Puedes tener varios y construir carteras que se ajusten a tus necesidades y preferencias. Si eres una persona conservadora, puedes incluir algo de renta fija, por ejemplo; si eres una persona más agresiva, puedes incluir algún índice algo más especulativo de algún sector que creas que lo hará bien a futuro.
  5. Bajas comisiones. Uno de los puntos más fuertes de los fondos indexados es que, puesto que no requieren apenas gestión (porque no hay nadie estudiando las compañías y viendo qué comprar y qué no comprar), las comisiones que cobran las gestoras por ellos son mínimas. Así que casi la totalidad de la rentabilidad acaba repercutiendo en ti.

Estas son sólo algunas de las múltiples ventajas que tienen los fondos indexados respecto a otro tipo de vehículos de inversión. Si te parecen buenas razones, aquí te dejamos un enlace para conocer más nuestras carteras de fondos indexados ultra diversificadas o los fondos indexados ISR.

Como puedes ver, invertir en fondos indexados en España es una decisión inteligente, puesto que nos permite disfrutar de una gran cantidad de ventajas a cambio de unos riesgos prácticamente inexistentes. Así que… ¡Esperamos que parte de tu patrimonio esté en ellos!

Cartera de fondos indexados

Escriba un comentario