¿Qué debe tener el mejor depósito para el 2017?

El tipo de interés más alto. Este es normalmente el primer aspecto que buscamos en un depósito y es obvio que cuando más alto mejor. Ahora mismo las ofertas de tipos en entidades (para 1 año) con solvencia no superan el 0,5%. ¿Pero es lo único que debemos vigilar? Normalmente todos nos fijamos también en:

-El plazo. Cuanto más flexible mejor.

-El mínimo a depositar. Cuanto más bajo mejor.

No hacemos consideraciones fiscales, ya que por desgracia un depósito es poco eficiente fiscalmente. Los intereses son rendimientos del ahorro y no permiten diferimiento o acumulación de plusvalías.

¿Es un depósito realmente la mejor solución para nuestros ahorros en el 2017?

Hoy en día, con las tasas de interés nominales efectivas fluctuando muy por debajo del 0.5% por ciento (o incluso negativas), es casi seguro que el ahorrador va a obtener un rendimiento real negativo en los próximos años. Esto significa que el ahorrador tendrá una cantidad significativa de riqueza que no estará creciendo potencialmente por un largo período de tiempo. En definitiva, el ahorrador estará aceptando exponer sus ahorros a lo que hemos definido como el riesgo de la inflación o el riesgo de no hacer nada. Por lo tanto, un depósito no está realmente exento de riesgo. Si contabilizamos la inflación, veremos que la gran mayoría de ellos se enfrentan al problema de no obtener, en términos reales, la misma cantidad depositada en su momento.

Aquí puedes ver la rentabilidad esperada para una cartera diversificada inbestMe strategic perfil 3. Simula la tuya aquí.

El mejor depósito para el 2017: una cartera diversificada de bajo riesgo

Una alternativa a considerar es tener un fondo de seguridad (o cuenta de ahorro), invertido, que crezca también. En especial para aquellos depósitos o ahorros que van más allá del cortísimo plazo, una alternativa es invertir en una cartera de riesgo moderado con un porcentaje bajo de activos de riesgo, es decir que estos no superen el 30%-40% de una cartera diversificada. Esto se puede conseguir, por ejemplo, a través de nuestros planes de carteras inbestMe Strategic o inbestMe Dynamic con los perfiles del 0 al 4. Puedes hacer tú mismo la simulación aquí. Cuanto más largo sea el plazo en el que creemos que no necesitaremos nuestro “depósito “, más nos podremos acercar al perfil 4, que en ningún caso recomendaríamos sobrepasar. Con esta alternativa tendrás el mejor “depósito” para el 2017 y mucho más allá, con una expectativa de rentabilidad (a largo plazo) mucho más alta que los tipos actuales, totalmente flexible en el plazo y sólo a partir de 1.000€, y además mucho más eficiente en lo que respecta a impuestos. Si aceptamos esta visión alternativa, sería obligatorio tener los ahorros que podamos necesitar en menos de 1 año (o mejor año y medio) disponibles, o sea en nuestra cuenta corriente.

¿Cómo calcular la rentabilidad de una cartera? (p.dinero)

Según hemos visto en posts anteriores es imprescindible usar fórmulas alternativas sea ponderando por el tiempo o ponderando por el dinero cuando se producen situaciones de entradas o retiradas de dinero en una cartera para tener el cálculo adecuado de la rentabilidad.

▷ Cómo y dónde invertir en 2020

Cómo y dónde invertir en 2020 Pensar en dónde invertir en 2020 no es nada fácil. En nuestro comentario de septiembre 2019 recordábamos las incertidumbres latentes. Algunas de ellas parece que se van aclarando, guerra comercial, Brexit pero surgirán otras nuevas. Los más pesimistas ya auguran la llegada de una nueva crisis. Por si llega,

¿Por qué es tan importante el diferimiento fiscal?

Uno de los errores más habituales de muchos inversores es que no tienen en cuenta los efectos que los impuestos pueden tener sobre su inversión. Para evitar que esto te ocurra a ti, hoy te explicaremos por qué es tan importante el diferimiento fiscal.

Los comentarios están cerrados.