No es la primera vez que hablamos sobre el interés compuesto. Lo hemos hecho para explicar qué es y cómo funciona, de sus poderes mágicos y cómo sus efectos se pueden asimilar a cómo crece un bosque.

Incluso también tratamos sobre el lado negativo del interés compuesto. Hoy vamos a ver con un ejemplo práctico su efecto multiplicador.

Ejemplo práctico

Para reforzar la idea de sus “poderes mágicos” se nos ocurre poner de manifiesto de una forma simple su efecto multiplicador.

La rentabilidad anualizada promedio ponderada (TAE) de los fondos de inversión en España se sitúa históricamente en el 2% (según Inverco). Nuestras carteras inbestMe tienen una rentabilidad esperada promedio a largo plazo aproximadamente del 5% (redondeado).

El múltiplo entre el 5% y el 2% es de 5%/2%= 2.5 veces. 

El interés compuesto y su efecto multiplicador

Veamos qué ocurre con este multiplicador con el tiempo y la potencia del interés compuesto.

En 10 años:

  • Una cartera creciendo al 2% acumularía: (1+2%)^10-1=22%
  • Una cartera creciendo al 5% acumularía: (1+5%)^10-1=63%

En 20 años estos porcentajes serían 49% y 165% respectivamente.

Vemos pues como el múltiplo que relaciona las dos rentabilidades acumuladas a medida que pasan los años va creciendo:

AñosRentabilidad inbestmeRentabilidad Fondos inversiónCálculoResultado o Múltiplo
1 año 5%2%5%/2%2.5
10 años 63%22% 63%/22%2.9
20 años165%49% 165%/49% 3.4
30 años332%81% 332%/81% 4.1

Guía de inversión Fondos Indexados

Esto lo podemos ver más visualmente en el siguiente gráfico:

La más rápida aceleración que toma una cartera creciendo al 5% en vez del 2% hace que en 30 años el múltiplo que las separa sea de 4,1 veces en vez de 2,5 veces al inicio.

Esto es mucho dinero, invirtiendo por ejemplo 10.000 €, implicaría acumular 41.000 € en vez de 25.000 € o sea 16.000 € más o 1,6 veces más (4,1-2,5=1,6).

Este efecto lo podemos ver cuando reportamos las rentabilidades de nuestras carteras modelo. En el penúltimo informe reportábamos que: 

“La TAE media de nuestras carteras es del 4% y supera en casi 7 veces la rentabilidad del inversor medio español (según inverco) que se queda en un 0,6%… Mientras que la media de rentabilidad acumulada (desde el 2015) de nuestras carteras (25,9%) supera en este periodo en casi 23 puntos porcentuales sobre la que obtiene un inversor medio (3,3%) en España (inverco), esto es una rentabilidad casi 8 veces superior”

Vemos que mientras el múltiplo en términos anuales es de 7 veces, en términos acumulados ya es de 8 veces y es previsible que siga creciendo con el paso de los años.

Es por ello, que es tan importante invertir a largo plazo con bajos costes y/o con mejores expectativas de rentabilidad: el tiempo y la fuerza del interés compuesto con su efecto multiplicador se pone de nuestro lado.

Descubrir plan de inversión

Escriba un comentario