El presupuesto y el dinero que se va

Cualquier pago que nos produce una merma económica se considera un gasto.

Es necesario recoger y anotar todos los gastos, por pequeños que sean, y en el caso de no tener la información de alguno en concreto conviene aplicar una cantidad aproximada. No hay que olvidar los gastos ocasionales como podrían ser las compras navideñas, regalos de cumpleaños etc.

El presupuesto, y los tipos de gasto

Al igual que los ingresos, los gastos también se pueden clasificar. De hecho es necesario y positivo realizar una buena clasificación que nos permitirá, por un lado, tomar consciencia de en qué se nos va el dinero y por el otro reflexionar sobre aquellos que podemos, queremos y/o debemos reducir.

La clasificación clásica de los gastos los divide en tres categorías:

  • Gastos fijos: llamados así por tener una periodicidad y un importe conocido.
  • Gastos variables: son aquellos que debemos hacer pero  que tanto su periodicidad como el importe pueden variar.
  • Gastos no esenciales o discrecionales: son aquellos que efectuamos pero no son imprescindibles.

El presupuesto, conoce tus gastos fijos

Los gastos fijos son aquellos gastos que debemos hacer, es decir, que son necesarios y que sabemos cuándo los tendremos que hacer y cuanto vamos a gastar.

En este grupo de gatos se encuentran aquellos derivados de la vivienda, como el alquiler o la hipoteca, el seguro del hogar, la comunidad de propietarios o el IBI.

Aquellos derivados de la educación: libros escolares, comedor, cuotas, extraescolares.

Algunos de los derivados del transporte: impuesto de circulación, transporte al trabajo o los centros educativos.

Otros seguros: de vida, de accidentes, de salud, de responsabilidad civil, etc.

Otros impuestos y otros préstamos también irían en este apartado.

Puedes consultar el artículo sobre los gastos variables y discrecionales aquí.

Consejo para ahorrar: PYF

PYF es el acrónimo de Pay Yourself First. Es decir, págate a ti primero. Consiste en separar un porcentaje fijo de tus ingresos para el ahorro, hay que hacerlo en el momento de cobro y no al final lo que ha sobrado, de esta forma podremos ir construyendo un patrimonio.

Te recomendamos incluir como gasto fijo de tu presupuesto la cantidad destinada al ahorro, como un gasto más al que debes hacer frente. ¿Qué hay más importante que tú y tú futuro?

En Inbestme te ayudamos a ahorrar y a hacer crecer tus inversiones.

Por qué es mejor invertir con un Robo Advisor que con una entidad financiera

En busca del Alfa perdida (3)

Alfa versus Beta

Rentabilidad carteras: otros factores

Hay otros factores a tener en cuenta a parte de la rentabilidad

Tags: , , ,