Mayo ha sido un mes muy difícil para los mercados, ya que se replanteó la posibilidad de un retraso del acuerdo comercial entre China y EE. UU. Un flujo continuo de tweets y declaraciones hizo que la situación fuera muy confusa. Han dominado las ventas en los activos de riesgo en todo el mundo, a la vez que los inversores se volcaban en activos seguros como bonos del Tesoro y activos refugio como el oro, yen japonés y franco suizo.

Los inversores temen que las tensiones comerciales resulten en una desaceleración global que podría resultar en una recesión. Anticipar una recesión es importante porque las caídas del mercado que coinciden con una recesión son mucho más pronunciadas y más largas que las correcciones de mercado que no coinciden con una recesión.

¿Existen evidencias de una recesión? Tenemos que decir que por ahora no hay evidencia de una recesión inminente, incluso si la economía se está debilitando en algunas áreas. Aunque eso no significa que la recesión esté comenzando de inmediato, indicadores como la inversión de la curva de rendimiento de EE. UU. están dando señales de alerta. Por otro lado, el mercado laboral en los Estados Unidos, que es probablemente el indicador más importante de la fortaleza de la economía, sigue siendo fuerte.

¿Cómo se refleja esta situación en nuestras carteras Dynamic?

El mes pasado salimos de los mercados emergentes de renta variable y concentramos la exposición de mercado en Europa y Estados Unidos. Esto resultó ser una buena decisión, ya que evitamos toda la debilidad de China y otros mercados emergentes debido a la falta de un acuerdo entre China y Estados Unidos y las sanciones contra Huawei. Europa fue el área geográfica de mejor rendimiento, seguida por los Estados Unidos.

Recordemos que nuestras carteras Dynamic tienen dos partes: una parte central que se basa en nuestras carteras Strategic (carteras a largo plazo) y una parte satélite que gestionamos activamente de acuerdo con un modelo de asignación táctica de activos. Tal modelo es construido con dos objetivos principales:

1) proteger las carteras al reducir el riesgo cuando el mercado cae.

2) mejorar los rendimientos invirtiendo en los activos que muestran la tendencia alcista más fuerte.

Este mes nuestros indicadores están mostrando más signos de cautela. Tenemos que decir que las expectativas no son completamente negativas y el hecho de que el mercado haya caído significativamente durante los últimos días podría implicar un rebote a corto plazo. De todas formas, la incertidumbre está aumentando y el crecimiento económico se está desacelerando, por lo que preferimos mantenernos con nuestro modelo y proteger las carteras de los clientes en inbestMe Dynamic al reducir la asignación a los activos de más riesgo.

¿Qué cambios haremos en nuestras carteras Dynamic?

En base a estas consideraciones, el peso asignado a renta variable se reducirá entre el 5% y 19% (dependiendo del peso total de renta variable en los diferentes perfiles), mientras que la asignación geográfica continuará concentrándose en Europa y los Estados Unidos, hasta que se obtenga más claridad sobre la disputa comercial.

No se realizarán cambios en la parte de renta fija de nuestras carteras en euros. En las carteras en dólares, decidimos aprovechar la fuerte caída en los rendimientos de los bonos con vencimientos a largo plazo (lo que implicaba un aumento en su precio) mediante la venta de una parte de ellos y la compra de bonos del Tesoro con vencimientos más cortos, que ofrecen un rendimiento muy interesante con un riesgo menor.

En el momento de publicar esta actualización los cambios ya se están efectuando para los clientes de inbestMe Dynamic.

Tags: ,