Anteriormente ya habíamos visto la primera parte de ¿cómo y cuánto invertir en Bitcoin? Ed. 2021 donde analizábamos el mundo crypto y destacamos el Bitcoin como método de inversión.

En esta segunda parte hablaremos sobre si la inversión en Bitcoin persistirá en el tiempo o es una burbuja, una de las preguntas que nos hicimos en el post anterior y además relataremos la experiencia personal de Jordi Mercader, CEO de inbestMe, con el mundo del Bitcoin.

¿El Bitcoin persistirá en el tiempo?

Más allá de los aspectos técnicos ya comentados en la primera parte, la gran duda es si el Bitcoin persistirá y se consolidará como reserva de valor.

Hay dudas razonables de si seguirá creciendo como alternativa al oro en una cartera (oro digital se le llama veces), si estará a salvo de los reguladores, y de la creciente competencia de otras criptomonedas más fáciles de usar y más amigables con el medio ambiente.

Debido a esas dudas y otras muchas creemos que no es posible tener una conclusión única ni definitiva sobre la conveniencia o no del uso de Bitcoin en el marco de una cartera de inversión debido a su corta historia.

Para los que quieran profundizar aún más sobre el tema pueden ir a estos links en cierta forma bastante contrapuestos y que ratificarían:

Warren Buffett

«Probablemente sea veneno para ratas al cuadrado».

Ray Dalio, Bridgewater¹

“En general, está claro que Bitcoin tiene características que podrían convertirlo en un atractivo depósito de riqueza; también ha demostrado ser resistente hasta ahora.»

Por un lado reiteramos que no es imprescindible, ni mucho menos tener exposición a Bitcoin en una cartera, pero por otro lado no vemos ningún problema para que el inversor más inquieto y que puede aceptar algo más de volatilidad puede optar por añadir cierta exposición a Bitcoin.

Para profundizar algo más en esto y siguiendo con el estudio de Morningstar parece que la marginalidad del incremento en rentabilidad está en torno al 5% de una cartera. 

Invertir en bitcoin con etfs
Elaboración propia con datos de Morningstar Direct a 31/12/2020

Desde este punto de vista parecería lógico llegar hasta un 5% de exposición. Aun así la volatilidad extrema del Bitcoin parece recomendar seguir con una limitación del 3%. Un inversor más agresivo puede optar por un rango del 3% al 5%.

Todo esto no resuelve la cuestión de si el Bitcoin es o será una nueva clase de activo

En este sentido puede ser que se le esté dando más importancia de la que tiene y la decisión de añadir exposición a Bitcoin puede equivaler más, a añadir una exposición sectorial a nuestra cartera, por ejemplo a tecnología vía la incorporación de un ETF al Nasdaq.

Sí es cierto que la baja correlación del Bitcoin con otras clases de activo podría ser un buen argumento diferencial con este último comentario. Pero también es cierto que en circunstancias extremas el Bitcoin no se ha comportado siempre como un activo refugio.

En este sentido se le critica que en momentos de alta volatilidad o grandes caídas no solo no ha servido de refugio sino que más bien hubiera exagerado las caídas de una cartera.

Gráfico de las caídas por la crisis de la COVID-19 invertir bitcoin etfs

Arriba a la izquierda tenemos el periodo de caídas ligadas a la crisis de la COVID-19: en ese periodo mientras por ejemplo el índice S&P500 (SPX Index) cayó un 33,8%, el índice CMBI BTC index caía incluso más hasta un 37,8%, el oro (representado en este caso por el ETF SGLD) caía mucho menos hasta el 3,8%.

Arriba a la derecha tenemos el último trimestre del 2018 periodo también de altas correcciones en los mercados donde el S&P500 perdió un 13,8%, el CMBI BTC index cayó mucho más hasta el 43,8%, mientras que el oro subió un 7,9%. En estos dos periodos el oro hubiera sido un mejor diversificador que el Bitcoin.

Descargar 7 inversiones de rentabilidad a largo plazo

Experiencia personal de Jordi Mercader sobre el uso de Bitcoin como inversión en el marco de una cartera de inversión

Son contados los clientes que han decidido añadir exposición a Bitcoin en sus carteras a través de inbestMe desde que empezamos a hablar del tema en el 2017 (cosa que por otro lado nos parece normal).

En ningún caso hemos estimulado añadir esta exposición desde inbestMe ni lo seguiremos haciendo, más bien al contrario. Este post y los anteriores sobre el tema, más allá de compartir datos y vivencias personales, tiene como objetivo compartir información de primera mano sobre el tema, en especial para ayudar a nuestros clientes y seguidores en sus consultas constantes.

Uno de los que sí añadió exposición a Bitcoin fui yo mismo en mi cartera con más riesgo. Nunca me ha gustado hablar de una inversión sin tener experiencias propias.

Comparto esta experiencia no para hacer alarde de nada, sino simplemente como un dato más para el que esté considerando este tipo de inversión.

Nadie debe tomar lo expuesto en este post ni lo que viene a continuación como una recomendación positiva sobre este tipo de inversión, sino más bien todo lo contrario. Mi caso no es extrapolable a nadie.

Aunque muy a menudo me considero un “outsider” en la industria de la inversión, probablemente los más de 30 años dedicados a manejar directamente mi patrimonio y los más de 10 con patrimonios de los demás y la experiencia adquirida me convierten probablemente en un inversor muy sofisticado.

Sofisticado o no, las experiencias propias me han ayudado a entender y correr ciertos riesgos al menos en la parte más agresiva de mi portafolio de inversión que minimizo con la posibilidad de invertir para el muy, muy largo plazo que me permite mi situación financiera.

Invertir en Bitcoin y en general en criptomonedas me sigue pareciendo una inversión con mucho riesgo y que en caso de seguir adelante solo debe hacerse con un bajo % de nuestro patrimonio. 

Aún más arriesgado considero la compra-venta y especulación en Bitcoins y otras criptomonedas, de ello hablaremos brevemente más adelante.

Tal como lo expresé en su momento mi propósito fue añadir en torno a un 1% de exposición a mi cartera más arriesgada y controlar de forma estricta esta exposición.

Esto implicó rebalancear varias veces (al menos tres veces que yo recuerde) la cartera inbestMe Advanced donde añadí exposición a Bitcoin, ya que la sobrevaloración exponencial de la criptomoneda hizo superar claramente esa exposición inicial y tuve que flexibilizar mi exposición hasta el 3%. Esa exposición se obtuvo a través del:

  • COINXBT: Bitcoin Tracker One EUR que cotiza en Suecia, la única opción en ese momento. Recordemos que invertir en Bitcoin implica el uso de un ETC y, que por tanto, además del riesgo del activo añadimos el riesgo del emisor que hay que considerar.

Parte de este estudio lo he hecho para mi mismo y para ese inversor inquieto que nos consulta. El incremento de las nuevas opciones para invertir desde Europa lo exigía. Si no tuviera implicaciones fiscales importantes (recordemos es un ETC que hay que vender) seguramente me movería a otra opción ahora mismo, aunque por otro lado no tengo ninguna información que me haga pensar en algún riesgo inminente del emisor.

La rentabilidad acumulada de la parte no vendida de esa posición es de 4200% y equivalente a un 142% TAE. Asumiendo que se hubiera mantenido constantemente en el 3% a la exposición deseada en la cartera, esta posición hubiera añadido una TAE aproximada de un 4% a la cartera total (en realidad fue algo más).

Esta TAE adicional es muy relevante (como indicación recordar que la TAE de una cartera indexada estándar perfil 10 está en torno al 7,5%).  Pero recordemos que la mayoría de esta plusvalía es latente por tanto no está realizada y en cualquier momento se puede esfumar si el Bitcoin desaparece o pierde valor de forma importante. 

Experiencia personal de Jordi Mercader sobre la compra-venta de Bitcoins

Nota: la experiencia que describo a continuación no pretende ser ninguna recomendación sino más bien una simple exposición de mi corta experiencia en este mundo. Está orientada a que aquellos clientes que nos preguntan tengan una primera información no sesgada o sesgada por la propia y limitada experiencia. Les recomiendo que profundicen muy en detalle antes de hacer ningún paso o que simplemente hagan pruebas con muy pequeñas cantidades al inicio. En internet encontrarán multitud de comparaciones entre las diferentes opciones que nombro más abajo. Si lees y contrastas varias de ellas te harás una buena composición de lugar antes de empezar y sobre todo si finalmente lo haces empieza muy poco a poco.

Antes de invertir en Bitcoin también compré Bitcoin a través de otros canales. Durante todo el post he ido usando la palabra invertir y comprar con una doble intención. Considero que comprar Bitcoin, al menos al inicio, no era invertir. En origen era disponer de una nueva moneda o de acceder a una nueva forma de pago muy eficiente y fuera del control de los gobiernos.

Pero ya hemos visto que el uso como tal es muy limitado. Hay muchos que consideran que esto es invertir aunque lo que en realidad hacen es más bien especular. En todo caso tampoco es ninguna crítica, pero sí que es bueno saber en todo momento lo que estamos haciendo. Porque cuando especulamos conviene hacerlo de forma muy controlada.

El primer servicio que escogí fue Coinbase. Como CEO de una empresa Wealthtech tengo casi la obligación de estar alerta a todo lo que ocurre en el mundo del Fintech. Insisto en que un usuario normal no tiene por qué complicarse la vida y puede ser mucho más recomendable dejar de lado completamente este mundo.

Obviamente esa pequeña posición también se fue multiplicando con múltiplos similares a los ya comentados y para mí se ha convertido en una inversión también (ni lo miro ni lo toco más allá de experimentar con las diferentes plataformas).

Esto es lo que me hizo pensar si tenía sentido usar un wallet. Si realmente mantenía Bitcoins (invertía en ellos) durante un largo tiempo, consideré que un wallet en mi móvil no era la forma más segura de depositar mis inversiones.

Ya he contestado a esto más arriba. Coinbase es uno de los “exchanges” de Cripto monedas y wallets más reconocidos y creo que en general es una buena opción para aquel que quiera iniciarse. Coinbase ha salido recientemente a bolsa. Se acostumbra a comparar Coinbase con Kraken, ya que los dos fueron de los primeros. La interfase de Coinbase y su App tiene un muy alto nivel de diseño y funcionalidad y no es fácil de usar al menos para los que estamos habituados al uso de plataformas Fintech.

Curiosamente las comisiones de compra-venta de Bitcoin, y en contradicción a sus orígenes son caras, entre el 1%y el 2%. Bien es cierto que en este caso estoy hablando del coste real de intercambiar divisas en el mercado. Otra cosa es lo que nos cuesta en nuestro banco que puede llegar a porcentajes del 3%. Esto hace que la inversión a través de ETCs sea casi homologable en cuanto a costes.

Desde entonces han salido muchas más plataformas. Con las que he tenido cierta experiencia es con Binance y Bitpanda y tampoco he tenido ningún problema. Últimamente también he conocido otro tipo de plataformas tales como Wirex y Crypterium que lo que hacen aparte de poder comprar y vender Criptos es conectar ese mundo con el mundo Fiat. Crypterium además abre cuentas de depósitos (en torno al 4%) en ciertas criptodivisas. Pero claro las garantías son las que son (nulas).

En general en todas estas plataformas compras la divisa real y tienes tu dirección de wallet a la que puedes transferir desde o hacia otros servicios que también lo permitan (o incluso a otros teléfonos móviles directamente). He observado también que algunas plataformas (muy avanzadas) de agregación financiera dejan conectar directamente direcciones de cripto monedas.

También puedes optar por tener una primera experiencia más simple, y obtener exposición a criptodivisas vía un neobanco. Por ejemplo Revolut lo permite. En este caso no compras la divisa en sí sino que lo que realmente haces es tener exposición indirecta a la criptodivisa y es Revolut quien lo hace por ti, cuestión en realidad muy diferente a la anterior (aunque aparentemente es lo mismo). Estás depositando la confianza en Revolut y en su depositario para tus criptomonedas mientras que en “los exchanges” eres tú mismo quien tiene la criptodivisa en el wallet.

Para tener una pequeña experiencia y exposición puede ser más que suficiente. Es muy interesante la opción de programar una compra periódica (muy pequeña al inicio, yo lo hago con 5€) y vas comprando sin tener que estar pendiente de la cotización a diferentes precios (lo de siempre, aquí es aún más difícil acertar el timing y si lo aciertas será por casualidad o sea no te animes demasiado si consigues algunos éxitos).

Más allá de modas y ruido, si quieres tener exposición a Bitcoin en tu cartera reflexiona bien en los pros y contras y limita tu exposición. Una vez analizados los pros y los contras y solo entonces no dudes en contactar a info@inbestme.com si quieres obtener esta exposición a través de una cartera inbestMe Advanced y te ayudaremos a analizar tu caso.

Descubrir plan de inversión


¹ Este link incluye un interesante research de Bridgewater sobre el Bitcoin.

Escriba un comentario