Howard Marks ha publicado su segundo libro “Cómo dominar el ciclo del mercado o cómo poner las probabilidades a tu favor”. No hemos tenido aún la posibilidad de leer el libro, pero seguro que estará repleto de sabiduría. La introducción que nos hace el mismo de su libro es prometedora:

“No es un libro sobre historia financiera o economía, y no es muy técnico: casi no tiene números. Más bien, el objetivo del libro, como con mis memorandums, es compartir lo que pienso, esta vez sobre el tema de los ciclos. Como usted sabe, mi opinión es que, si bien los inversores no pueden saber lo que nos espera, sí pueden aumentar su probabilidad de éxito si basan sus acciones conociendo en qué momento del ciclo está el mercado.”

Howard Marks ganó miles de millones invirtiendo fuertemente en lo peor de la última crisis financiera. Marks y su equipo lograron una gran inversión al momento en que todos los demás en el mercado estaban aterrorizados. Sus memorandums son famosos y son incluso una fuente de inspiración para Warren Buffett.

Es muy interesante escuchar este vídeo donde se puede ver su forma de pensar.
A continuación, extraemos algunas ideas, las que nos parecen más importantes.

¿Cómo invertir mejor, venciendo tus emociones? Simplemente hazlo

En el momento de escribir este artículo, los mercados han vuelto a la normalidad y la volatilidad inherente a ellos. Creemos especialmente útil revisar su forma de pensar en lo que se refiere al comportamiento financiero (behavioural finance). Una frase que nos parece ocurrente es:

“Como dicen en el baloncesto, no se puede entrenar la altura. No importa lo bueno que sea un entrenador de baloncesto, sus jugadores no van a crecer más.”

Por lo tanto, lo que recomienda para controlar mejor nuestras emociones es:

1 – Aprender por qué es importante no tener emociones y por qué la emocionalidad es el enemigo del inversor. En definitiva, aprender por qué la emoción humana conspira para hacer constantemente que los inversores hagan lo incorrecto.

2 – Luego, el segundo paso sería simplemente hacerlo. Es decir, aceptar que debemos controlarlas a pesar que es difícil, pero decidirse a vencerlas. Él aclara que en este aspecto no se trata de convertirnos en un robot y conseguir la perfección. “Bastará con hacer un mejor trabajo del que solías hacer”.

¿Cómo invertir mejor, venciendo tus emociones? Piensa en probabilidades

Cuando se le pregunta ¿qué hace que el mercado suba y baje? su respuesta es que en gran medida es psicología o popularidad. Y los cambios en la popularidad son impredecibles. Y si lo son, entonces la mayoría de los pronósticos no van a funcionar.

Por lo tanto, es importante no dar respuestas deterministas o es un error darlas. En definitiva, así como es posible determinar en cierta medida lo que va a pasar nunca conocemos el cuándo. Y esto nos lleva a una importante conclusión: un inversor debe aceptar el vivir con cierta incertidumbre. Sólo añadiríamos en este punto una cita de Peter Lynch que hemos usado en otras ocasiones: “No sé si los próximos 1.000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo, pero estoy seguro de que los próximos 10.000 serán hacia arriba”. Dicho de otra forma para tener la posibilidad de beneficiarnos de la tendencia natural alcista de los mercados debemos aceptar caídas en el corto plazo imposibles de determinar cuándo se van a producir realmente y porqué.

¿Cómo invertir mejor, venciendo tus emociones? La rentabilidad promedio no es la norma

La rentabilidad de la renta variable americana, por ejemplo, se sitúa en promedio en el 9,5%. Esta es una idea que ya hemos comentado en otras ocasiones: este promedio como tal no se obtiene casi nunca en un año. En concreto aclara que rara vez veremos una rentabilidad entre el 8% y el 12%. Muchas más veces, la rentabilidad real está fuera de ese rango que, dentro de él, por lo tanto, el promedio no es la norma. Esto es mayormente debido a que se producen “excesos emocionales al alza”, que luego requieren una corrección a la baja.

Conclusión: ¿cómo invertir venciendo tus emociones?

Howard Marks también nos indica que los cambios en los resultados de un año o de un trimestre no son tan importantes y comenta que aun así las personas reaccionan excesivamente a los eventos de corto plazo. Creemos que esto es también aplicable a los mercados en general. Idealmente queremos estar (siempre) en el lado correcto, pero en el corto plazo puede que no siempre estemos en positivo. Sólo aprendiendo a controlar algo mejor nuestras emociones y aceptando que en el corto plazo puede pasar de todo, tendremos la posibilidad de aprovechar la tendencia natural alcista de los mercados y beneficiarnos de ella “poniendo las probabilidades a nuestro favor”.

Seguro que conocer los ciclos económicos nos ayudará a tomar mejores decisiones. Pero hay temas más básicos: tener un buen plan de inversión nos ayudará a controlar mejor nuestras emociones. El que quiera profundizar puede leer estas observaciones pero, como están en inglés, extraemos las principales ideas muchas en línea con lo comentado:

1. Las carteras (de los entrevistados) son como una “sopa” de inversiones aleatorias, aparentemente improvisadas con el tiempo.
2. A pesar de la naturaleza aleatoria y fragmentada de las carteras, (la mayoría de los entrevistados) están emocionalmente vinculados a las posiciones actuales.
3. (El inversor) tiende a tener una opinión binaria sobre la inversión, es decir, pensar en términos de 100% invertido o 100% desinvertido.
4. (El inversor) alberga un deseo secreto de apostar, y busca a otra persona para pronosticar el futuro para poder satisfacer ese deseo.
5. Todos los comentarios mencionados anteriormente persisten y se amplifican, ya que no tiene un plan de inversión personal (escrito). Y la gran mayoría de los inversores no lo hacen.

La recomendación final: hacerse un plan de inversión que cubra nuestras necesidades, partiendo de cero, como si no tuviéramos ninguna posición. Desde inbestMe podemos ayudarte a crear tu plan de inversión personalizado aquí.