Hoy entrevistamos a Gonzaga Giménez Sasieta, inversor en bolsa a medio y largo plazo y autor de la web Slowinver.com. Apasionado del mundo de la inversión y de la filosofía «Slow-inversion» lleva más de 10 años en este mundo, pasando de trabajar del entorno de programación al entorno de la inversión. Además, intenta simplificar su estrategia de inversión para compartirla en su blog.

Conoce mejor a Gonzaga Giménez a través de esta entrevista donde descubrirás más sobre sus experiencias, pensamientos y consejos. 

¿Recuerdas haber roto tu primera hucha de pequeño? ¿Cuánto dinero ahorraste?

Recuerdo mi primera hucha: fue un proyecto consistente en guardar monedas de 50 pts, (unos 30 cts de euro). ¡Para un niño eran monedas muy valiosas!. Y lo bueno fue que poco a poco corrió la noticia entre la familia extensa, y algunos parientes comenzaron a darme de vez en cuando una monedita. Llegué a tener bastante pasta, para mis estándares infantiles, y me hacía ilusión ver cómo crecían mis monedas. Pero no recuerdo cuándo la rompí, ni lo que compré con ella.

Ahora sé que suele ser mejor la ilusión por obtener un resultado que el resultado en si. O lo que es lo mismo: disfrutemos del camino, en donde estamos mucho tiempo, más que de la meta.

¿Por qué pasaste de trabajar en el sector de las tecnologías de la información y programación a establecerte como inversor de modo semi-profesional?

En mi época de estudiante me gustaba mucho la programación, y para mí fue natural trabajar de analista/programador. Pero pronto descubrí que la informática profesional era muy aburrida: aplicaciones de gestión y administración, desarrolladas para empresas que no saben muy bien lo que quieren.

Así que cuando encontré las estrategias programables cuantitativas, tan creativas, me pareció un mundo fascinante, y me lancé a desarrollar ideas que leía en libros y webs.

Tras varios años testeando cientos de ideas en paper trading, quise probarlas con dinero real. Abandoné, gradualmente, mi trabajo como programador y comencé a invertir cantidades crecientes, siguiendo mis mejores estrategias desarrolladas durante esos años.

¿Cuál es tu experiencia en el mundo de la inversión y cómo te surgió la idea de empezar un blog?

Siempre me ha gustado invertir en bolsa. Compré mi primera acción con 18 años (Altos Hornos de Vizcaya, nada menos), pero durante mucho tiempo invertí como un aficionado, sin metodología clara.

A partir de mis análisis cuantitativos, comencé a invertir en serio, cada vez con mayor dedicación. Poco a poco, por el “boca a boca”, varias personas empezaron a confiar en mí para sus inversiones. Esta implicación desde entonces ha ido creciendo, y desde aproximadamente el 2007 dedico todos los días varias horas a gestionar inversiones en bolsa.

El blog también ha sido algo gradual. Al principio lo lancé para no estar tan solo, y contactar con gente que tuviera la misma pasión por la bolsa. También para organizar mis múltiples ideas, divulgarlas y recibir feed-back. En ese sentido me ha sido muy útil, aunque no le dedico al blog todo el tiempo que quisiera.

Tienes artículos interesantes donde das consejos a los inversores, ¿Qué consejo principal le darías a alguien que empieza a invertir?

Es una pregunta difícil. Un solo consejo no es suficiente, porque la bolsa es un entorno complejo, y además cambiante. También depende del estilo de inversión que más te guste. Pero si tuviera que elegir algo, diría que lo primero es que hay que ser prudente y controlar el riesgo. El dominio de las pérdidas son una de las claves. Céntrate en cuidar las pérdidas, que los beneficios se cuidan solos.

De todos los posts escritos en tu blog ¿cuál es tu favorito?

No tengo uno favorito. Después de tantos años, tengo más de 200 ideas publicadas, y de muy distintos estilos, así que no hay una que sea la mejor. Desde un punto de vista divulgativo, siempre me ha gustado la idea de invertir mal y aún así ganar, que cuento aquí. Como técnicas de inversión, son interesantes para la inversión a medio y largo plazo la cartera TOP 20. Y para plazos más cortos, la técnica de contracción de rango, que cuento en este artículo, donde además podrás descargar las herramientas necesarias.

Como inversor, ¿tienes algún libro favorito qué recomendarías a otros inversores?

Muchos libros me han gustado, y de casi todos he aprendido algo. Pero como libro de iniciación y de consulta, me encantó el libro de Cárpatos, “Leones contra gacelas”. Es un libro que recopila muchos aspectos teóricos y prácticos de la bolsa. Recuerdo que lo recogí en Correos, lo abrí allí mismo, y luego seguía leyendo por la calle de tan interesante que me parecía. Otro libro también interesante es “A wealth of common sense”, de Ben Carlson.

Durante tantos años en bolsa, seguro que has sufrido subidas y caídas de tus inversiones ¿Qué le dirías a alguien que está asustado cuando caen los mercados? ¿Cómo reaccionas tú?

Muy buena pregunta. Se puede hablar mucho de esto. Lo primero que diría es que, si estás asustado, vende todo y revisa tus métodos de inversión y tu tolerancia al riesgo. Si inviertes con miedo, es imposible que ganes.

Debes tener claro en cada momento porqué estás invertido en un activo. Esto no quiere decir que no vayas a perder dinero en algún momento. Pero la clave es que inviertas siguiendo un método (que no tiene porque ser muy complejo) y actuar en consecuencia.  Por eso, yo nunca tengo miedo en bolsa, y si pierdo cuando caen los mercados, vendo conforme a mis reglas. Los buenos inversores suelen ser buenos “cerradores”.

Cuando empezaste a ayudar a personas cercanas, estoy seguro de que recibías siempre la misma pregunta: cuál es el mejor momento para invertir. ¿Qué les respondes?

Para estas preguntas sencillas, suelo decir que no respondo. Los amateurs muchas veces quieren un “soplo”, o un consejo infalible de cuando invertir o en qué invertir. Pero el problema de los consejos es doble: lo primero, que en torno al 50% de los consejos van a fallar; sea quien sea el que lo diga. Lo segundo, que suelen tener una caducidad muy corta. Así que yo suelo dar consejos más bien generales, que puedan ayudar en el largo plazo.

Inviertes en ETFs y acciones ¿Qué piensas sobre ellos y el horizonte de inversión?

Yo prefiero ETFs y acciones porqué en general no presentan apalancamiento. Las acciones tienen además la ventaja sobre otros productos, como los derivados o las divisas, de que se pueden analizar por fundamentales además del análisis técnico, lo cual ayuda a elegir la acción correcta.

Por otro lado, los ETFs son un gran invento para el inversor particular, que permite diversificar en muchos mercados, sectores y estilos, algo que antes estaba reservado a los profesionales. Así que la combinación de ETFs más acciones es suficiente para invertir de un modo rentable, sin necesidad de entrar en productos más sofisticados y complicados.

¿Qué es la filosofía “Slow-Inversion” que describes en el blog?

En general, se trata de invertir con pocos movimientos, poca complejidad, y una orientación al medio y largo plazo. El exceso de movimientos es muy poco eficiente. Como dice Buffet, la piedra angular de una buena inversión debe ser el letargo, bordeando la pereza. Lo explica así, literalmente. Y yo estoy de acuerdo: si tienes dinero tranquilo, capaz de ignorar la locura del mercado, y seguir métodos razonables durante al menos 3 años, la probabilidad de ganar dinero es muy superior al market timing.

Ganar dinero en bolsa no es fácil, pero es muy simple. El principio KISS (“Keep it simple, stupid”) se aplica muy bien a las inversiones de bolsa, en mi opinión. Muchas personas buscan rentabilidad en plazos cortos, pero como se sobrevive es obteniéndola en plazos largos, que al final es el único plazo relevante.

Escriba un comentario