Imagina que, por una herencia o porque tienes suerte en la lotería, caen en tus manos 15.000€. ¿Qué hacer con ellos? ¿Dónde invertir 15.000 euros? Hoy, te contamos cómo puedes invertirlos para rentabilizarlos. ¡Vamos a verlo!

Lo primero, fondos de inversión

No vamos a andarnos por las ramas: Si quieres invertir 15.000 euros y estás en esta breve guía, es porque no tienes muchos conocimientos de inversión y no sabes dónde poner tus ahorros para generar rentabilidad.

Está bien, no pasa nada. Pero debes entender que, si te dejas llevar por cantos de sirena, es probable que pierdas todo tu dinero. Por ello no te recomendamos acudir a ningún tipo de inversión complicada que no entiendas.

Te recomendamos ir a algo sencillo: Los fondos de inversión. ¿Y qué son los fondos de inversión? Pues, sencillamente, unos vehículos de inversión en los que mucha gente pone su dinero para que unos gestores realicen inversiones en Bolsa y en renta fija.

Con esas inversiones se consigue una rentabilidad y los partícipes en el fondo se ven beneficiados sin tener que ser ellos los que se dediquen a analizar empresas y seleccionar cuándo comprar y vender.

Además, tienen otras muchas ventajas, como el hecho de que no tienes que pagar impuestos por los rendimientos que vas consiguiendo dentro del fondo. Por tanto, es una opción de lo más razonable para un inversor novato.

Guía de inversión ETFs

¿Qué tipo de fondo invertir 15.000 euros?

Ahora bien, dentro de los fondos de inversión existen muchos tipos. Generalmente, se tiende a dividirlos en dos grandes grupos:

  1. Fondos de inversión pasivos: Los fondos de inversión pasivos se centran en replicar un índice, de forma que la rentabilidad que obtiene ese índice es la que obtiene el partícipe (menos las comisiones). Como la tendencia natural de las Bolsas es al crecimiento, se compran todas las acciones que componen el índice y, de esa forma, uno se asegura cierta rentabilidad. Como no hay un trabajo de selección de activos, las comisiones a cobrar pueden ser muy bajas.
  2. Fondos de inversión activos: Los fondos de gestión activa, por su parte, son fondos de inversión que sí seleccionan las acciones que compran y cuándo las compran. Con ello, la rentabilidad puede ser algo mayor (aunque habitualmente la rentabilidad es menor, por razones que no vienen a cuento ahora), pero el trabajo también es mayor, así que las comisiones que se cobran son bastante más altas.

¿Cuál es la mejor opción? Pues, la verdad, depende un poco de cada persona y de cuál sea su perfil de inversor.

Pero, por suerte para ti, ni tan siquiera tienes por qué elegir: Hemos desarrollado una cartera que tiene lo mejor de ambos tipos de fondos de inversión. 

¿Por qué elegir? Nuestra cartera ETFs Value

Actualmente existen muchos ETFs que replican índices en cuyo interior solo hay empresas en las que se invertiría desde una perspectiva value (value es el tipo de inversión que mejores resultados ha dado entre los fondos de inversión activos).

De esta forma, te beneficias de las ventajas de la inversión pasiva (porque nuestra cartera ETFs Value sigue siendo gestión pasiva), pero tienes exposición a las empresas que estarían en la cartera de un fondo activo. Descubre todos los detalles de la inversión en la cartera inbestMe ETFs Value aquí.

El resultado es una rentabilidad mayor, con comisiones más bajas. Tan bajas que empiezan desde 0,55% de comisión de gestión. ¡Son comisiones minúsculas! Aquí tienes información sobre nuestra cartera ETFs Value.

Como puedes ver, hay varias opciones a la hora de invertir 15.000 euros, pero, sin duda, una de las mejores es a través de una cartera de inversión como en el ejemplo anterior. Aparte de la inversión Value, existen otras opciones como los fondos indexados, la inversión socialmente responsable o la inversión Dynamic.

Nueva llamada a la acción

Escriba un comentario