Uno de los principales aspectos que debes tener en cuenta cuando inviertes por primera vez siguiendo las 10 reglas para invertir mejor es definir cuál será el horizonte temporal de tu inversión. En general, podemos distinguir entre invertir a corto, medio y largo plazo. En este artículo te explicaremos las diferencias y los mejores productos para cada estrategia.

Como es lógico, no deberías invertir tus ahorros de la misma manera si estás pensando en renovar el coche que si quieres ahorrar para tu jubilación. En el primer caso lo más importante es la liquidez, mientras que en el segundo esta es irrelevante y lo importante es tu rentabilidad para jubilarte.

Por tanto, en función de cuáles sean tus objetivos temporales, podrán interesarte unos vehículos de inversión u otros. 

Invertir a corto plazo, el futuro es hoy

Warren Buffet, uno de los mejores inversores de la historia, dijo en una ocasión que era completamente imposible adivinar cuál sería la evolución de una acción en el corto plazo. Nadie, ni siquiera él mismo, podía saberlo. 

En otras palabras, lo que Buffet quería decir es que en bolsa existe un gran nivel de riesgo con la inversión a corto plazo. Si alguien compra acciones con la intención de que su valor suba en pocas semanas o meses, en realidad no está invirtiendo, sino especulando.

Si quieres invertir (y no especular) a corto plazo, tienes pocas opciones. La única “inversión” que podemos recomendarte en este caso es una cuenta remunerada. No obtendrás una gran rentabilidad con ella, pero al menos tu dinero estará garantizado.

Top 7 inversiones de rentabilidad a largo plazo

Invertir a medio plazo, seguridad ante todo

Si tienes algunos ahorros parados en una cuenta corriente y sabes que no vas a utilizarlos antes de cinco o seis años, puedes plantearte algunas alternativas de inversión a medio plazo. Siempre y cuando tengas ya tu fondo de emergencias listo. 

Este podría ser el caso, por ejemplo, de una familia que tiene previsto comprarse un coche dentro de algunos años o enviar a su hijo a estudiar a la universidad.

Para ser sinceros, no hay demasiadas opciones interesantes si quieres invertir a medio plazo. Una buena alternativa podría ser un fondo de inversión indexado que sea conservador, es decir, un fondo no agresivo con una proporción importante de renta fija. 

Tu objetivo a medio plazo debe ser lograr una rentabilidad moderada pero sin asumir riesgos excesivos. Por tanto, la renta variable, que por naturaleza es volátil, debe ir acompañada en un porcentaje elevado de renta fija. 

Invertir a largo plazo, la mejor estrategia de inversión

Si tus objetivos a corto y medio plazo están cubiertos y tienes unos ahorros que puedas invertir con miras largoplacistas, estás listo para invertir. La mejor estrategia de inversión es la inversión a largo plazo

Una buena inversión a largo plazo, con riesgo moderado y altas expectativas de rentabilidad, debe tener un horizonte temporal mínimo 10 años. A partir de ahí, a más años, más estabilidad con tu cartera de inversión y más rentabilidad.

Piensa que cuando inviertes a largo plazo, la volatilidad de la renta variable deja de ser un problema y se convierte en una oportunidad, sobre todo si automatizas tu inversión con aportaciones periódicas (mensuales, trimestrales, anuales…).

Esto es así porque a largo plazo, lo normal es que el mundo sea un lugar mejor y, como consecuencia, la economía crezca. Lo ha hecho en el pasado y no hay motivos para pensar deje de hacerlo en el futuro. 

En nuestra opinión, los mejores productos para invertir a largo plazo son los fondos de inversión indexados, los ETFs y los planes de pensiones
Por eso, en inbestMe hemos confeccionado distintas carteras de estos productos, aptas para todo tipo de inversores, cien por cien gestionadas, con alta diversificación, bajos costes y una mejor rentabilidad. ¿Te gustaría conocerlas?

Nueva llamada a la acción

Escriba un comentario