En este artículo vamos a hablarte sobre planes de pensiones y te daremos algunos consejos para invertir en ellos de la mejor forma posible. Pero antes vamos a recordarte algo que ya no es ningún secreto: las pensiones del futuro están en entredicho.

El número de jubilados crece más rápido que el de cotizantes y, como consecuencia, sostener el sistema público de pensiones tal y como lo conocemos no parece una tarea sencilla. Lo miremos como lo miremos, no salen los números.

Ante esta situación, quedarse de brazos cruzados sin hacer nada y esperar a que llegue alguien y solucione el problema por nosotros, no parece una decisión muy inteligente. Hay que pasar a la acción y hay que hacerlo cuanto antes.

Diseñar un plan financiero que, llegado el momento de la jubilación, nos permita mantener (e incluso mejorar) nuestra capacidad adquisitiva actual es uno de los mayores regalos que podemos hacerle a nuestro yo del futuro.

¿Cómo hacerlo? ¡Muy sencillo!

Los planes de pensiones son una de las mejores herramientas para conseguirlo, pero solo si eliges una cartera con una buena rentabilidad e inviertes en ella de forma inteligente.

Cinco consejos para invertir en un plan de pensiones

1. No vale cualquiera ni de cualquier forma

Si crees que todos los planes de pensiones son iguales, estás muy equivocado. Los hay de gestión activa y de gestión pasiva, baratos y caros, rentables y no rentables, para veinteañeros y para cincuentones…

En definitiva, la oferta comercial de planes de pensiones es enorme y no todos te ayudarán a alcanzar tu objetivo último: ahorrar para la jubilación.

Un buen plan de pensiones será aquel que se adapte a tus circunstancias personales, que tenga comisiones muy bajas y que obtenga una rentabilidad consistente en el tiempo.

2. Cuánto antes empieces, mejor

Si ya has tomado la decisión de invertir en un plan de pensiones, no pierdas el tiempo y contrátalo hoy mismo. En serio, no le des más vueltas. Cuánto antes empieces a invertir, mayor será tu horizonte temporal y, por tanto, más dinero podrás acumular y más palpables serán los efectos a largo plazo del interés compuesto o la magia del mejor ahorro.

Para muestra un botón:

Si inviertes 8.000 € al año (la aportación máxima) desde los 40 hasta los 65 años y logras una rentabilidad media del 4%, a los 65 habrás acumulado 346.494 euros. Pero si hubieses empezado a invertir diez años antes, es decir, a los 30, tu capital ascendería a 612.784 euros. ¡Casi el doble!

Aprende a invertir fácilmente ebook

3. La inversión en planes de pensiones debe tener las mínimas comisiones

A pesar del efecto devastador en el rendimiento que tienen en el largo plazo, aún a día de hoy muchos inversores no prestan la suficiente atención a las comisiones en la inversión de sus planes de pensiones. No cometas tú ese error.

En pro de tu rentabilidad futura, es fundamental que elijas un plan de pensiones con las mínimas comisiones posibles.

A largo plazo, la diferencia entre un plan de pensiones indexado con comisiones del 0,8% y otro con comisiones por encima del 2% es espectacular y no está justificada. No hay necesidad de pagar más por menos. ¿No te parece?

4. Invierte en planes de pensiones indexados

Los planes de pensiones indexados no solo tienen las comisiones más bajas, sino que también son los que ofrecen mejores rentabilidades.

El estudio IESE sobre los planes de pensiones en España entre diciembre de 2003 y diciembre de 2008. Su conclusión fue que obtuvieron una rentabilidad media del 2,11%. En ese mismo periodo el IBEX 35 creció un 5,33% anual en promedio.

Una inversión en un plan de pensiones indexado que hubiese replicado al IBEX 35 habría logrado una rentabilidad un 252,6% más elevada que la media de fondos de pensiones activos que se comercializaron en esos años.

5. Que se adapte a tus circunstancias personales

El plan de pensiones que contrates con 30 años no puede ser el mismo que tengas a los 50. Tus circunstancias cambian y tu plan de pensiones debería adaptarse a ellas.

Con 30 años la volatilidad del mercado te debería dar igual, por lo que puedes invertir en un plan de pensiones de renta variable. Sin embargo, los 50 no son los mejores años para asumir riesgos. A esa edad la parte de renta fija del plan debería ser bastante mayor.

En este sentido, una cartera de planes de pensiones es, a todos los efectos, mejor opción que un único plan de pensiones. Según pasan los años, tu plan se ajusta a tu perfil inversor.

En inbestMe somos expertos en gestionar las carteras de planes de pensiones más óptimas para ti. No tienes que preocuparse por nada y nosotros mantenemos tu plan ajustado a tu perfil inversor, bajando (o subiendo) el plan, de acuerdo a tus circunstancias personales.

Descubre tu perfil inversión

Escriba un comentario