El inicio de los mercados en agosto, de nuevo como en muchos agostos, ha empezado con caídas. 

¿Qué está sucediendo?

Veamos qué está sucediendo y cuál es la mejor manera para que un inversor a largo plazo lidie con un período como este.

· La semana pasada, el presidente Trump ordenó inesperadamente un aumento arancelario del 10% en las importaciones chinas empezando el 1 de septiembre. La razón para esto aparentemente, fue el hecho de que China no compró la cantidad de productos agrícolas que el presidente XI y Trump acordaron en Osaka.

· China tomó represalias el lunes (4/8/2019) pidiendo a las empresas chinas que cesen las compras de productos agrícolas estadounidenses.

· En el frente de la divisa, los chinos permitieron la caída de la cotización del yuan. El dólar ahora vale más de 7 yuanes, lo que se consideró una barrera muy importante. Por otro lado, Trump señaló a China como un «manipulador de divisas».

· Todo esto aumenta la presión de la administración de EE.UU. sobre la Reserva Federal para reducir más el tipo de interés oficial para sostener la economía y debilitar el dólar (la semana pasada la administración abogaba por un recorte mayor)

 

Miremos las cosas en perspectiva

Tratemos de poner las cosas en perspectiva. 

Si observamos el índice seguido a nivel mundial, como el S&P 500, el precio actual está aún  un 12% arriba en el año. Caídas repentinas como esta han ocurrido ya dos veces durante los últimos 12 meses: la primera a fines de 2018 cuando el índice perdió alrededor del 20% y en mayo cuando perdió alrededor del 8%. En ambos casos, el índice se recuperó rápidamente y alcanzó nuevos máximos.

Ahora hemos perdido alrededor del 7% desde el último pico. Esto no es infrecuente: durante los 10 años transcurridos desde la gran crisis financiera de 2008/2009, ya ha habido 25 correcciones de mercado en las que el mercado cayó más del 5%. La volatilidad del mercado no es infrecuente durante esta época del año.

Las relaciones entre China y los Estados Unidos son ciertamente tensas en este momento, pero podríamos asumir que parte de esto es debido a las tácticas de negociación para lograr un mejor acuerdo. Los bancos centrales han mostrado su compromiso de sostener los mercados con políticas expansivas y el compromiso de reiniciar la compra de activos si es necesario.

 

¿Qué hacer ante esta nueva muestra de volatilidad estival?

Lo peor que puede hacer un inversor ahora es ser víctima de las emociones. Debido a las decisiones dictadas por el pánico o la avaricia, el inversor promedio en el S&P 500 obtiene un rendimiento anual que es aproximadamente un 3,5% más bajo que el rendimiento del índice. Solo en 2018, el inversor promedio perdió un 9,42%, mientras que el índice perdió solo un 4,38% (fuente: Dalbar).

Nuestras carteras están diseñadas teniendo en cuenta que los mercados pasan regularmente por períodos difíciles y se reequilibran periódicamente para mantener constante tu nivel de riesgo. Si mantienes la calma, es muy probable que logres tus objetivos a largo plazo, si la pierdes reducirás la probabilidad de lograr tus objetivos a largo plazo.

No queremos minimizar el hecho de que los altibajos en el valor de la cartera son inquietantes, pero son una parte integral e inevitable del proceso de inversión

Si has reflejado bien a tu situación personal, al calcular tu perfil de riesgo, te asignamos solo el nivel de riesgo que puedes soportar psicológica y financieramente en todas las situaciones de mercado y esto permitirá que tu cartera atraviese este difícil período de mercado con un nivel de volatilidad adecuado para ti.

Por lo tanto, nuestro consejo es como ya hemos recomendado en otras ocasiones: 

1- No seas víctima de decisiones miopes impulsadas por tus emociones.

2- Mantén tu rumbo hacia tus objetivos a largo plazo.

3- Ten confianza que con nuestra gestión administramos correctamente los riesgos de tu cartera para que tus objetivos de rentabilidad se cumplan en el largo plazo.

 

Tags: , , ,