En general, el año 2019 ha sido muy bueno para los inversores y eso ha animado a muchos ahorradores, que se plantean dar sus primeros pasos en el mundillo de la inversión en 2020. Si es tu caso y te estás preguntando en qué productos debes invertir 10.000 euros este 2020, estás en el lugar adecuado.

A continuación, te explicaremos cuáles son las mejores alternativas para obtener rentabilidad por tu dinero invertido.

Alternativas muy conservadoras y seguras

Empecemos por tres alternativas de inversión sin riesgo (o casi) pero que ofrecen una rentabilidad muy limitada:

Depósitos bancarios

Los depósitos bancarios han sido el producto de ahorro/inversión favorito de los españoles. El problema es que hoy en día la rentabilidad que ofrecen es insignificante: entre el 0 y el 0,5%. Por tanto, si quieres evitar la pérdida de poder adquisitivo provocada por la inflación, un depósito no es la mejor alternativa para invertir 10.000 euros este 2020.

Cuentas remuneradas

Una cuenta remunerada es una cuenta bancaria que ofrece una pequeña rentabilidad a cambio de depositar el dinero en ella. Suele tener un periodo inicial de entre 3 y 6 meses con un tipo de interés bastante atractivo (en ocasiones, en torno al 5%), pero posteriormente la rentabilidad se reduce drásticamente y se equipara a la de los depósitos.

Como inversión segura y totalmente líquida puede ser interesante, pero solo a muy corto plazo y para pequeñas cuantías.

Renta fija

Es la alternativa de inversión que suelen elegir los inversores más conservadores, ya que la probabilidad de perder dinero es muy reducida. A cambio, la rentabilidad también es bastante limitada.

Los productos de renta fija más populares son los bonos públicos, las letras del tesoro y los pagarés de empresas, aunque también podemos comprarla mediante algún fondo de inversión de renta fija.

Alternativas seguras y rentables para invertir

Si estás dispuesto a asumir un poco de riesgo, estas son, a nuestro parecer, los mejores productos dónde invertir 10.000 euros este año:

Acciones

Invertir en acciones es una de las mejores alternativas para obtener una alta rentabilidad por tu dinero, siempre y cuando estés al día de lo que ocurre en los mercados y tengas conocimientos financieros a un nivel medio/alto como para analizar empresas y elegir con criterio qué acciones comprar y cuáles no.

Las estrategias más utilizadas para comprar acciones son el value investing (invertir en empresas con alto potencial de crecimiento) y la inversión en empresas que reparten dividendos de forma regular entre sus accionistas.

En cualquiera de los casos, es esencial que diversifiques tu inversión lo máximo posible para minimizar el riesgo de sufrir pérdidas.

Fondos de inversión y ETFs

Si no quieres jugar a ser el nuevo lobo de Wall Street analizando empresas desconocidas y especulando con tus decisiones, entonces deberías poner el foco en estos productos. Los fondos de inversión indexados y los ETFs son la forma más fácil y efectiva de invertir en acciones de forma global, diversificada y segura.

Tanto uno como otro son fáciles de entender, están diseñados para cualquier perfil de inversor, ofrecen comisiones en inversión extraordinariamente bajas, no hay que supervisar su evolución de forma diaria (de hecho, lo recomendable es invertir y olvidarte) y ofrecen una rentabilidad bastante buena a largo plazo.

Con toda seguridad, invertir tus 10.000 euros en un fondo indexado o en un ETF comercializado por alguna gestora importante y en las que puedas confiar, como Vanguard, Amundi o Pictet, es una de las mejores alternativas.

Planes de pensiones

Si quieres empezar a ahorrar para tu jubilación, los planes de pensiones son el producto financiero idóneo.

Sus ventajas están fuera de toda duda: bajas comisiones (sobre todo los que son indexados), desgravación fiscal año a año, permiten diferir (y capitalizar) el pago de impuestos, son traspasables entre sí…

Diez mil euros es una buena cifra para invertir en un plan de pensiones, aunque debes tener en cuenta que solo podrás aportar 8.000 euros al año. También debes tener claro que se trata de un producto de inversión diseñado para el largo plazo y, por tanto, su liquidez es bastante limitada.

Si después de leer este artículo sigues teniendo dudas sobre en qué productos debes invertir 10.000 euros este 2020, estaremos encantados de ayudarte. ¡Déjanos tu pregunta en los comentarios y te respondemos!

Escriba un comentario